Inicio Curiosidades Solresol, el lenguaje del siglo XIX basado en la música

Solresol, el lenguaje del siglo XIX basado en la música

solresol

Un profesor de francés pasó más de tres décadas creando el Solresol. Después de su muerte en 1862, fue olvidado en gran parte.

En los últimos siglos, aquellos que han tratado de crear un lenguaje universal lo han hecho por una variedad de métodos. El enfoque a posteriori generalmente siempre ha resultado de la unión del vocabulario o la gramática de algunas lenguas comunes, desarrollando algo así como un Esperanto. Un lenguaje a priori, creado a partir de cero, es más científico, y busca un sistema taxonómico para organizar las letras, las palabras y la estructura de las oraciones.

Pero para Jean-François Sudre, un profesor de música en la Francia del siglo XIX , el objetivo era el solresol, construir un idioma a partir de la música.

La visión de Sudre de un lenguaje universal trascendió las fronteras lingüísticas. Desde palabras escritas y habladas hasta melodías, gestos, números e incluso colores, hay pocas maneras en que uno no puede expresarse en el Solresol, el idioma que Sudre pasó más de tres décadas desarrollando. Pero después de su muerte en 1862, fue en gran parte olvidado.

Jean-François Sudre, el violinista, compositor y profesor de música francés que desarrolló Solresol.
Jean-François Sudre, el violinista, compositor y profesor de música francés que desarrolló Solresol

Solresol comenzó su andadura como una especie de código. En su libro de 2001 Banvard’s Folly, el escritor Paul Collins detalla los comienzos de la lengua. Sudre partió a principios de la década de 1820 vinculando las 12 notas de la escala musical con letras, así como con señales manuales, en un sistema que llamó Téléphonie.

Sudre pronto estableció en un lenguaje basado completamente en el solfeo, el familiar sistema do-re-mi donde las sílabas cortas representan las siete notas naturales de la escala diatónica, concluyendo con Si. Estas siete sílabas, tanto solas como en una amplia gama de combinaciones, fueron utilizadas para formar el vocabulario del Solresol; los músicos podrían tocar o cantar estas notas, mientras que otros simplemente podrían tomarlos al pie de la letra como un conjunto de letras para leer o hablar.

Debido a que la naturaleza repetitiva de un lenguaje con solo un puñado de combinaciones de letras y sonidos fácilmente podría volverse confuso, Sudre planeó limitar el Solresol a palabras de cinco sílabas, resultando un léxico potencial de 11.732 palabras.

solresol lenguajePronto, la preocupación de Sudre por la comunicación verdaderamente universal lo llevó a buscar métodos para expresar Solresol incluso más allá del sonido y la palabra escrita. Las señales manuales, ya presentes en el Téléphonie, también podrían comunicarse a través del tacto, similar al sistema que Annie Sullivan utilizaría algún día para enseñar a Helen Keller.

Tanto en espectáculos públicos como en eventos privados en toda Europa Occidental, Sudre y algunos músicos amigos hicieron demostrarones del Solresol, traduciendo y comunicando con éxito, quedando la audiencia fascinada. Según Collins, la prensa se hizo amplio eco del esfuerzo de Sudre e incluso notables, como el novelista Victor Hugo y el compositor Héctor Berlioz, elogiaron el proyecto. Aun así, los costos de las giras -y de dedicar la mayor parte de su tiempo y energía al trabajo no remunerado de la creación de un idioma- demostraron ser inútiles y, a partir de la muerte de Sudre, el Solresol no había logrado ningún tipo de reconocimiento oficial.

Su viuda Josephine, aportando sus propias ideas, dio el primer paso hacia la preservación del legado de su esposo con la publicación en 1866 de su manuscrito de gramática y vocabulario, Langue Musicale Universelle. Y en 1902, el devoto del Solresol, Boleslas Gajewski, publicó una guía gramatical elogiando la simplicidad de la lengua, incluso para aquellos con poca habilidad musical.

lenguaje solresolDurante el siglo XX, estos volúmenes sobrevivieron. El punto de inflexión del Solresol se produjo en el siglo XXI, cuando nuevos entusiastas crearon y compartieron copias digitalizadas de los libros, mientras que otros contribuyeron con traducciones, ahora alojadas en el Solresol Revival Project.

Pero tener acceso a los recursos primarios es solo el primer paso para dominar las idiosincrasias del idioma. Mientras que las palabras de una, dos y tres sílabas en Solresol se agrupan libremente de acuerdo con su uso común, con pronombres, artículos y unidades de tiempo entre las primeras palabras incorporadas, Sudre introdujo otro nivel de complejidad con el vocabulario de cuatro sílabas. A partir de aquí, la palabra clave, o primera sílaba, se usa para clasificar estos grupos de palabras en siete familias: Desde Do hasta Si, abarcando temas generales como la vida humana, la industria y el gobierno y la administración. Algunos conceptos opuestos como la pereza (mifamifa ) o la actividad (famifami), están hábilmente ilustrados con sílabas invertidas, aunque no es una regla exacta: veamos, por ejemplo, sidosido (centralizar) y dosidosi (huevos).

Desafortunadamente, Sudre dejó solo una serie de palabras de cinco sílabas, bajo la categoría “animal, vegetal y mineral”, sin comentarios sobre sus planes para los otros seis grupos. Los usuarios modernos de Solresol que trabajan para hacer crecer el diccionario se enfrentan a dos preguntas principales: ¿Deberían las miles restantes de palabras nuevas potenciales seguir clasificándose de acuerdo con una sílaba clave, y las palabras con significados opuestos deben revertirse?.

A pesar de las dificultades para crecer, el Solresol todavía puede funcionar como un lenguaje factible entre sus usuarios, y las redes sociales ofrecen la primera oportunidad para que muchos amantes de un lenguaje excéntrico conozcan a otros con ganas de experimentar. Y la comunidad puede conducir a la creación: los entusiastas han creado poesía y canciones basados ​​en las notas de este curioso lenguaje.

Solresol, el lenguaje del siglo XIX basado en la música
4.9 (97.14%) 7

1 COMENTARIO

  1. Muy ocurrente este ingenioso sistema de comunicación. Nos serviría por ejemplo para decir “estoy de los políticos de este país hasta los dosidosi.”
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.