Inicio Biografías El legado de Karl Marx dos siglos después de su nacimiento

El legado de Karl Marx dos siglos después de su nacimiento

karl marx

El 5 de mayo, los seguidores de Karl Marx celebraron su 200º cumpleaños. Una figura muy controvertida que expuso sus teorías en el , pero que las consecuencias y acciones tomadas en su nombre aún siguen vigentes.

Karl Marx nació el 5 de mayo de 1818, en la ciudad de Trier, en la otrora Prusia, hoy Alemania. Sus padres fueron Heinrich y Henrietta Marx. Ambos provenían de una larga dinastía de eruditos judíos religiosos. Sin embargo, Heinrich se convirtió al cristianismo justo antes del nacimiento de Karl, convirtiéndose en luterano en una región mayoritariamente católica. Henrietta se convirtió unos años después. Karl Marx fue bautizado a la edad de seis años y asistió a escuelas luteranas en su infancia. En algún momento de su pubertad, Marx se convirtió en ateo y acabó por odiar toda religión.

Uno de los eslóganes más famosos de Marx era la descripción de la religión como “el opio del pueblo”. Esto es algo irónico ya que un prominente economista se referiría más tarde al “marxismo como una religión en sí y a Marx como el profeta”. Mientras estudiaba filosofía en la universidad, Marx se unió a un grupo radical de intelectuales. Después de graduarse, Marx trabajó como periodista y se hizo activo en la política radical. Fue en esta época, en 1848, cuando colaboró ​​con Friedrich Engels para publicar El Manifiesto Comunista.

Marx en 1882
Marx en 1882

La filosofía esencial del comunismo para Marx era que la historia misma era un proceso continuo de cambios por etapas en las instituciones económicas. Por lo tanto, desde este punto de vista, el capitalismo era la segunda etapa del desarrollo histórico. El comunismo iba a ser el sistema final y victorioso. En esta etapa final de la historia, las clases bajas de la sociedad se levantarían violentamente y establecerían una utopía comunista bajo una “dictadura del proletariado”, una sociedad que no tendría clases económicas o sociales y desigualdades.

manifiesto comunista
La primera edición del Manifiesto del Partido Comunista, publicado en alemán en 1848

La historia llegaría a su fin, ya que habría alcanzado su forma más alta bajo el comunismo. Pero este es el dilema de Marx y el comunismo. Para establecer una sociedad utópica eterna, Marx argumentó que la violencia sería necesaria, incluso bienvenida. Esto sentó las bases violentas para muchos de los movimientos que luego establecerían regímenes basados ​​en el Manifiesto Comunista. El mismo Marx lo escribió durante tiempos turbulentos. Una serie de revueltas republicanas habían estallado contra las monarquías absolutistas en la Europa en 1848. Las insurrecciones armadas tuvieron lugar en Alemania, Francia, Italia y el Imperio austriaco.

Friedrich Engels, a quien Marx conoció en 1844, cuando se convirtieron en amigos y colaboradores de por vida

Todas terminaron en fracaso y la reacción resultó en una mayor represión de la disidencia. Marx y otros pensadores radicales se desilusionaron cada vez más por estas derrotas. La primera revolución marxista exitosa ocurriría 34 años después de la muerte de Marx, en Rusia en 1917. Después de siglos de gobierno autocrático, el último zar de Rusia había renunciado a principios de año. Tras un breve interludio, el naciente gobierno republicano provisional fue derrocado por Vladimir Lenin y los bolcheviques, un grupo político que siguió de cerca los escritos de Marx, aunque bajo su propia interpretación de su obra.

También en China, otro régimen dictatorial sería reemplazado por uno comunista en 1947, bajo Mao Zedong, otro “ejemplo de democracia”. Otras naciones del mundo caerían bajo el gobierno del comunismo o ideologías similares. Algunos países todavía tienen gobiernos en el poder que se adhieren a las ideologías marxistas.

hijas karl marx
Friedrich Engels, Karl Marx y las hijas de Marx: Caroline (1844-1883), Julia Eleanor (1855-1898) y Laura (1845-1911)

Se estima que los gobiernos comunistas en el siglo XX mataron a 94 millones de personas. Millones más fueron encarcelados. Karl Marx nunca pidió explícitamente genocidio, pero sus escritos alentaron el uso de la fuerza para alcanzar objetivos comunistas. Sin embargo, fue más que violencia militar lo que causó tantas muertes. Las hambrunas generalizadas a veces fueron por culpa de los gobiernos comunistas.

Los ejemplos más notorios los tenemos en China y Rusia. El “Gran Salto Adelante” de Mao de las reformas agrícolas resultó en 45 millones de muertos en China. Resistiendo los intentos de colectivización campesina agrícola a principios de la década de 1930, entre seis y ocho millones de personas murieron en la Unión Soviética bajo la dirección de Joseph Stalin, en su mayoría de la región de Ucrania.

El primer volumen de Das Kapital
El primer volumen de Das Kapital

Pero el legado de Karl Marx no fue solo político y económico. Otras disciplinas académicas incorporaron las ideas de Marx. Entre ellas se encuentran teorías basadas en la filosofía, psicología, sociología y literatura. Todo estudio marxista se basa en los efectos sobre la distribución de la riqueza y el poder dentro de las sociedades. Como ejemplo, los marxistas mirarían una obra de literatura y basarían su crítica en el estado socioeconómico del autor, así como también en el sistema económico vigente cuando se escribió la obra.

El legado de Karl Marx es mixto. Era un pensador importante de su tiempo, que miraba profundamente la situación de los pobres y oprimidos, aunque, según cuenta la historia, Marx nunca entró en ninguna de las fábricas sobre las que escribió. Al final, los escritos de Marx fueron la excusa para algunos de los regímenes más represivos y asesinos de la historia.

El legado de Karl Marx dos siglos después de su nacimiento
4.9 (97.5%) 8
Compartir

2 COMENTARIOS

  1. El papel lo aguanta todo. Cuando la teoría se pone en práctica siempre hay un aprovechado que la usa en beneficio propio y en detrimento de los demás.
    Un saludo, Félix.

Comentarios