Inicio Biografías ¿Quién era Hipócrates?

¿Quién era Hipócrates?

hipocrates

Hipócrates de Cos fue un médico griego que vivió entre 460 aC y 375 aC. En un momento de la historia en que la mayoría de la gente atribuía la enfermedad a la superstición y la ira de los dioses, Hipócrates enseñó que todas las formas de enfermedad tenían una causa natural. Estableció la primera escuela intelectual dedicada a enseñar la práctica de la . Por esto, es conocido como el “padre de la medicina”.

Aproximadamente 60 documentos médicos asociados con su nombre, han sobrevivido hasta nuestros días. Estos documentos se reunieron en una colección conocida como el Corpus o Tratado Hipocrático. Si bien Hipócrates puede no haberlos escrito todos ellos, los documentos son un reflejo de sus filosofías. A través del ejemplo de Hipócrates, la práctica médica apuntó en una nueva dirección, una que se movería hacia una visión más racional y científica de la medicina.

A Hipócrates a menudo se le atribuye el desarrollo de la teoría de los cuatro humores o fluidos. Los filósofos Aristóteles y Galeno también contribuyeron al concepto. Siglos más tarde, William Shakespeare incorporó los humores en sus escritos al describir las cualidades humanas.

hipocrates historiaLos humores eran bilis amarilla, bilis negra, sangre y flema. Cada humor estaba asociado con un elemento particular (tierra, agua, aire o fuego), “cualidades” (frío, caliente, húmedo, seco), ciertos órganos del cuerpo y ciertas edades (infancia, adolescencia, madurez, vejez).

Las interacciones entre los humores, cualidades, órganos y edades, así como la influencia de las estaciones y los planetas, determinaban la salud física y mental de una persona, así como su disposición o personalidad (Galeno usó el término “temperamento” y literalmente dijo que la salud y la personalidad se veían afectadas por la temperatura).

De acuerdo con la teoría:

  • La bilis amarilla está relacionada con la disposición colérica y las cualidades de calor y sequedad. Se asocia con el fuego, el verano, la vesícula biliar y la infancia.
  • La bilis negra está relacionada con la disposición melancólica y las cualidades de frío y sequedad. Está asociada con la tierra, el invierno, el bazo y la vejez.
  • La sangre está conectada a la disposición sanguínea y a las cualidades de calor y humedad. Está relacionado con el aire, la primavera, el corazón y la adolescencia.
  • La flema está relacionada con la disposición flemática y las cualidades del frío y la humedad. Está conectada al agua, el cerebro y la madurez.

vida hipocratesLas diferencias debidas a la edad, el género, las emociones y la disposición podrían atribuirse a las interacciones de los humores. Una acción estimulada por el calor el frío la deprimía. Alguien con una disposición colérica era valiente, pero la flema causaba cobardía. La juventud era caliente y húmeda; la edad era fría y seca.

Según la antigua teoría, la clave para una buena salud era mantener los humores en equilibrio; un exceso o deficiencia en uno o más de los humores se asociaba con la enfermedad. La comida era una de las formas más importantes para ayudar a equilibrar la proporción de estos humores. De hecho, una de las citas más famosas de Hipócrates es: “Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida”. A veces el médico hacía una sangría para liberar sangre o recetaba eméticos (medicamento que causa vómitos) para equilibrar los humores.

Aunque estas prácticas y el concepto de los cuatro humores pueden parecer extraños y poco científicos hoy en día, estas ideas representaron el primer paso para alejarse de la visión predominantemente sobrenatural de la enfermedad y un paso hacia una nueva idea de que la enfermedad está relacionada con el medioambiente y lo que está sucediendo dentro del cuerpo.

biografia hipocrates¿Qué es el Corpus Hipocrático?

El Corpus Hipocrático está considerado como el conjunto más antiguo de documentos médicos, y es una colección de aproximadamente 60 textos, o “libros”, que contienen discursos, libros de texto, investigaciones, casos y ensayos filosóficos sobre una variedad de temas relacionados con la medicina. Algunas de las escrituras son cortas, con solo un párrafo, mientras que otras ocupan varios volúmenes. Los estilos difieren bastante, lo que respalda la idea de que tuvo varios autores. Los historiadores piensan que los textos pueden ser obra de numerosos médicos que practicaron la medicina durante la vida de Hipócrates y más tarde.

El corpus finalmente se reunió en Alejandría, Egipto, durante el siglo III a. C. y acabó por convertirse en la referencia estándar para los médicos en todo el mundo occidental. Muchas de las enseñanzas fueron utilizadas hasta bien entrado el siglo XIX.

Incluido en el Corpus Hipocrático nos encontramos con el juramento hipocrático, un antiguo código de ética para los médicos. Aunque el juramento se atribuye a Hipócrates, aún se desconoce si realmente lo escribió, como contamos en este artículo. Hoy en día, el juramento se valora más como un ejemplo histórico de ética médica y principios en lugar de algo que se deba tomar de manera completamente literal.

juramento hipocraticoEntre los anacronismos en el juramento original, los médicos juran por los dioses griegos y las diosas de la salud para seguir el pacto lo mejor que puedan. Continúa enumerando algunas reglas aparentemente extrañas para los médicos que serían bastante difíciles de aplicar en nuestros días. Por ejemplo, exige una matrícula gratuita para los estudiantes de medicina, insta a los médicos a no utilizar nunca el “cuchillo” (cirugía) y sugiere que traten a su maestro como a un padre; en otras palabras, que considere a sus hijos como hermanos y que le den dinero si es necesario.

Texto del Juramento Hipocrático

Juro por Apolo médico, por Asclepio, Higia y Panacea, por todos los dioses y todas las diosas, tomándolos como testigos, cumplir fielmente, según mi leal saber y entender, este juramento y compromiso:

Venerar como a mi padre a quien me enseñó este arte, compartir con él mis bienes y asistirles en sus necesidades; considerar a sus hijos como hermanos míos, enseñarles este arte gratuitamente si quieren aprenderlo; comunicar los preceptos vulgares y las enseñanzas secretas y todo lo demás de la doctrina a mis hijos y a los hijos de mis maestros, y a todos los alumnos comprometidos y que han prestado juramento, según costumbre, pero a nadie más.

En cuanto pueda y sepa, usaré las reglas dietéticas en provecho de los enfermos y apartaré de ellos todo daño e injusticia.

Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me soliciten, ni tomaré iniciativa alguna de este tipo; tampoco administraré abortivo a mujer alguna. Por el contrario, viviré y practicaré mi arte de forma santa y pura.

No tallaré cálculos sino que dejaré esto a los cirujanos especialistas.

En cualquier casa que entre, lo haré para bien de los enfermos, apartándome de toda injusticia voluntaria y de toda corrupción, principalmente de toda relación vergonzosa con mujeres y muchachos, ya sean libres o esclavos.

Todo lo que vea y oiga en el ejercicio de mi profesión, y todo lo que supiere acerca de la vida de alguien, si es cosa que no debe ser divulgada, lo callaré y lo guardaré con secreto inviolable.

Si el juramento cumpliere íntegro, viva yo feliz y recoja los frutos de mi arte y sea honrado por todos los hombres y por la más remota posterioridad. Pero si soy transgresor y perjuro, avéngame lo contrario.

¿Quién era Hipócrates?
4.8 (96.67%) 24
Compartir

2 COMENTARIOS

    • Si señor, aunque se haya mitificado en exceso porque aquellos tiempos eran otros. De una forma u otra, fue un antes y un después en la forma de enfocar la enfermedad. Aunque con mucho desacierto científico, pero ya se empezaba a alejar de la superstición y la ira de los dioses.
      Saludos, Cayetano

Comentarios