Inicio Edad Antigua La destrucción de la gran Biblioteca de Alejandría

La destrucción de la gran Biblioteca de Alejandría

biblioteca alejandria

Alejandría, una de las ciudades más grandes del mundo antiguo, fue fundada por después de su conquista de en 332 aC . Tras la muerte del conquistador macedonio, Egipto cayó en manos de uno de sus lugartenientes, Ptolomeo.

Fue bajo el reinado de Ptolomeo cuando la recién fundada Alejandría vino a reemplazar a la antigua ciudad de Menfis como la capital de Egipto. Esto marcó el comienzo del ascenso de Alejandría. Sin embargo, ninguna dinastía puede sobrevivir por mucho tiempo sin el apoyo de sus súbditos, y los ptolomeos eran muy conscientes de esto. Por lo tanto, los primeros reyes ptolemaicos trataron de legitimar su dominio a través de una variedad de formas, que incluían asumir el papel del faraón, instaurar como “Dios oficial” el culto greco-romano de Serapis y convertirse en los patrones de la erudición y el aprendizaje.

Fue este patrocinio el que resultó en la creación de la gran Biblioteca de Alejandría por Ptolomeo. Durante siglos, la Biblioteca de Alejandría fue una de las más grandes y significativas del mundo antiguo. Los grandes pensadores de la época, científicos, matemáticos y poetas de todas las civilizaciones, vinieron a estudiar e intercambiar ideas.

alendria incendioHasta 700,000 rollos llenaron los estantes. Sin embargo, en una de las mayores tragedias del mundo académico, la Biblioteca se perdió en la historia y los eruditos aún no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo fue destruida.

Quizás uno de los relatos más interesantes de su destrucción proviene de los relatos de los escritores romanos. Según varios autores, la Biblioteca de Alejandría fue accidentalmente destruida por Julio César durante el asedio de Alejandría en el 48 a.C.  Plutarco nos narra el episodio:

CÉSAR Quiso mediar en el conflicto entre los hermanos hijos de Ptolomeo Auletes, entre Cleopatra y PTolomeo XIII. Durante la celebración de un festín en palacio, el general Aquila y el tutor del rey Potino intentaron un atentado contra César que fue descubierto. Aquila consiguió escapar y preparar la insurrección de Alejandría, en la que César se sintió acorralado en el palacio. Fue entonces cuando los hombres de César quemaron las naves de Ptolomeo para romper el cerco por mar. De los barcos el incendio se propagó a los almacenes y de allí a parte de la ciudad Y EL FUEGO ARRASÓ LA BIBLIOTECA. Acabada la guerra, que ganó César, colocó en el trono a Cleopatra y su otro hermano Ptolomeo xiv como su marido.

Sin embargo, esta historia es dudosa, ya que el Museum, que estaba justo al lado de la biblioteca, resultó indemne, ya que fue mencionado por el geógrafo Estrabón unos 30 años después del asedio de Alejandría por parte de César. Sin embargo, Strabón no menciona la propia Biblioteca de Alejandría, lo que apoya la afirmación de que César fue responsable de quemarla. Sin embargo, como la Biblioteca estaba unida al Museum, y Strabón mencionó a este último, es posible que la biblioteca aún existiera durante su tiempo. La omisión de la biblioteca puede quizás atribuirse a la posibilidad de que el historiador griego no sintiera la necesidad de mencionarla, ya que había citado el Museum, o que la biblioteca ya no era el centro de erudición que alguna vez fue (la idea de ‘recortes presupuestarios’ parece cada vez más probable).

destruccion alejandriaEl segundo posible culpable que se suele citar serían los cristianos en el siglo IV. En el año 391, el emperador Teodosio emitió un decreto que oficialmente prohibía las prácticas paganas. Por lo tanto, el Serapeum o Templo de Serapis en Alejandría fue destruido. Sin embargo, esto no era la Biblioteca de Alejandría, o para el caso, una biblioteca de ningún tipo. Además, ninguna fuente antigua menciona la destrucción de ninguna biblioteca en esta época de la historia. Por lo tanto, no hay evidencia de que los cristianos del siglo IV destruyeran la Biblioteca de Alejandría.

El último posible perpetrador de este crimen sería el califa musulmán, Omar. Según esta historia, el teólogo cristiano bizantino Juan Filópono (490-570) le pidió a Amr, el general victorioso, los “ reales”. Amr le escribió a Omar para que le diera instrucciones y este le respondió: “Si esos libros son de acuerdo con el Corán, no los necesitamos; y si estos se oponen al Corán, destrúyelos”. Hay al menos dos problemas con esta historia. En primer lugar, no se menciona ninguna biblioteca, solo libros. En segundo lugar, esto fue escrito por un escritor cristiano sirio, y puede haber sido inventado para manchar la imagen de Omar.

Desafortunadamente, la arqueología no ha sido capaz de contribuir mucho a este misterio. Para empezar, rara vez se han encontrado papiros en Alejandría, posiblemente debido a las condiciones climáticas, que son muy desfavorables para la preservación de material orgánico. En segundo lugar, los restos de la Biblioteca de Alejandría en sí no han sido descubiertos.

Si bien puede ser lógico culpar a un hombre o grupo de personas por la destrucción de lo que muchos consideran la mejor biblioteca del mundo antiguo, puede ser una simplificación excesiva del asunto. Es posible que la biblioteca no se consumiera en la llamas, sino que que podría haberse abandonado gradualmente con el tiempo. Si la Biblioteca se creó para la exhibición de la riqueza ptolemaica, entonces su declive también podría haberse relacionado con su declive económico. A medida que el egipto ptolemaico disminuyó gradualmente de importancia, esto también pudo haber tenido un efecto en el estado de la Biblioteca de Alejandría. Si la Biblioteca sobrevivió a los primeros siglos después de Cristo, lo que si es seguro es que sus mejores días ya habían pasado, y Roma se había convertido en el centro del mundo.

La destrucción de la gran Biblioteca de Alejandría
4.8 (96%) 10

1 COMENTARIO

  1. A saber cuántos escritos, incluyendo hallazgos científicos y matemáticos, quedaron perdidos para siempre.
    Un saludo, Félix.

Comentarios