Inicio Edad Antigua ¿Cuál es la equivalencia entre dioses romanos y griegos?

¿Cuál es la equivalencia entre dioses romanos y griegos?

diferencias dioses griegos y romanos
Tiempo de lectura: 3 minutos

Aunque podría decirse que los nombres de los dioses griegos son más conocidos, la mitología griega y romana comparten muchos dioses con diferentes nombres porque básicamente se tomaron prestados, algo habitual en la historia, aunque algunos con diferentes rasgos.

Orígenes

La mitología griega fue narrada en la épica Ilíada de Homero. La mitología romana en el libro (o más bien los 12 libros) de la Eneida. Esta última es posterior a la griega en unos 700-1.000 años.

La mitología griega puede haberse originado en los egipcios, que también llegaron a tener su propio panteón de dioses. Así pues, vemos como las diferentes culturas han ido tomando prestados conceptos sobre las deidades, aunque con nombres y rasgos diferentes. El ser humano, desde que tuvo conciencia, siempre ha tenido la imperiosa necesidad de creer en entes superiores, en ocasiones para dar respuesta a preguntas insondables.

Rasgos

A los dioses griegos se les da una apariencia física hermosa y perfecta, mientras que a sus homónimos romanos no se les da forma física (aunque no generalmente) y se los representa solo en la imaginación de la gente. Los dioses griegos se basan principalmente en rasgos de la personalidad humana como el amor, el odio, el honor o la dignidad, y los mitos relacionados con ellos están moldeados por estas características.

Los dioses romanos se basan en objetos o acciones más que en rasgos de personalidad. Las acciones de los dioses y los mortales en los mitos griegos son más individualistas, las acciones de un individuo son más influyentes que las del grupo. La mitología romana es mucho menos individualista.

Zeus, el Dios del trueno y el rey de los Dioses
Zeus, el Dios del trueno y el rey de los Dioses

Apariencia física de los dioses griegos frente a los dioses romanos

Otra gran diferencia entre los dioses griegos y los dioses romanos está en la apariencia física de las deidades.

Los dioses griegos ponían un gran énfasis en su apariencia física, tanto la belleza como la fealdad. La descripción de su apariencia física provenía del propio mito. La mitología griega describiría a los dioses y diosas con fuertes características. Estas tendrían un impacto directo en la apariencia física que se les daba.

Los dioses romanos no fueron descritos de esa manera. Estos pusieron menos énfasis en sus características; por lo tanto, sus representaciones eran menos fuertes si es que existía una representación física de ellos. Podríamos definirlos más como conceptos que como íconos.

Dioses griegos y sus homónimos romanos

Dios griego Contraparte romana ¿Quién era?
Afrodita Venus Diosa del amor
Apolo Apolo Dios del sol
Ares Marte Dios de la guerra
Artemisa Diana Diosa de la caza, el desierto, los animales salvajes, el parto y la peste. Luego se asoció con la luna.
Atenea Minerva Diosa de la sabiduría
Demetra Ceres Diosa de los cereales / cultivos
Dionisio Baco Dios del vino
Eros Cupido Dios del amor
Hades Plutón Dios del inframundo
Hécate Trivia Diosa de la brujería, la magia y la justicia
Helios Sol El dios sol
Hefesto Vulcano Dios del fuego y la fragua
Hera Juno Reina de los dioses
Hermes Mercurio Mensajero de los Dioses
Nike Victoria Diosa de la victoria
Poseidón Neptuno Dios del mar
Zeus Júpiter Rey de los dioses
Dios Neptuno
Dios Neptuno

Cómo vivían de forma diferente los mortales griegos y romanos frente a sus dioses

Una diferencia importante entre la mitología griega y la romana es cómo los mortales de cada período de tiempo veía a sus deidades.

La cultura griega veía a sus dioses como seres inalcanzables. Esto significaba que los mortales nunca podrían alcanzar el estatus de deidad y tener un lugar entre los dioses a los que adoraban. En cambio, tenían que hacer buenas obras en la tierra para tener el apoyo y la protección de los dioses durante su tiempo en la tierra.

La cultura romana era diferente. Los romanos creían que los mortales debían intentar aspirar a ser como los dioses que adoraban. Parte de la razón es que utilizaron a los dioses y diosas romanos como inspiración para vivir la vida de la manera correcta. La otra razón es que creían en una vida futura que alcanzarían cuando llegara la hora de morir.

La vida en el más allá

Al igual que el cristianismo y otras religiones creen en un Más Allá donde pervive el alma, los griegos de la aAntigüedad también imaginaban un inframundo al que las almas de hombres y mujeres eran conducidas tras su muerte, aunque sin embargo no tenía mucha importancia en comparación con los romanos. La perspectiva griega se preocupaba mucho más por la vida física en la tierra en contraposición a la vida después de la muerte. Los mortales eran recordados y recompensados ​​por sus buenas obras en la tierra.

En contradicción, los romanos hacían buenas obras para «sumar puntos» y asegurarse su lugar en el cielo. Incluso podían ganarse un lugar entre los dioses si a lo largo de su vida en la tierra se esforzaban lo suficiente por alcanzar este objetivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.