La Cama, esa gran aliada…

85

Para la gran mayoría de nosotros, la cama es quizás el elemento más importante de nuestro hogar. Sería dífícil calcular cuantas horas de nuestra vida pasamos en este lugar, a pesar de las muchas estadísticas al respecto. Los hay más vaguetes y los hay que madrugan ;), pero sin duda, no podríamos vivir sin ella …

Una cama es un mueble en el que una persona puede reclinarse o dormir, claro está, pero en muchas culturas y durante muchos siglos fue considerada la pieza más importante del mobiliario de la casa y un tipo de símbolo de estatus. Las camas se utilizaron en el antiguo Egipto como algo más que un lugar para dormir, y también fueron utilizadas como un lugar para comer y “entretenerse” sociálmente.
Ya desde el periodo neolítico, las personas empezaron a dormir sobre primitivas camas, tal de vez hechas de ramas y pieles suaves.

En tiempos egipcios se comienza a dar forma a lo que hoy consideramos como una cama. Aparte de los faraones que dormían en camas de ébano y oro, el común de los mortales lo hacía sobre arcos de palmas amontonadas.

En el Imperio Romano ya se empiezan  a hacer colchones rellenos de juncos, paja o cáscaras de guisantes. A finales de siglo XVIII se comienzan a construir de hierro fundido y colchones de algodón, con lo cual se ganaba en higiene, y comenzaban a ser menos atractivas para los parásitos, hasta entonces los verdaderos “dueños” de las camas.

Pronto vendrían los colchones en espiral, los futones, los colchones de espuma, las almohadas, así como la cama de agua, tan admirada por muchos…

Los chinos las usaban tanto como para dormir como para sentarse, los indios americanos lo hacian en hamacas y los árabes lo hacían sobre pilas de alfombras y textiles, sin ninguna distinción entre los muebles para dormir.

Hay que decir, y todos lo sabréis, que la cama, aparte de ser un lugar para descansar, leer libros, ver tv y demás entretenimientos, sirve también para otras utilidades…. que no voy a mencionar pero que ya todos conocemos. ¿Que haríamos sin camas? Creo que sería el fin de la Humanidad….

Comentarios85 comentarios

  1. Yo soy una ferviente admiradora de la cama, sin emgargo hay dos cosas que odio hacer en la cama, fumar (soy fumadora y mucho) y ver la televisión.
    Si hay algo que me gusta, es cuando estoy sola es tirarme en la cama a leer.
    Ains ¿qué sería de mi sin una buena cama?
    Me ha encantado el post.
    Besos
    Nela

  2. La cama, en casa de mis padres
    era sólida de madera maciza,
    incluso la cuna estaba hecha con madera de castaño y por ella pasamos todos los hemanos e incluso algunos de nuestros hijos.
    Después de una buena restauración aún lucen preciosas.
    Algunas camas tienen verdadera historia, se nació,se engendraron hijos,se curaron enfermedades y se murió.

    Me encantó que le dedicases
    esta entrada de hoy.

    Un beso

  3. Miguel Angel…

    Creo que es bueno mirar hacía atrás y ver como se las apañaban nuestros antepasados para descansar. Hay tantos y tantos objetos de nuestra vida cotidiana que deberíamos ahondar más en ellos para saber su origen.

    Un abrazo

  4. Marisa…

    Esas camas tienen algo especial, hechas a mano con todo el cariño del mundo, no como hoy en día, que se hacen en cadena.
    Tienes razón, si algunas camas pudiesen hablar, a buen seguro que podrían contarnos los avatares de la persona que la usaban, sus penas, sus alegrias, sus sueños, sus pesadillas, los desvelos… forman parte de nuestra vida este sencillo a la par que útil objeto.

    Un beso

  5. Pues yo no suelo leer en la cama, llega un momento en el que no sé cómo ponerme y acaba doliéndome la cabeza.
    Dice mi marido que soy muy “tradicional” leyendo, o sea, sentadita en un sillón con las piernas cruzadas.

    Un beso paisano.

  6. Elena…

    Pues yo sí, me encuentro cómodo, y en su defecto en mi lindo sofá. También está bien leer en un sillón como se ha hecho toda la vida de dios…

    Un beso paisana, arriba¡¡

  7. Con esta entrada me han dado ganas de volverme a la cama, a veces con solo estar tumbado y mirar el techo se está en la gloria…
    Está genial saber algo más de lo que nos es tan cotidiano, me ha gustado. Pero has avivado mi pereza y ahora tengo que discutir conmigo misma para no volverme a la cama. 🙂

  8. Carmen…

    jajaja, si, dan ganas de tumbarse en la cama, mirar el techo y estar en la gloria. No debes estar perezosa ahora ¡los exámenes, recuerda¡ Discute contigo misma y ya contarás, jaja, 😉

    Besotes

  9. Para que habré venido? Ahora me han entrado ganas de ir a echarme la siesta 😉

    Nunca he dormido en una cama de agua, y tego curiosidad, pero si lo hice en una de esas restform de la teletienda que tiene una amiga en su casa, supongo que para asegurarse de que las visitas no vuelven en una temporada… se fue deshinchando,deshinchando, deshinchando…y acabé durmiendo el suelo, que tampoco se estaba mal del todo.

    Besos, Félix.

  10. almalaire…

    jaja, esto es contagioso, se expande como la pólvora 😉 Yo dormí en un par de ocasiones en una cama de agua, y la verdad, acabas con la espalda reventada, jaja, sobre la anécdota de la cama del teletienda que cuentas, tendrías que haber grabado un video, jaja. ¡A domir¡

    Besotes

  11. Me gusta la reflexión sobre esta maravilla de “mueble”, miles de hisotias reales y oníras podemos contar… pasión, desengaños, amores, reconciliaciones, lecturas… en tu perfil dices que eres un amante de la poesía.. prueba de hacer poemas tumbado en la cama…salen solos!
    Un saludo

    JJ

  12. Juanjo…

    Pasiones, desengaños, amores, nacimientos y tantas cosas más en este objeto tan querido por todos nosotros, sobre todo si es en buena compañia. Seguiré tu consejo e intentaré hacer poemas tumbado en la cama, quizás sea un lugar perfecto para que las letras y los sentimientos fluyan solos. Gracias por tu visita amigo.

    Un fuerte abrazo

  13. Felix,
    Que tal!
    – La Cama –
    Hace un par de días me toco pasar la noche por fuera y definitivamente lo que más eché de menos fue mi cama!!! (y mis almohadas)
    Tan necesaria es indispensable, quizá por un sencillo motivo: de un buen descanso depende el buen rendimiento del día.

    Besos!

    ps-
    Gracias por esos comentarios! ;D

  14. Silvia…

    La camaaaa, plis, plis. Tienes razón, como la cama y la almohada de uno no hay nada, se echa de menos. Sin un buen descanso y ¡alegría macarena¡ no se puede rendir al día siguente.;)

    Aunque los sueños, sueños son, nunca debemos perder la capacidad de soñar, es ilusión, es vitalidad, es gasolina para nuestro cuerpo y espíritu.

    Besotes¡

  15. ¡Sin duda se acabaría la humanidad! Yo en casa de mis abuelos llegué a conocer los colchones de paja: para nosotros hoy serían insoportables por completo. ¡Casi lo serían los de lana!…
    Un abrazo, Felix

  16. Xibeliuss…

    ¡Si¡ ¡Sería el fin de nuestra raza¡ No he tenido la “suerte” de probar esos colchones de paja, pero cuando hay mucho cansancio cualquier sitio es bueno para dormir 😉 ¿los de lana? tampoco los probé. ¡Queremos un post en “Dias en Sanabria” sobre colchones, ya¡ lo pide la masa…

    Un abrazo

  17. Hola Félix!

    La cama, ayss… es mi mueble favorito de la casa seguido por el sofa…

    Me encanta leer en la cama, creo que me encanta casi cualquier cosa que se pueda hacer en la cama, aunque lo que más me gusta es soñar despierta justo antes de dormirte, imaginar cosicas que pueden pasar, conversaciones con gente interesante. Mi relación con mi cama es especial ella me quiere mucho y yo más a ella, ah! y me guarda todos los secretos! 😛

    Besos guapeton!

  18. ¡Y qué lo digas, Félix, la cama no es sólo nuestra aliada…es que no podríamos vivir sin ella, jajajaja!!

    ¿Sabes? Cuando he leído que los egipcios la usaban también para actos sociales…primero me he acordado de las orgías romanas 😉 con las uvas y el vino corriendo por las comisuras en honor a Baco…¡qué tíos!

    Y también he recordado ¡¡la super cama voladora de la Bruja Novata!! Desde que ví la peli por primera vez, siendo yo una tierna infante de ocho años:), no pude sacármela de mi imaginación y muchas noches soñaba que iba al cole, y a otros sitios, subida en mi cama voladora, jajaja.

    Me alegro un montón de tu vuelta, Super Navegante de primera Félix 🙂 ¡Bienvenido!

    Besotes y buen finde, amigo.

  19. Hola Felix!! Interesante amigo, ahora se como surgió la cama. Debo reconocer que me gusta estar en ella, para todo menos para comer. Las migas en las sábanas me vuelven loca. También reconozco qwue algunos de los colchones que describes no debían ser muy cómodos.
    BESOSSSSSSSS

  20. Una buena cama es un mueble imprescindible en una casa, ademas de un buen sofá.

    Gracias por compartir estas historias que nos enseñan tanto.

    Besos
    Flor

  21. Amigo Félix, no sé por qué razón al leer el post me vino a la cabeza la cama de piedra de la casas de citas en Pompeya (le faltan los cojines )
    Así al menos termino el final de tu historia 🙂
    Pues sí que es verdad, sumando minutos, horas, días y noches y algunas horitas de siesta, estamos más tiempo en posición horizontal que vertical.
    Buen invento y si es mullidita mejor.
    Besos y buen finde sin demasiada vaguería

  22. Siempre se ha dicho que estamos más en posición horizontal que vertical…recuerdo la cama donde dormìa en mi infancia, colchon de lana y somier de muelle…original y familiar sonido. Felicitaciones por estas interesantes entradas. Saludos y que tengas un feliz fin de semana.

  23. En la época egipcia creo que no existían las almhadas y reclinaban sus cabezas sobre unas tablas colocadas en vertical, que muy cómodas no serían, jejej

    Hace todavía unos años la imagen corriente en las casas era mover el “colchón” o yacija todas las mañanas, porque perdía forma durante la noche. Solía estar relleno de borra de lana y era, como bien nos dices, el hogar perfecto de piojos, pulgas, liendres y demás parásitos amigos del hombre por aquel entonces.

    Un saludo

  24. ¿Vale un travalenguas que aprendí hace mucho Felix? Ahí va: ¿Por qué a la cama le llaman cama, y a la cómoda le llaman cómoda, si es más comoda la cama que la comoda?
    Un saludo.

  25. Jajaja Sin la cama se acabaría la humanidad? hmmm… estoy segura de que encontrarían la manera de evitar la extinción y continuar con “esa ardua tarea” 😉 jejeje
    Por qué será que en ningún otra cama descansamos mejor que en la nuestra? Yo amo mi cama!! XD
    Besotes!

  26. Vas a decir que sólo paso a comentar para hacerte escándalo (jajaja). La cama es sin duda importante en la vida de los occidentalizados como tu, yo, y muchos que nos leen, pero no es indispensable. De ninguna manera se acabaría la raza humana. Hay comunidades de indígenas que duermen en el suelo y no se ha “acabado”.
    Buen post,pero hay que matizar ese final poco afortunado.
    Un beso Félix.

  27. Yomisma1981…

    Yo no cambio MI cama por nada. Es muy bonito cuando te acuestas, le das un repaso al día con la satisfacción del deber cumplido, pero más bonito aún es soñar despierto con el día de mañana…

    Besos guapetona¡

  28. Mar…

    También me venía a la mente a mí esas orgías indecentes 😉 en homenaje al dios Baco, vamos lo que se dice “jartos de vino”. Ayyy la supercama voladora de la Bruja novata no la conozco ;(, tendré que investigar. Tú si que eres una navegante de primera, con tu vela ondeando el viento y tus letras flotando cual nubes sobre la mar.

    Besotes y buen finde, Mar.

  29. Hola Gabriela…

    Uy, lo de comer en la cama lo he intentado dos veces por consejo de una amiga pero no me acaba de convencer, no se, igual y debo adquirir experiencia para no dejar molestas miguitas insoportables… 😉

    Besossss

  30. Katy…

    Pues muy bien hecho, además debián ser incomodísimas, con cojines y sin cojines pues tú bien sabes que el tamaño que tenían no era muy grande. Habría que hacer piruetas ;). Suma, suma, que no nos salen las cuentas, jaja.

    Postdata.- Fin de semana de vago y de cuida sobrinos¡¡

    Besos

  31. ANRAFERA…

    Ese sonido era inconfundible, todos tenemos recuerdos de esas primeras camas que nos hacian entregarnos a los brazos de Morfeo. Tienen un punto de romántico.

    Recibe un fuerte abrazo.

  32. Carmen…

    Por eso tenían los egipcios la cabeza como la tenían, jajaja. Es muy cierto lo que dices sobre aquellos colchones que perdían la forma y que eran las casitas preferidas de esos queridos amigos tales como piojitos, pulguitas y demás simpáticos bichitos…

    Un beso

  33. Betty…

    mmmm, jeje, siempre habría fórmulas, un plan “B”, de hecho siempre lo hubo, pero sería un paso adelante para nuestra extinción ¡total¡ jaja.
    Tienes razón, como en mi cama, en ninguna, yo también la amo…

    Besotes¡¡

  34. Madame Minuet…

    Yo no podría elegir un objeto de la casa que no fuese la cama. Debería vd. publicar un post sobre las camas que usaban en la Corte, que seguro que está muy informada al respecto,jiji

    A sus pies

    Bisous

  35. Tani…

    ¿escándalo? jajaja, para nada. Es muy cierto que bajo nuestro prisma occidental es un objeto de lo más común, y que aún hay lugares en el mundo donde utilizan otros medios para “dormir”. Siento que matices ese final tan poco afortunado según tú opinión, pero parece mentira que no me conozcas como me conoces y no sepas de mi sentido del humor. De hecho los leones, las hormiguitas, los hipopótamos (que tanto te gustan) y demás animales de la naturaleza no la utilizan y ahi las tenemos…
    ¿acaso crees que pienso que se acabaría la humanidad? pues si, pienso que si, jajaja (otra broma que hay que leer entre líneas)

    Besos y espero verte mucho por aquí.

  36. La cama, gran ivento, sí señor. Aunque debo confesarte que, de vez en cuando, también me encanta “echarme al monte” con un saco de dormir o similar y disfrutar del placer de dormir bajo las estrellas… sin más colchón que la hierba… Abrazos 😉

  37. Carzum…

    Es una buena opción querida amiga, y estás en contacto con la naturaleza. Yo lo he hecho en varias ocasiones con amigos cuando hemos ido de acampada, pero tengo un problema, odio a los bichitos del campo y siempre me desvelan con sus ruidos amenazadores, jaja

    Abrazos¡

  38. Es increible lo que es la meditacion y el razocinio en nuestras mente, podemos llegar a un estado de melancolia refiriendonos a la cama y eso es lo que me has provocado leyendo el articulo.
    Me has conmovido.
    Te felicito.
    Un abrazo.

  39. Adrían…

    Podemos llegar a un estado de melancolía, pero también de gratificante descanso y buena compañia, la segunda opción es mejor, claro. Me alegro que te haya gustado y gracias por tus palabras.

    Un fuerte abrazo

  40. Hola Felix!

    Y a estas horas que decir de la cama? Sin duda un invento que seguramente en un principio surgió como la necesitar de descansar y que como ves le vamos dando usos múltiples.
    Un buen recorrido nos hiciste, de la cama, por las distintas culturas y por sus distintas transformaciones.

    Esa de la foto con vistas al mar, está disponible? Me la quedo.

    Besos

  41. Grandolina…

    jaja, sobre todo a estas horas que ya me voy a dormir¡ Inicialmente como bien dices, se hizo para descansar aunque se le han dado otros usos a lo largo del tiempo.
    Esa de la foto ya tiene dueño, psssss, jaja

    Besotes y feliz finde

  42. jajajajaja!!!! yo ya no sé si es mejor una buena cama o un mejor colchón para levantarse sin que las articulaciones protesten….pies que todo lo demás, ….hay no quiero hablar, pero la lengua es rápida…..lo aprendimos del Kamasutra y no todo es en la cama.

    Me gustó por lo creativo este post, aunque todo lo tuyo es creativo y enriquecedor.

    besotes

  43. super realmente saber de donde viene mi maravillosa cama, yo la amo, por que me acurruca, por que me da calma,por que me brinda tantas cosas hermosas, gracias feliz por hacerme saber de donde viene mi mueble preferido.

    un abrazo de oso

  44. SUSURU…

    Llamémosle cama al conjunto, porque el colchón es vital¡¡ ¡Pero bueno¡ ¿nos desviamos hacia el kamasutra? jajaja, si es que no puede ser, enseguida haceis paralelismos,jaja. Gracias a ti querida amiga.

    Besotes

  45. Lorena…

    A mi me ocurre igual, la abrazo, sobre todo cuando estoy algo cansado, pero además es confidente de nuestros sueños… Gracias a ti como siempre Lorena, ya sabes que estoy contigo ;).

    Un abrazo de osito

  46. Por supuesto que sabía que bromeabas con eso de que “sería el fin de la humanidad…[si no hubíera cama]”…. 😉 CAMA: Uno la sabe valorar aún más cuando sabemos lo que es dormir a la intemperie…sin más nada que nuestra conciencia… en HAMACA o en PETATE!!! (Mira que si lo sé)… Prefiero usarla única y exclusivamente para dormir! Para todo lo demás debe haber variedad!!! 😉

    Un beso

  47. M@R…

    Pues anda que no hay sitios improvisados, jaja, que me pregunten a mi ;). La cama para dormir, para abrazarla, y si le damos otro uso tampoco pasa nada, con unas sabanas de seda mejor. Dormir a la intemperie debe ser horroroso, todo el mundo debería tener derecho a un cobijo digno, todos¡

    Besotes

  48. Cuando con unos 8 años supe del significado de “invento”, tratándomelo de asociar a “rueda” como el primero, pensé que qué equivocados estaban: era la cama.
    Quien diga que hay mejores opciones para echar un polvo que en la cama… es porque tiene algún problema. No quito que haya que variar!

  49. Pues… la cama para mi es… es… vamos que no me gusta mucho, duermo poco y mal, ay ay que envidia me da mi chica que es tumbarse en la cama y dormirse, seguro que tú también eres de los que tocan la cama y se duermen, malditos!!! jaja

    Buen repaso a la historia de la cama 😉
    Abrazos!

  50. David…

    jajaja, ¿malditos? pues si, malditos roedores que se duermen a las primeras de cambio, jaja. Tiene que ser desesperante ver como tu chica se queda sopa a las primeras de cambio cuando tú andurreas por ahi como un fantasma, jaja.

    ¡Abrazos¡

  51. El colchón relleno de lana llegó a Europa tras las Cruzadas, cuando los europeos adoptaron la costumbre árabe de dormir sobre cojines. En español el nombre deriva del latín culc_ta, colcha, cobertura de cama. En otros idiomas (catalán: matalàs, en inglés: mattress) deriva del árabe: matrah, almohadón de suelo.

  52. en ese artilugio del descanso, radica la actual resaca, del viaje.
    Como la de uno, ninguna.

    un cordial abarazo, amigo mio.

    ya te contare. haber si respiro primero, que el huerto y la piscina, aun no me lo permiten.

  53. Pedro…

    Tienes toda la razón, como la cama de uno ninguna ¡donde va a parar¡ yo ni siquiera puedo descansar convenientemente en los hoteles por esa razón. Un fuerte abrazo.

    Cuenta, cuenta, pero primero descansa que falta hace 😉

  54. Mmmmmmmmmm, la cama,la prefiero alta,dado que me gusta apoyarme en ella antes de acostarme para leer o dormirme,y no tirarme…..es más cómodo para mí.
    Muy buena historia la de las camas…sirven para tantas cosas,hasta para que los nietos jueguen a nuestro lado con sus travesuras,hasta que por fin se duerman!!!!!jajajaja.
    besos.
    Ambar…

  55. Pues sí, la cama y el sofá han de ser cómodos.

    En general, creo que una casa debe ser cómoda y práctica, guardando también la estética, por supuesto, pero no que la estética prime sobre la comodidad o la practicidad. Pero la cama y el sofá, fundamental que sean comodos.

    Por cierto qué foto tan bonita la de esa cama naranja… La cama es preciosa y se intuye comodísima… Y el sitio es una pasada… Tiene que ser una maravilla despertar en esa cama en fin de semana, sin prisas ni despertadores y junto a alguien especial… ves? ya estoy yo soñando con cosas románticas, si es que no tengo remedio, jajaja

    Besos chulapos

  56. Solamente para que sepas que esa foto de tu post en el que aparece esa preciosa cama naranja me encanta. El sitio es una pasada con esas vistas.

    Así pues, a veces, cuando estoy “paseando” por tu blog vuelvo a pasar por aquí para ver esa foto e imaginar qué se debe sentir al despertar una mañana clara y soleada en un sitio como ese y mirar por esos ventanales. Eso debe cargar las pilas para todo el día!!

    Bueno, pues eso, que me encanta la foto… Es que me enrollo mucho siempre (eso me paso cuando me siento a gusto y con confianza con el “interlocutor”). Espero que no te cansen mis comentarios tan larguísimos.

    Y, como ya es hora de irme a la camita a descansar y tenía el portátil encendido, pues he pasado un momento a mirar la foto.

    Muchos besos castizos

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)