Dos Cuentos de amor con Humor…

Compartir

En materia de amor, los mecanismos de la oferta y la demanda se han modificado notablemente en las últimas décadas. Los cambios, al menos en muchas formas, pronto se han hecho notar. Así muchos novios/as pasaron a ser compañeros/as, algunos queridos/as se tornaron amantes, y el divorcio y la separación dieron marco legal al tradicional ¡ahí te quedas¡ o la “compra desaforada de tabaco”. Todo ello iba siendo reflejado por la literatura que pasaba, poco a poco, de la crónica social la novela de postguerra a historias más cotidianas en las que el amor se manifestaba como un bien de uso con un importante componente sexual hasta entonces censurado.

Sin más dilación, os dejo con dos breves que me han gustado mucho y espero que a vosotros también:
EL DEMONIO Y LA PASTORA

Erase una vez el demonio, y el demonio se enamoró de una pastora bellísima y ella le correspondía. Está claro que ella no sabía que él trabajaba de eso, de demonio. Él le había dicho que era arriero y que había llevado mala vida.
El demonio le pidió audiencia a Dios.
Quiero cambiar de vida, hagamos las paces – le dijo.
Dios lo miró asustado.
¿Será posible? -le dijo-. ¡Como si estuvieses haciendo lo que haces por propia voluntad..¡ Es un castigo. ¿Que te crees que es? ¿Un puesto de trabajo, un enchufe?
Ahora le llegó al demonio el turno de asombrarse:
¡Ayyy¡ Yo que creía que lo hacía porque me gustaba. ¿No soy yo malo, malísimo? Pues bien, lo era. Ahora no soy malo. O no quiero serlo.
¿En que quedamos?-contesto Dios, como si la lógica fuera su fuerte.
No importa -se explicó el demonio-. Desde el momento en que ya no me gusta ser malo, ya no puedo trabajar de demonio. Lo haría mal. Búscate otro. Alguien que haya hecho una cosa bien gorda.
Un castigo es un castigo.
Seré bueno. Buenísimoooo. Y sin intentar hacerte la competencia.
Un castigo es un castigo.
Si, ya lo sé… Pero si el castigo consiste en hacer un trabajo que ya no se puede cumplir… Ponme otro castigo y quédate con mi negocio. Lo cierras o nombras otro encargado.
Aquí parece que Dios y el demonio se enzarzaron en una compleja discusión teológica sobre el origen de la culpa. Intentar reproducirla le costó a Fray Tomás de Llaminera ser quemado por hereje. Ya se sabe que estas son cuestiones muy delicadas. Se dice que el texto de Fray Tomás describía la conversación con expresiones como la de Dios diciéndole al demonio ¿no irás a dejarme solo?, tu estás tan metido en esto como yo, y el demonio diciéndole cabezota a Dios, y Dios diciéndole ¡ya verás cuando la pastora sea vieja, como echarás de menos tu infierno y las escapaditas a buscar almas¡
Para terminar, es un placer informaros que la pastora, cansada de esperar al demonio, se casó con un arriero que antes había llevado mala vida y tuvieron un hijo y fueron felices, y cuando el niño hacia una travesura, la pastora le decía:
Demoniete, ¡que pareces hijo del demonio¡

LAS FRASES BRILLANTES

Si yo fuera tú, no ligaría conmigo -dijo ella-
Si yo fuera tú, no ligaría conmigo -dijo él-
Así que cada uno se fue con otra persona. Él con la mejor amiga de ella. Ella con el peor amigo de él.
Más adelante, cuando los dos habían dejado ya a sus respectivos amores, se encontraron de nuevo y se contaron la vida.
Ya sabía yo que aquella moza no era para ti.
Ya sabía yo que aquel mozo no era para ti.
¿Quieres decir que si yo fuera tú, ligaría conmigo?
¿No querrás decir que si yo quiero decir que si yo fuera tú, ligaría conmigo?
Sí. Pero también puede plantearse la otra pregunta.
¡Oh¡ No líes las cosas. ¿Tú que harías si fueses yo?
Lo mismo que si yo fuese yo.
Querrás decir que tú si fueses yo.
No. Digo que yo si yo fuese yo.
Se rieron tanto que se olvidaron de ligar.
El tercer encuentro tuvo lugar a la salida de un refugio después de un bombardeo.
Ahora o nunca -dijo ella-. Es el momento de decidirnos.
El cometió el error de decir:
¿Quién a qué?
Ella no no pudo resistir la tentación de contestar:
¡Y quién no a qué no, en los tiempos que corren¡
Entonces él dijo:
Cualquier decisión errónea puede ser sólo la decisión de este momento.
Él se creyó obligado a hacer una frase:
Cualquier error es siempre momentáneo.
Y ella, indignada, dijo:
Y contigo todos los momentos son erróneos.
Años más tarde le comentaba a una amiga.
Era un gran mozo, pero le perdía su afición a las frases.
Y la amiga preguntó:
¿Y a ti no?
A mi me pierden dos aficiones: la mía de hacer frases y la de los hombres de decir la última.

Cuentos de amor con humor --

75 COMENTARIOS

  1. Y tú qué piensas Félix.
    Porque si yo fuera tú, mejor no me lo decía.
    Que no te decía qué.
    Pues eso, nada.
    Nada de qué.
    Nada de nada.
    Ah, vale, ya me entero.

    Besos, paisano.

  2. Yomisma…

    ¿Sabes lo que pasa? Que si bien este cuento ya raya en lo absurdo, no dejan de darse situaciones similares en muchas parejas, sobre todo por orgullo, aunque estos juegos de palabras es cierto que son muy divertidos.

    Un beso¡

  3. Quiero y no quiero querer,
    lo que queriendo no quiero, he querido sin querer, y estoy sin querer queriendo.
    Si porque te quiero, quieres que te quiera mucho más,
    te quiero más que a mi vida,
    que más quieres ¿Quieres más?
    Puens no puede ser.
    Un beso

  4. Hola Felix!

    Me llamó la atención el título, porque hace tiempo estuve en un grupo que se llamaba “hacia el amor con humor”.

    Bueno, no voy a tratar de componer frases ingeniosas porque voy a quedar mal, pero, como dices que se llamaba el niño? Ah sí, pero no se habia casado con un arriero que antes llevo mala vida?…

    Me encantan estos post que me sirven de relajo!

    Besos

  5. Lástima que hayan quemado al fraile, hombre, con lo que prometía la conversación…Gracias que estás tú para contarnos algo 😉

    Gracias Félix, que me has puesto de buen humor a mi 🙂

    Un abrazo

  6. No sé si el primero es mejor que el segundo o el segundo mejor que el primero…var a sé que las dos son buenos a uno mejor que el otro y el otro mejor que uno…fantástico Felix¡ has estado inconmesurable. Felicitaciones. Buen día y un cordial saludo.

  7. Así me gusta, ahora cambias La Historia, por las historias.
    La historia de esos dos tórtolos me extraña; en una de esas alguien tendría que haber dicho: ante la duda, follemos!

    Que dios me perdone.

  8. Cesar…

    Da lo mismo que lo mismo da, ¿historias, historia? jajaja
    Te diré una cosa, y que Dios me perdone a mi también, a la segunda frase ya lo soltaba, jaja (hagamos el amor, ejem) tanto discutir para nada…

    Un fuerte abrazo

  9. Cuento con mucho amor y humor, que eso da esa chispa del amor… además siempre deberían de ser así…
    Además a la vida hay que ponerle ese puntito de humor…
    Que te digo del diablo sabe mucho….!hay una frase que dice…¡¡¡ Mas sabes el diablo por viejo que por diablo!!!…
    Un beso paisano….

  10. elisa…

    ahhh, la rutina, ese mal endémico de muchas parejas que las hace sumirse en la monotonía, mientras pasan los días y las semanas desperdiciando disfrutar de la vida y el amor…

    Besitos

  11. Sensi…

    Siii, el diablo sabe más por viejo que por diablo¡¡ pero en esta ocasión cayó en la “trampa” del amor. Esa “trampa maravillosa” que a veces nos tiende la vida. Y por supuesto, con una gran chispa de humor…

    Un beso paisana¡

  12. Buenísimos los dos cuentos. Con el segundo y su jueguito de palabras, me divertí mucho. Están geniales.
    Y coincido con vos, Félix: amor sin humor, no es verdadero amor. Así se estén pasando malas rachas. De a dos y con humor, el amor todo lo puede.
    Un abrazo.
    Bife.

  13. Bife…

    Me alegro te hayan gustado, son muy divertidos los dos la verdad. ¿que es el amor sin un buen sentido del humor? algo aburrido y monótono. Y por supuesto, siempre de a dos ;). Es verdad que el amor todo lo puede, comparto tu opinión.

    Un abrazo

  14. Félix, preciosos cuentos…y qué complicado que es a veces el amor, o somos nosotros los que lo hacemos así.
    Y hablando de amor, nos vamos a la cama en el siguiente post! jaja!
    Besotes.

  15. Hola Carolina¡¡

    En realidad pienso que el amor no es tan complicado, somos nosotros lo que lo hacemos así, suscribo tus palabras. ¡A la cama todo el mundo en el siguiente post¡ Alegría, jajaja

    Besotes.

  16. Cuando amor se escribe con “h”. Lo malo del amor es que algunos hablan más de él de lo que deben y pierden bocado, como la oveja que bala.
    Saludos desde el futuro. No veas la que tenemos organizada por aquí: la mitad de los catalanes quieren desconectar de España, nuestros políticos electos son incapaces de sentarse para llegar a un acuerdo de mínimos. Y algunos destacados dirigentes están más preocupados por el estilo de algunas cabalgatas de reyes que por el paro o la corrupción. Estoy a punto de independizarme de todos ellos.
    Un saludo.

    • Las dos vertientes del amor, y la facilidad con la que se habla de él, ¿verdad?
      Malas noticias traes del futuro, veo que pintan bastos…; los políticos siempre mirándose el ombligo. Por desgracia, a lo largo de la historia, estos últimos han sido mayoría respecto a los que han velado por los intereses del “pueblo”.
      Un abrazo¡

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)