Inicio En HDNH La noche de San Juan y sus rituales -para supersticiosos-

La noche de San Juan y sus rituales -para supersticiosos-

Compartir

Se celebra en la madrugada del 23 al 24 de Junio, en conmemoración del día de nacimiento de San Juan el Bautista, aunque desde muy antiguo el motivo principal es el celebrar la llegada del Solsticio de Verano o , en el hemisferio Norte. Vamos con unos consejos para salir airosos del envite.

Los protagonistas de esta noche son el fuego y el agua. Los dos elementos purificadores de los cuerpos y las almas, por lo que se recomienda pedir deseos durante esta noche. El fuego es el elemento purificador que nos libra de la mala suerte y de todo lo que queremos dejar atrás, y el agua es el segundo símbolo de San Juan, se dice que esta noche todas las aguas tienen virtudes curativas, por eso en muchos lugares es costumbre bañarse en el mar o en un río.

La tradición manda hacer hogueras en las playas (esto es cada vez más difícil) y se debe saltar sobre ellas hasta siete veces. En el salto, se arroja a la persona amada una trenza hecha de flores o cintas de colores y esta la recoge antes de que caiga al suelo, de esta forma se conseguirá felicidad y buena fortuna. Se repite el ritual en el agua. Pero esta vez hay que saltar nueve veces sobre nueve olas (acabaremos en forma) de espaldas al agua para eliminar de esta forma la energía negativa.

En los lugares donde no hay playa, basta con lavarse la cara a medianoche (que no viene mal) para mantenernos sanos y guapos todo el año, pero con la condición de no mirarse en el espejo, ya que si se hace, desaparece el hechizo.

para pedir un deseo

Poner bajo la almohada una rama de hiedra común y un papel escrito con un deseo, encender una vela pequeña y dejarla hasta que se consuma. Acostarse con la hiedra ¿?, el papel y el resto de la cera. Al día siguiente quemar el papel y enterrar el resto de elementos para que se cumpla el deseo.

Hacer una cruz en un árbol a medianoche. Se hace una promesa y se mantendrá toda la vida.

En la hoguera, antes de su encendido, hay que arrojar objetos, se hacen conjuros, se piden deseos e incluso se queman los apuntes del curso (a lo loco) para hacer desaparecer los malos espíritus. Si guardas una pizca de las cenizas de la hoguera, en una caja de cartón roja con una fotografía tuya, te librará de enfermedades.

Y ya por último, pero no menos divertido: antes de las doce de la noche del 23 al 24, si te pones frente a un espejo con la luz apagada, esperas con los ojos cerrados y los abres en el último segundo, verás reflejado tu rostro ante la presencia del diablo (sí, el mismo).

Ya lo dice el titular del artículo, esto es para , aquellos que creen a pies juntillas. Al que suscribe, personalmente, si tuviera que hacer todos los rituales (ya me cansa el pensarlo), me tendría que pedir tres días de asuntos propios…

4 COMENTARIOS

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)