Los huevos de Colón y Tesla

Cristóbal Colón se encontraba en una cena ofrecida en su honor cuando un invitado le hizo un grosero comentario: “En realidad, cualquier persona podría haber viajado al Nuevo Mundo”. Sorprendido, Colón le pidió que tratara de poner un huevo de pie y que se mantuviera en ese estado sin caer… Después de intentarlo el invitado y fallar sucesivamente, Colón tomó el huevo, agrietó la cáscara un poco en el extremo más pequeño y lo puso en pie… Una mirada satisfecha invadió su rostro, y dijo: “¡Es la cosa más sencilla del mundo, cualquiera puede hacerlo… después de demostrarse como!”
Nikola Testa lo hizo mejor. Estaba atravesando momentos difíciles y no encontraba financiación para continuar con sus estudios sobre la electricidad. Estaba desesperado y sentía que perdía el tiempo. Tesla intentó explicar sus grandes ideas a un grupo de banqueros de inversión, pero sólo tuvo como respuesta muchas dudas acerca de la viabilidad de sus proyectos por parte de estos.

Cuando los inversores convencidos de que habían perdido su tiempo, estaban preparándose para salir de la reunión, Tesla vio a su única oportunidad para hacerles cambiar de idea: “¿Saben ustedes la historia del huevo de Colón?”, les preguntó a los inversores. Les propuso que si podía hacer que un huevo se mantuviera de pie sobre su extremo y, que a su vez girase en torno a su eje, esperaba que se convencieran y accedieran a financiarlo. Llegaron a un acuerdo, y Tesla corrió a su casa para construir su particular “Huevo de Colón”…

En la siguiente reunión, Tesla estaba listo. En una placa metálica circular puso un huevo de cobre. El huevo comenzó a girar sobre su costado, tambaleándose al girar más rápido y más rápido, mientras los inversores observaban con expectativa. De repente, el huevo comenzó a girar a una velocidad de vértigo, lo cual hizo que se mantuviera de pie y estable… Tesla había creado un campo magnético giratorio, y aseguró su financiación con un único y fácil -para él-, experimento.

El origen de la bandera blanca como símbolo de tregua y rendición

Los soldados han estado usando banderas blancas para señalar capitulación durante miles de años. El antiguo cronista romano Tito Livio describió un barco cartaginés que estaba decorado con “lana blanca y ramas de olivo” como símbolo de parlamento durante la Segunda Guerra Púnica, y Tácito escribió más tarde sobre banderas blancas que se exhibían como parte de la rendición de las fuerzas Vitellianas en la Segunda Batalla de Cremona.

La mayoría de los historiadores creen que las banderas blancas fueron usadas por vez primera porque eran fáciles de distinguir en el fragor de la batalla. Puesto que la tela blanca era común en el mundo antiguo, era fácil de improvisar con los materiales que tenían a mano.

La bandera blanca se usó más tarde en las guerras occidentales, pero las evidencias muestran que también surgió de forma independiente en China durante la dinastía Han. El color blanco ha estado siempre asociado con la muerte y el luto en China, por lo que sus soldados usarían banderas blancas para mostrar su dolor en la derrota.

En la historia más reciente, la bandera blanca se ha convertido en un símbolo reconocido internacionalmente no sólo para la rendición, sino también para expresar el deseo de iniciar un alto el fuego y negociar en el campo de batalla o en los despachos.

Alemanes enarbolando bandera blanca tras la capitulación de Breslavia

Los diversos significados del color de las banderas fueron posteriormente codificados en los Convenios de La Haya y de Ginebra de los siglos XIX y XX. Esos mismos tratados también prohíben que los ejércitos utilicen la bandera blanca para fingir una rendición y emboscar a las tropas enemigas.

¿Por qué Suiza es un país neutral?

Durante siglos, la pequeña nación alpina de Suiza ha mantenido una política de neutralidad en los conflictos mundiales. Suiza no es el único país neutral del mundo. Irlanda, Austria y Costa Rica toman posturas no intervencionistas similares, pero sigue siendo la más antigua y respetada. ¿Cómo ganó su lugar único en la política mundial?

Los primeros movimientos hacia la neutralidad suiza datan de 1515, cuando la Confederación suiza sufrió una devastadora derrota contra los franceses en la batalla de Marignano. Después de aquello, la Confederación abandonó sus políticas expansionistas y buscó evitar conflictos futuros en interés de la auto-preservación.

Sin embargo, fueron las Guerras Napoleónicas las que determinaron el status de Suiza como nación neutral. Fue invadida por Francia en 1798, pero después de la derrota de Napoleón en Waterloo, las principales potencias europeas concluyeron que una Suiza neutral serviría como valiosa zona de “amortiguación” entre Francia y Austria y contribuiría a la estabilidad en la región. Durante el Congreso de Viena de 1815, firmaron una declaración afirmando la “neutralidad perpetua” de Suiza dentro de la comunidad internacional.

Congreso de Viena, 1815

Suiza mantuvo su postura imparcial durante la Primera Guerra Mundial, aunque movilizó su ejército y aceptó refugiados, pero se negó a tomar partido militarmente. En 1920, la recién formada Liga de las Naciones reconoció oficialmente la neutralidad suiza y estableció su sede en Ginebra. Un desafío más significativo a la neutralidad suiza vino durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el país se encontró rodeado por las fuerzas del Eje. Aunque mantuvo su independencia prometiendo represalias en caso de una invasión, siguió comerciando con la Alemania nazi, una decisión que resultó polémica después de que terminara la guerra.

Desde la Segunda Guerra Mundial, Suiza ha asumido un papel más activo en los asuntos internacionales ayudando con iniciativas humanitarias, pero sigue siendo férreamente neutral con respecto a los asuntos militares. Nunca se ha unido a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o a la Unión Europea, y sólo se unió a las Naciones Unidas en 2002. A pesar de su larga neutralidad, el país todavía mantiene un ejército con fines de defensa y obliga al servicio militar a tiempo parcial de todos los hombres entre los 18 y los 34 años.

Imágenes: Flickr Fuentes: history.com

Luciano de Samósata, batallas intergalácticas en la antigua Roma

Cientos de años antes de que el público se enamorara de Star Wars, un escritor soñaba con batallas en el espacio.
Los viajeros espaciales de Luciano son testigos de una batalla entre las fuerzas del Sol y la Luna, que incluyen criaturas extravagantes como buitres de tres cabezas y arañas espaciales. (Ilustrada por Willian Strang, JB Clark y Aubrey Beardsley, AH Bullen, 1894)

Los viajeros espaciales de Luciano son testigos de una batalla entre las fuerzas del Sol y la Luna, que incluyen criaturas extravagantes como buitres de tres cabezas y arañas espaciales. (Ilustrada por Willian Strang, JB Clark y Aubrey Beardsley, AH Bullen, 1894)

Hace mucho tiempo… en un mundo no tan lejano, un joven que anhelaba aventuras se vio inmerso en una guerra galáctica. Obligado a elegir entre dos bandos en la mortífera batalla, se hizo amigo de un grupo de luchadores que capitaneaban… ¿buitres de tres cabezas, pulgas gigantes y arañas espaciales?

Casi 2.000 años antes de que George Lucas creara su ópera espacial Star Wars , Luciano de Samósata (una provincia en la actual Turquía) escribió la primera novela conocida con viajes espaciales y batallas interplanetarias. La historia verdadera” fue publicada alrededor del 175 d.C. durante el imperio romano. La aventura espacial de Luciano narra como un grupo de viajeros salen de la Tierra cuando su nave es arrojada al cielo por un feroz torbellino. Después de siete días de navegación llegan a la Luna, donde descubren que sus habitantes están en guerra con “la gente” del Sol.

Ambas partes luchan por el control de una colonia en la estrella de la mañana (el planeta que hoy llamamos Venus). Los guerreros de los ejércitos del Sol y de la Luna viajan por el espacio en “bellotas” acorazadas, mosquitos gigantes y caballos tan grandes como barcos, armados con armas tan extravagantes como hondas que usaban nabos enormes como munición.

Los guerreros de la batalla descrita por Luciano son masacrados por "enormes nabos"

Los guerreros de la batalla descrita por Luciano son masacrados por “enormes nabos”

Después del fin de la guerra, Luciano y sus amigos continúan viajando por el espacio, aprendiendo acerca de los extraños habitantes de la Luna (una sociedad totalmente masculina, cuya anatomía incluía un solo dedo en lugar de un pie entero y daban a luz niños que salían de sus pantorrillas), la Estrella de la Mañana y otras ciudades espaciales.

Luciano era más un escritor satírico que un novelista al uso; esta historia fue escrita como una crítica a filósofos e historiadores y sus enfoques ante los nuevos descubrimientos de aquella época. Como escribe el erudito Roy Arthur Swanson, el trabajo de Luciano proporciona “el recordatorio necesario para que no olvidemos que pensar y creer son distintos tipos de actividad mental y que es mejor no confundirlos”.

En otra de las ilustraciones de 1894 observamos como los hombres paren por la pantorrilla

En otra de las ilustraciones de 1894 observamos como los hombres paren por la pantorrilla

Pero ser una obra de sátira no impide que la Historia Verdadera” se una a las filas de la ciencia ficción. Además de mostrar el primer contacto en la quinta fase, las guerras en el espacio y el vuelo a la luna, la naturaleza satírica del trabajo es en realidad otra cosa que tiene en común con la forma moderna del género.

Uno de los temas consistentes de la ciencia ficción es la sátira y se burla de la forma en que los seres humanos viven y dirigen el mundo. Es lo que hizo Luciano.

La nave es arrojada por un torbellino hacia el espacio

La nave es arrojada por un torbellino hacia el espacio

Luciano también era probablemente consciente de la investigación científica y filosófica más importante de su tiempo, desde Plutarco hasta las últimas observaciones de Ptolomeo sobre los planetas, 14 años antes de “Historia verdadera”. Sin embargo, el telescopio astronómico no fue inventado hasta 1610, y la narrativa de Luciano no presenta viajes espaciales científicamente sólidos. ¿Significa eso que no cuenta como una forma temprana del género de ciencia-ficción?

Algunos ven paralelismos entre la escritura de Luciano y la de los escritores posteriores de ciencia ficción como Julio Verne y H.G. Wells.

Otros eruditos literarios han postulado que el mundo de la ciencia ficción comienza con la Épica de Gilgamesh (2100 aC), Frankenstein (1818), o las obras de Julio Verne (1850). Para el famoso astrónomo estadounidense Carl Sagan, la ciencia ficción comienza con Somnium sive Astronomia lunaris Joannis Kepleri, Johannes Kepler (1634), que describe un viaje a la luna y la vista de la Tierra vista desde lejos. Pero Kepler se inspiró parcialmente en la obra de Luciano. Leyó “La historia verdadera” en griego para dominar y aprender el idioma  (aunque el latín era la lengua vernácula de la antigua Roma, el griego era el idioma utilizado por la élite educada). Escribió que sus estudios habían mejorado porque disfrutaba de esas aventuras.

luciano samosata lunaLuciano nunca hubiera creído que los humanos lograrían llegar a la luna, pero lo imaginó. Y abrió el camino para futuras historias intergalácticas que siguen inspirando a escritores, científicos y directores de cine que sueñan con lo que podría estar ahí fuera, más allá de nuestro alcance.

Imágenes: Ilustraciones de Willian Strang, JB Clark y Aubrey Beardsley, AH Bullen, 1894 Fuentes: Smithsonian

¿Por qué los caballeros medievales luchaban contra caracoles?

Es una escena común en el imaginario medieval. Pero, ¿qué significa?

caballero contra caracolEs fácil encontrar, en gran cantidad de textos ingleses de los siglos XIII y XIV, bocetos y notas de lectores y escritores medievales. Y siempre aparece una escena extrañamente recurrente: un valiente caballero de brillante armadura lucha contra un caracol

¡Están por todas partes!, como cuenta la web Got Medieval. A veces el caballero está montado a caballo, a veces no. A veces el caracol es monstruoso, a veces diminuto. A veces el caracol ocupa toda la página, a veces solo aparece justo debajo del pie del caballero. Por lo general, el caballero está dibujado para que se vea preocupado, aturdido, o sorprendido por su diminuto enemigo.
caballero caracolEl épico combate de un caballero contra un caracol aparece con tanta frecuencia en los manuscritos medievales como aquel famoso Kilroy lo hizo en todo Estados Unidos durante los tiempos de la II Guerra Mundial.
kilroy estuvo aquiNadie sabe exactamente que significan las escenas. La Biblioteca Británica dice que bien pueden representar la Resurrección, o bien fuese una alusión a los lombardos, vilipendiados en la Edad Media por conducta traidora, usura y en general un comportamiento poco caballeresco.
Los valientes caracoles podrían aludir a la opresión social, o simplemente y la teoría más lógica es que se trate de humor medieval. Se supone más la imagen de un caballero temiendo atacar a un oponente fuertemente blindado, pero ¿un caracol?, ¿en serio?
caracol y caballeroAunque Lisa Spangenberg, de Digital Medievalist, afirma: “el caracol que combate al caballero armado es un recordatorio de la inevitabilidad de la muerte” que bien podía aludir al Salmo 58 de la Biblia “pasen ellos como el caracol que se deshace en baba, como el que nace muerto, no vean el sol”. En cualquier caso, el combate era desigual…
Fuentes: Digital Medievalist, Got Medieval Imágenes: Flickr, WikimediaCommons