Inicio Curiosidades Frane Selak: El verdadero “Protegido”

Frane Selak: El verdadero “Protegido”

Compartir

Dependiendo de cómo se mire, , un croata profesor de música jubilado de 86 años, es el hombre más afortunado, o el más desafortunado en el mundo, después de haber vivido una vida que se asemeja a la trama de la película “” o bien podía tomar el papel de Bruce Willis en “” (El protegido), logrando escapar hasta siete veces de una muerte segura. Terminó ganando 600.000$ en la lotería en 2005.

Frane SelakSu primer encuentro con la muerte fue mientras viajaba de Sarajevo a Dubrovnik en 1962 en un tren. Durante el viaje, el tren descarriló y terminó en un río que en ese momento estaba helado. A pesar de la situación, Selak sólo sufrió una fractura en el brazo, y logró nadar hasta la orilla, aunque con una severa hipotermia. Los servicios de emergencia llegaron a tiempo. Le fue mucho mejor que a otras diecisiete personas que se ahogaron en ese incidente.

En 1963, Selak tuvo su primer y único viaje en avión; sin duda ya no era muy fan de los trenes. Durante el vuelo, una puerta de la aeronave se se abrió de golpe y Selak fue despedido de ella y se encontró en el aire ¡sin paracaídas¡

Frane Selak aviónMilagrosamente, aterrizó sin problemas en un gran pajar, aunque estaba inconsciente cuando los de emergencia lo encontraron. Se despertó en un hospital con heridas leves. Otros pasajeros no tuvieron tanta suerte. La puerta abierta hizo que el avión se estrellara, matando a los otros 19 a bordo.

Tres años más tarde, un autobús que estaba en un terraplén acabó volcado en un río, ahogándose cuatro de sus pasajeros. Una vez más, Selak fue capaz de llegar nadando a la orilla y salvar su vida, esta vez sólo sufrió cortes y contusiones.

UnbreakableSelak ahora se “tomó un respiro” de cuatro años en aquel macabro juego que mantenía con la muerte, al fin y al cabo las malas rachas siempre terminan, pensaba… Después de haber casi muerto a bordo de un tren, un avión y un autobús, decidió que sería una buena idea conducir en su coche. Por desgracia, su coche se incendió mientras conducía. Saltó y corrió tanto como pudo, alejándose poco antes de que el coche acabara envuelto en llamas, seguido de la explosión del tanque de gasolina.

En lugar de cambiar a otro medio de transporte “más seguro” como una bicicleta, decidió comprarse otro coche y arriesgarse una vez más… error. Tres años más tarde, cuando una bomba de combustible defectuosa roció gasolina sobre el motor caliente, volvió a aparecer el fuego. Las llamas le quemaron la mayor parte del cabello y le causaron otro par de quemaduras, pero esa fue la gravedad de sus heridas…

Selak debió haber sentido una falsa sensación de seguridad, ya que en los siguientes veinte años no tuvo ninguna experiencia cercana a la muerte. Ya no tenía duda de que la mejor (y más segura) forma de transporte era ir a pie. En ello estaba cuando fue atropellado por un autobús en Zagreb. Y otra vez más ¡heridas leves¡

En este punto, en 1996, Selak ya casi se consideraba invencible, por lo que pensó que sería bonito tomar un paseo por las montañas… ¡montañas! No pensó que era darle a la muerte otra oportunidad, y de hecho así fue.

Frane Selak virgenAndando cerca de la carretera vio como una gran camión se dirigía directamente contra él. Como no tenía otro lugar para evitar la colisión frontal decidió saltar la barrera y salir volando por un acantilado de ¡100 metros¡ (Técnicamente, creo que esto debería contar como dos experiencias cercanas a la muerte).

En 2003, Selak, ya era muy famoso por su gran suerte, a pesar de que él sentía justo lo contrario (sobre todo después de haberse casado cinco veces en su vida). El afirmó sobre sus cuatro primeras bodas que fueron un total desastre.

Un día decidió comprar un billete de lotería, y ¡zas¡, ganó casi un millón de dólares. Parecía que, esta vez sí (yo creo que siempre), la fortuna estuvo de su lado…

Mientras que la gente lo apodó , por engañar a la muerte tantas veces y ganar la lotería, Selak no estaba nada de acuerdo.

“Nunca pensé que tuve suerte de sobrevivir a todos mis roces con la muerte. Pensé que era mala suerte el estar en el momento erróneo y el lugar equivocado, pero no se puede contar a la gente lo que ellos no quieren creer”

Imágenes: Flickr, Wikimedia Commons Fuentes: Today I Found Out

 

4 COMENTARIOS

  1. ¡Si esto no es suerte! claro que para los de fuera. Pero es cierto cada uno percibe los acontecimientos con una lectura diferente. Y el que sufrió todos estos accidentes fue el. Salvar la vida no es sinónimo de suerte. La loteria creo que si:-) Bss

  2. A buen seguro que él no hubiera preferido pasar por todas esas experiencias cercanas a la muerte, aunque la probabilidad de salir airoso de tantas si es sinónimo de suerte, que diantres ¿o el destino, quizás?
    Bss

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)