Seis famosos tesoros desaparecidos

5

Durante más de 220 años, los cazadores de tesoros han tratado de desentrañar el misterio de Oak Island, ubicado en la costa sur de Nueva Escocia, Canadá. Aunque no está claro exactamente lo que están buscando (el oro pirata, los manuscritos perdidos de Shakespeare, un barco hundido vikingo), algunos han pagado un alto precio: En 1961, cuatro hombres murieron durante una excavación malograda en la isla del famoso “pozo del dinero”. Mientras la búsqueda continúa en Oak Island, exploremos otros seis tesoros “evasivos” que han capturado la imaginación de los arqueólogos y cazadores de fortuna a lo largo de los siglos.

arca-de-la-alianzaArca de la Alianza

Según la Biblia, Moisés tenía un artefacto de madera y oro conocido como el Arca de la Alianza construido según el diseño de Dios. Su propósito era guardar reliquias sagradas, incluyendo dos tablillas de piedra que contenían los Diez Mandamientos. Los israelitas llevaron consigo el Arca a lo largo de los 40 años que vagaron por el desierto, y más tarde lo albergaron en el templo del rey Salomón en Jerusalén. En el 607 aC, los babilonios sitiaron la capital israelita, matando a más de un millón de personas y llevando a los supervivientes al exilio. Cuando los israelitas regresaron, el Arca había desaparecido, junto con muchos otros tesoros. No se sabe si el cofre sagrado estaba oculto en alguna parte antes del asedio como protección, o fue destruido por los invasores babilónicos. En cualquier caso, los arqueólogos y los cazadores de tesoros han estado buscándolo durante siglos, con poco éxito.

moctezumaTesoro de Moctezuma

Cuando Hernán Cortés llegó a la capital azteca de Tenochtitlán en 1519, el emperador Moctezuma II lo recibió a él y a sus hombres con una gran ceremonia. Los aztecas incluso ofrecieron oro y plata a Cortés con la esperanza de que estos “dioses” de piel blanca dejaran a Tenochtitlán en paz. Lo cierto es que los españoles pusieron a Montezuma “bajo arresto domiciliario” y, con la ayuda de los aliados locales, se dedicaron a pillar cuanto pudieran. Después de una brutal confrontación durante un festival religioso, los aztecas se rebelaron, y Moctezuma fue matado en medio de la confusión. Las fuerzas españolas huyeron de Tenochtitlán y se dice que muchos se vieron obligados a arrojar las riquezas saqueadas en las aguas del lago Texcoco en su loca carrera por escapar. Aunque Cortés regresó con un nuevo ejército al año siguiente y conquistó a los aztecas para siempre, el llamado “tesoro de Moctezuma” quedó perdido.

barbanegraEl tesoro de Barbanegra

Se cree que el pirata más famoso de la historia (nombre real: Edward Teach) sirvió como corsario británico durante la Guerra de Sucesión española a principios del siglo XVIII antes de embarcarse en su breve pero notoria carrera en la piratería. De 1716 a 1718, Barbanegra y su buque insignia, La venganza de la Reina Ana, merodeaban por las Antillas y la costa atlántica de América del Norte, y asaltaban los barcos que se dirigían de vuelta a España cargados de oro, plata y otros tesoros de México y América del Sur. A finales de 1718, una fuerza naval británica dirigida por el teniente Robert Maynard logró matar a Barba Negra tras una dura batalla; Maynard decapitó al infame pirata y colgó su cabeza del bauprés de su barco. Antes de su muerte, Barba Negra afirmó haber escondido su enorme tesoro, pero nunca le dijo a nadie su ubicación. Los cazadores de tesoros lo han estado buscando desde entonces, buscando pistas en todas partes desde la bahía de Chesapeake de Virginia al Caribe pasndo por las Islas Caimán.

isla-de-los-cocos-costa-ricaTesoro de Lima

En 1820, a medida que las fuerzas del líder revolucionario José de San Martín avanzaban hacia Lima, Perú, las autoridades españolas se apresuraron a salvar las riquezas que habían acumulado desde su conquista del Imperio Inca en el siglo XVI. Ellos confiaron al capitán de mar británico William Thompson para ocultar el tesoro a bordo de su barco, Mary Dear, hasta que fuera seguro volver a Lima. En su lugar, Thompson y su equipo mataron a los guardias del virrey español y partieron con el botín. Cuando un barco español capturó al Mary Dear, toda la tripulación fue ejecutada a excepción de Thompson y su segundo de a bordo, que se comprometió a revelar dónde habían enterrado el tesoro . Pero cuando llegaron a la isla de Cocos, cerca de Costa Rica, Thompson y su compañero escaparon a la selva, y nunca más se les volvió a ver. Desde entonces, más de 300 expediciones han intentado -y fracasado- encontrar el Tesoro de Lima. El cargamento perdido, que según se cree, incluía una imagen de oro macizo de tamaño natural de la Virgen María incrustada en piedras preciosas, se estima que valdría alrededor de 200 millones de euros hoy en día.

john-singleton-mosby-tesoroTesoro de Mosby

A principios de marzo de 1863, el guardabosques confederado Coronel John Singleton Mosby y su banda de asaltantes sorprendieron a más de 40 soldados de la Unión en Fairfax (Virginia) y los superaron sin disparar un tiro. Del asentamiento de la Unión del General Edwin Stoughton, Mosby supuestamente tomó un saco de arpillera relleno con más de 350.000 dólares en oro, plata, joyas, candelabros y otras riquezas, todas ellas tomadas de las casas de los ricos plantadores de Virginia. Mientras Mosby transportaba a Stoughton el tesoro y los prisioneros de regreso a la línea confederada, sus exploradores le advirtieron de un gran destacamento de soldados de la Unión que se acercaba. En caso de que hubiera batalla, Mosby dijo a sus hombres que enterraran el saco de tesoro entre dos grandes pinos, que marcó con su cuchillo. Los asaltantes de Mosby evitaron el choque y volvieron detrás de las líneas confederadas, pero cuando envió a siete de sus hombres para recuperar las riquezas, fueron capturados y ahorcados. Mosby nunca volvió a buscar el tesoro, y nunca le dijo a nadie más su ubicación exacta, hasta donde sabemos, permanece enterrado en los bosques del condado de Fairfax, Virginia.

oro-nazi-en-lago-toplitzOro nazi en el lago Toplitz, Austria

Durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial, cuando Alemania se encontraba al borde de la derrota, el régimen nazi trató de esconder los valiosos tesoros que había amasado durante los últimos seis años saqueando museos y condenando a familias judías por toda Europa. Incluso hoy en día, los rumores continúan circulando sobre un “tren fantasma” nazi que transportaba hasta 300 toneladas de oro y otras riquezas a través de una red secreta de túneles en Polonia. En el lago Toplitz, situado en un denso bosque alpino en Austria, se cree que los oficiales nazis guardaron miles de millones de dólares en oro del Reichsbank, ninguno de los cuales se ha recuperado hasta ahora. En 1959, los buceadores recuperaron contenedores llenos de moneda falsa de las naciones aliadas, parte de un plan nazi para destruir las economías de sus enemigos a través de la inflación. Hasta la fecha, al menos siete personas se han ahogado en las heladas aguas del lago en busca del oro nazi perdido.

Imágenes: Wikimedia Commons, Flickr

Comentarios5 comentarios

  1. Un tema que da para echar imaginación al asunto, motivo de buenas películas de intriga y acción, con un pie en la realidad y otra en la fantasía más popular. Siempre ha sido un tema atractivo para aventureros, escritores y soldados de fortuna.
    Un saludo, Félix.

    • La eterna búsqueda del dorado en cualquiera de sus vertientes. Oro y riquezas aguardan a aquellos que los encuentren, aunque más de uno se ha dejado la vida en el empeño…
      Saludos, Cayetano

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)