Así se contó: ¡ Me aburro el Domingo ¡

Compartir
Echándole una ojeada a recortes de periódico de la primera mitad del siglo XX que guardo como si fueran un tesoro, me encuentro un apartado de “Cartas al Director” de un ejemplar de 1904 del diario , en el que los españoles muestran su disconformidad ante la nueva Ley que obligaba a descansar en domingo. No deja de ser curioso que hoy en día todos las jornadas de descanso nos parecen pocas, pero hace poco más de un siglo la opinión de los ciudadanos era bien diferente. Paso a transcribiros literalmente lo publicado en el periódico. No tiene desperdicio…
 
 
 
 
1904 ENCUESTA DE “EL IMPARCIAL” EN LA PRIMERA JORNADA DE DESCANSO FORZOSO
Al entrar en vigor el 11 de septiembre la ley de 1 de marzo sobre el descanso dominical, “El Imparcial” lanzó a sus lectores la siguiente pregunta: ¿Que hace usted el domingo? Hay un sentimiento general de los ciudadanos ante este día de holganza: el aburrimiento. A continuación se reseñan algunas de las cartas de los lectores, en general contrarias al nuevo reglamento.
PEDRO SANCHEZ (Herrero Mecánico)
Obligado a holgar, no se que hacer de mi tiempo durante el domingo. Si estuviesen abiertas las bibliotecas públicas, iría a entretenerme leyendo, ya que mi pobreza me impide comprar libros. Pero las bibliotecas están cerradas.
Si los organizadores del descanso forzoso hubiesen organizado conferencias públicas, de amenidad y cultura, iría a oírlas. Pero esas conferencias no existen.
¿Pasear? Lo hago un rato, pero no hemos de estar paseando todo el domingo.
¿Qué hago, pues? Voy a una taberna a jugar al mus con varios paisanos. No es el ideal ni mucho menos; pero el aburrimiento me obliga a ello…
CASTOR BADIOLA (Bodegas Valverde, 6)
¿Qué hice el domingo? Pagar a mis 3 dependientes el jornal, 30 reales, y mandarlos a descansar; yo me quedé al cuidado de la tienda cerrada para hacer cumplir la ley a los “cacos”…
J.M.A.
Sólo hago una cosa: aburrirme. Espero ver si entre las respuestas que se envíen a “El Imparcial” se ofrece algún programa de fiestas cultas y honestas, para ser el primero en adherirme…
N.N.
Verá usted la extorsión que causa en mi domicilio la ley del descanso dominical.
Mi marido es oficial de una panadería, y trabajaba por su turno desde las 7 de la tarde hasta las 9 de la mañana del día siguiente, claro que en la noche tenía 2 horas de descanso para comer y fumar; pero cuando venía a casa era a descansar completamente de sus fatigas, saliendo luego para su trabajo despejado y bien atendido por mí y sus hijos.
No negaré a usted que siendo un oficio tan penoso, mi marido se bebía durante la noche de trabajo una botella de vino, pero fuera de su trabajo siempre estaba con nosotros y el domingo lo pasábamos juntos haciendo algo extraordinario.
Ahora, señor director, como el domingo no trabaja y sale de la panadería a las 12 de la noche del sábado, pues se reúne con sus amigos desde bien temprano y ya no le vemos en todo el día, gastándose lo que nos hace falta para vivir. Esto es lo que me ha traído a esta casa, llena de paz y de gloria, la dichosa ley del descanso dominical…
Es su servidora.
M.REBOLE
Burgos, 26 de septiembre. Nos cierran las bibliotecas y nos abren las tabernas. Si no queremos jugar y perder unas pesetas, hemos de beber unas copas o aburrirnos…
JOSE MARTIN DIEZ (Salamanca)
Ilustrarme por medio de la lectura en el campo y recibir aires puros y saludables…
EUGENIO R.P.
Cádiz, 27 de septiembre. ¿Qué hago yo el domingo? Considerar que debiera haber rotulado el gobierno su descuaje legislativo con el nombre de “Ley de protección a las tabernas”.
L.MUÑOZ
Valdepeñas, 27 de septiembre. Trabajar: Este ayuntamiento por fortuna, aunque maurista, ha hecho caso omiso del descanso dominical.
LISARDO AGUILARREAL
Admirar la mansedumbre de los españoles ante esta ley despótica y ver cómo la única iniciativa del gobierno en cuanto a las costumbres es el fomento de la vagancia…
UN MÉDICO
(…) El último domingo lo he empleado en renegar de la ley dominical (…). Soy médico, (…) y di principio a la visita de enfermos más temprano que de costumbre, pero ni esto me valió, pues aunque apresuré el paso y acorté la estancia en casa de los enfermos, cuando dí término a mi trabajo habían dado las once, y no pude encontrar peluquería ni barbería donde quisieran afeitarme. Al salir de la última y atravesar la calle, un coche que pasaba me llenó de barro, poniendo el calzado imposible de presentarme de tal manera en ningún sitio…
Llego a uno y otro establecimiento de limpiabotas y los hallo todos cerrados. Oí misa para cumplir los deberes religiosos y a mi salida del templo, entro en un estanco para comprar tabaco y cerillas, en el que me despachan el tabaco y me niegan las cerillas. ¿Es acaso que el despachar tabaco y efectos timbrados no es trabajo y si lo es la venta de cerillas?…
Que cada uno saque sus propias conclusiones…

96 COMENTARIOS

  1. ¡Y yo protestando porque trabajo algunos domingos y fiestas de guardar! XD Es increíble. Pero la vida hay que vivirla y necesitamos tiempo para hacerlo. Por desgracia, si no eres millonario, también hay que trabajar y el tiempo libre cada vez parece menos ¡quiero más días libres y más vacaciones!
    Un beso enorme

  2. Vaya que eran trabajadores en aquélla época, claro que disfrutaban poco de la vida. Ahora se necesita del descanso pero sólo disfruta el 30% de la gente que es la que tiene dinero. jeje, siempre falta o sobra algo. Muy interesante entrada. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

  3. ¡Increíble! La gente protestando porque les impiden trabajar en domingo.
    Igualito que ahora, je,je.

    Como anunciabas al principio de tu entrada, no tiene desperdicio ninguno. Para enmarcar.

    Un abrazo.

  4. cosas sin sentido!!!
    A mi que no me basta con los domingos y los festivos…
    busco un sábado, lo curioso es que nunca me aburro… que si me ganara la lotería!!! xD

    Besosss!!
    😀

  5. Me encanta 🙂 la mujer del panadero era mi preferida hasta que he llegado a Don Lisardo Aguilarreal…al que me parece conocer de toda la vida. Dios, juraría que trabaja en Intereconmía…pa´mi que con tal de no descansar ha pasado hasta de morirse.

    Un abrazo, Félix

  6. Me da error al intentar publicar el comentario…decía que me encantó la entrada, Félix y que la mujer del panadero borrachín era mi favorita hasta que llegué a Don Lisardo Aguilarreal(sería un nick? ) al que me parece conocer de toda la vida. Dios, ni que trabajase en intereconomía…para mi que sí, y que con tal de no descansar ha pasado hasta de morirse…jeje

    Besos, Félix.

  7. laMar…

    Por supuesto que necesitamos tiempo libre para disfrutar de la vida, pero si analizamos el contexto histórico, nos encontramos en que la oferta de ocio no erá igual a la que hay hoy en día, y si además les cerraban las bibliotecas. Pues ¡a pasear se ha dicho¡

    Un enorme beso

  8. ¡Se quejaban con muchas ganas de tener que descansar! ¡Increíble! Pero claro, había menos recursos de ocio que ahora, cómo han cambiado las cosas… para mí, a mejor. Y me quejo porque el fin de semana se me hace corto, uf.
    Un beso!

  9. Alma…

    Nunca estamos conformes con lo que tenemos ¿verdad? y es que la vida es así de injusta. No obstante, era otra época, y yo creo que con un concepto del trabajo mejor que ahora, ya fuese por necesidad o por amor a su profesión. Gracias.

    Un besote

  10. Perikiyo…

    ¡¡Pues a las tabernas en masa¡¡ Esa era de las pocas opciones que quedaban, aparte de pasear por el parque o aprovechar para cumplir con las obligaciones maritales 😉

    Un fuerte abrazo

  11. almalaire…

    ¡Ay, lo que sufrió esa mujer con su marido en la cantina con los amigotes¡
    ¿Lisardo Aguilarreal de Intereconomía? jajaja, buenísimo. No sé, pero el discurso era el mismo. Creo que fue el germén, jaja.
    Que gracia.

    Besos¡

  12. Sonix…

    Cuando las personas entraban a una panadería (a hurtadillas porque estaba la persiana medio bajada), les decía el panadero: “Coman aquí dentro lo que se les apetezca y puedan pagar, pero a la calle no sale ni una hogaza de pan…” Así estaba la cosa…
    Y nos quejamos, ayyy bendito.

    Besos¡

  13. Lo cierto es que ese sentimiento de aburrimiento dominguero, continúa patente en mucha gente. Desde luego influye las posibilidades de cada cual para acceder a actividades de ocio y recreo, pero puede comprobarse domingo a domingo cómo se paraliza en cierta medida la ciudad. ¡Ya no digamos un pueblo!

    Anduve una larga temporada en Nottingham (Reino Unido), y los domingos los temía casi tanto como visitar el comedor en busca de comida xDD De verdad que no he visto nunca una ciudad más vacía domingo a domingo en toda mi vida. Hasta mis compañeros de residencia (mayoritariamente ingleses) se quejaban del aburrimiento dominguero.

  14. Javier…

    Es verdad que los domingos son para el ocio y disfrute, la terraza o el sofá, la lectura o el paseo. Y no te falta razón, echar un vistazo por las calles y no hay más que verlo.
    ¿Viste a Robbin Hood por Nottingham? XD. Cuanto más los ingleses, que por clima y costumbres no son tan dados en “echarse a la calle” como por estos lares.
    Eran otros tiempos y las tabernas debían estar muy concurridas para lamento de las abnegadas esposas.

    Un fuerte abrazo

  15. Bienaventurados los que (como yo) trabajan en domingo, porque todos ellos irán de patitas al Infierno, y allí, ¡por fin! podrán correrse una buena juerga dominical…

    Amén.

  16. Otra época, otras costumbres, otras “reglas” sociales, casi nulas tecnologías aplicadas al ocio… Pero también contaban con algo que nosotros no tenemos y yo de veras lo echo en alguna ocasión de menos: relojes “más lentos”. No era todo tan frenético, sin duda, como ahora.

    A Nottingham fuí con más intenciones de ver a las Ladies Marian xD Pero claro: ¿cómo no ver al bueno de Robin en su ciudad?

    Por allí llegamos a la conclusión de que hacía falta cambiar por decreto-ley el Sunday por otro Saturday. Incluso por un Tuesday, porque allí en los ambientes universitarios son más de Tuesday Night. Mucho más que del consabido Saturday Night. Dónde va a parar…

  17. Je, je, lo del herrero y el médico está fenomenal.
    ¡Cómo cambian la visión de las cosas con los años!
    No tenían internet y hacer deporte estaba reservado para 4 locos, je, je, se reducían mucho las posibilidades.

    Un abrazo Felix.

  18. Javier…

    No existían las prisas que tenemos ahora. Por comer, por conducir, por llegar a los sitios, por estudiar, por trabajar… todo a un ritmo frenético. Como bien dices, era otro ritmo de vida, sin duda más sano que el actual, todo transcurría más lentamente.
    ¿Las Ladies Marian? XDDD
    Cuando yo era universitario, el “día clave” de la semana era el Thursday, aunque el Saturday tampoco se quedaba atrás. ¡Menudos thursdays me pegaba¡ Pero si los Sundays lo cambias a Saturday, está muy bien, pero ¿cuando descansas? ¿el Monday?

    Amos, amos, que faltan días…

  19. Jose…

    ¡Ese médico¡ de aquí pallá, de alla pacá¡ el pobretico. En aquellos tiempos si veían a uno correr, era señal de que había robado algo, jaja.
    Y es que cambian todo una barbaridad…

    Un abrazo

  20. Jueves, jueves, jueves, jueves, jueves, jueves y jueves. Seguro que rezaba eso tu almanaque y el de otros muchos xD

    El lunes es una solución, por supuesto. Pero la más óptima siempre ha sido descansar “in class” 😛

  21. Javier…

    Me levantaba los jueves con la adrenalina por las nubes XDD.
    Yo no descansaba “in class” básicamente porque iba poco. Más bien era de “pásame los apuntes, plis”. Tenía la agenda muy cargada XDDD.

  22. Madre mía, como ha cambiado el cuento. Ahora las protestas serían si la obligación fuese la de trabajar 48 horas semanales (con todos mis respetos a quienes ya las hacen, que seguro que no son pocos/as)… ¡Y ni te cuento si esta fuese los 7 días de la semana!

    Muy interesante ver como hemos cambiado de mentalidad según las necesidades de la época.

    Excelente artículo que debería servirnos para darnos cuenta de lo afortunados que somos, ¡un abrazo!

  23. A mi me encanta todo lo que es testimonio, desde los evangelios, hasta la muerte del Che Guevara y etcs. Tus entradas son verdaderamente geniales ésta no puede serlo mas. De todas las protestas me traje esta:

    “Considerar que debiera haber rotulado el gobierno su descuaje legislativo con el nombre de “Ley de protección a las tabernas”.

    Por lo menos denota agudeza y humor.

    Saludos cordiales Félix un beso amigo.

  24. Si al final se saldrán con la suya y permitirán volver a abrir las tiendas todos los domingos y festivos porque en otras profesiones ya se trabaja en esos días, legal o ilegalmente.
    El que la sigue, la consigue.

  25. Leyéndote hace que perciba los sentimientos que transmiten tus palabras, por medio de la poesía o vivencias que van salpicando los momentos.
    Ello hace que me resulta muy agradable pasar un rato a tu lado visitándote y comentando.

    El suspiro
    enamorado
    de un rayo de luna
    en el claro del bosque

    El suspiro
    enamorado
    de las lagrimas del viento
    en el claro del lago

    El suspiro
    enamorado
    del travieso sosiego
    en el claro del alma

    María del Carmen

  26. Lorena…

    Si, la pobre vió como no le beneficia en nada la entrada en vigor de la nueva Ley. El marido bebiendo en la cantina gastando no era buen augurio.
    Tienes razón al decir que los tiempos han cambiado y que con el ritmo frenético que llevamos hoy necesitamos descanso, eso sí, si se trabaja duro durante el resto de la semana, porque si no es vagancia 😀

    Un besito y un abrazo de osito

  27. Aida…

    Los testimonios de las personas hechos desde la sinceridad nos dicen más que mil imágenes. La alegría, la tristeza, la disconformidad… todo ello podemos apreciarlo en sus palabras.
    “Considerar que debiera haber rotulado el gobierno su descuaje legislativo con el nombre de “Ley de protección a las tabernas”…
    Si, querida amiga, todo agudeza y humor. Gracias.

    Cordiales saludos

  28. guerrerodrigez…

    Con esos horarios que comentas se echaría el pueblo a la calle. Pero no es menos cierto que de 40 horas semanales hay muchas personas que no rinden ni la mitad en su puesto de trabajo. No son productivos y además piden descansos y más descansos y, por supuesto, aumentos de sueldo. No valoramos la calidad de vida que tenemos hoy en día (sólo algunos países por desgracia). El inconformismo va intrínseco al ser humano. Gracias.

    Un fuerte abrazo

  29. Miguel Angel…

    Yo soy partidario del libre comercio. Que cada cual abra su tienda cuando le venga en gana, máxime cuando las grandes compañias y centros comerciales se comen al pez chico. Pero si es verdad que hay gente obligada a trabajar en domingo, pero los más, descansan otro día…

    Un abrazo

  30. Vaya mentalidad!!
    Esto demuestra lo ignorantes que llegamos a ser, en todas las épocas hay cerebros pequeños, tienen las cosas en sus narices y no las aprecian ni las consideran.
    Hoy también hay gente que dice que si no trabajara se aburriría, son maquinas de trabajo.
    Si vieran que hoy se descansa ya desde el viernes y fiestas de guardar, se aburrirían doblemente?
    Vivir para ver!!
    Un abrazo y mil gracias no me canso de repetirlo porque lo mereces

  31. Marian…

    Lo que dices me parece muy correcto, pero tenemos que situarnos en el contexto histórico y los usos y costumbres. Hoy en día hay de todo, desde perezosos improductivos hasta enfermos del trabajo, quizás el término medio sería la mejor postura de enfoque laboral.
    Mil gracias a tí por tus palabras, Marian.

    Un besote

  32. Félix, genial el documento para ponernos en nuestro sitio a todos. Hacía falta una labor de investigación así. Enhorabuena por tu olfato periodístico.

    UN beso

  33. Para que la gente no se aburra en domingo inventaron el fútbol, el tenis y la fórmula 1.

    Un besito.
    Faltaré algunos días, espero que estéis por aquí a mi vuelta.

  34. meg…

    Has dado en el clavo. Deberíamos recapacitar sobre nuestro equilibrio rendimiento laboral-ocio, puesto que vamos a la deriva en este aspecto. Precisamente, en tiempos de crisis, es cuando hay que apretarse más el cinturón y producir más. No digo que lo llevemos al punto de aquella Ley, pero eso va en la conciencia de cada uno. Gracias por tus palabras, Meg, pero aquí la única periodista eres tú¡¡

    Un besote

  35. Elena…

    jeje, eso está bien, para que se distraiga el personal. Pero en aquellos tiempos no lo tenían por suerte o por desgracía 😉
    Un besito paisana, y no te preocupes que estaremos al pie del cañón (en septiembre seguro,jajaja).
    Felices vacaciones

  36. A día de hoy parece impensable que estas cartas existan. Quizás esto demuestra que la mayoría de nuestros actos se basan en las costumbres, en lo que hemos aprendido a hacer.

    Por otra parte, me compadezco con el hombre que pide una biblioteca grande y gratuita, qué pena eso de no poder leer. Actualmente, Internet es esa gran biblioteca, en Internet podemos encontrar casi cualquier libro.

  37. ¡¡Si no lo leo no lo creo, de verdad la gente se aburría!! quizás eran otros tiempos, y no había sitios en donde divertirse, y efectivamente la televisión no existía, ¡pues si que ha cambiado la cosa, si! ahora nos faltan horas para el ocio.
    ¿Aburrirnos? esa palabra no está en nuestros diccionario hoy por hoy.
    Un beso Felix

  38. Como muy bien dices, no tiene desperdicio…

    Obligado a holgar dice el herrero, con lo bien que se está el domingo sin faena.
    Y a la pobre panadera se le acabó el hacer juntos lo extraordinario.

    Muy bueno Felix como siempre.

    Un beso.

  39. Que ironía Felix, esta gente quejandose (aunque se comprende dado a que era otra época)… Que diera yo porque hoy en día en E.U entrara en vigor esa ley!

    Dejame soñar un poquito: Cumpliría relajada con tantos pendientes en casa! Sobre todo, dedicaría tiempo de calidad con mis seres amados y de paso haría lo que JOSE MARTIN DIEZ: “Ilustrarme por medio de la lectura en el campo y recibir aires puros y saludables…” :)…

    Tal vez pronto, tan pronto como cambie de empleo…

    Un besito de miercoles 🙂

  40. Lo que hay que leer. XD

    Hay que ver lo que les gustaba eso del trabajo a nuestros antepasados. ¡Con lo bonitas que son las mañanas de domingo, por favor! Para que luego digan que hay cosas que no cambian.

    Besos.

    PD: ¿Seguro que no son cartas del Día de los Inocentes? Estoy que no me lo creo. :p

  41. Ay, cómo cambian los tiempos!!!! Y yo que estoy deseando que llegue el fin de semana, aunque sea simplemente para tumbarme en el sofá a leer un libro!!! Me quedo con la pobre mujer del panadero, santa paciencia!!! Abrazos 😉

  42. Cendrero…

    Ciertamente amigo. Los usos y costumbres de las sociedades cambian. Las formas de divertirse, las modas… e incluso la visión del trabajo que, a tenor de estas cartas, parece que se lo valoraba más que hoy.
    En la segunda mitad del siglo XX, la Humanidad ha avanzado increíblemente. Pero tanto en el siglo XIX como en los cinco primeros lustros del XX, se forjó todo lo que vendría después. Y todo gracias al trabajo de científicos, investigadores, médicos…

    Un abrazo

  43. Luisa Maria…

    Ya sabes que la oferta de ocio tal y como lo concebimos hoy en día era prácticamente inexistente. Por supuesto que se divertían, pero con cosas más sencillas y menos “mecanizadas” que nosotros.
    mmmm, me da que hay mucha gente que se aburre como las ostras por mucha oferta cultural que tengan, y es que hay mucho zoquete…

    Un beso, Maria Luisa

  44. Jose Antonio…

    Ay, querido amigo¡ Ya se por donde van los tiros. Y es que no estás conforme con nada :D. Pero conociéndote, seguro que no pararás cuando te den el “finiquito”, que ya te lo has ganado.

    Un abrazo

  45. M@R…

    Eso sería una gran idea. Cumplir con tus seres amados, también disfrutar de la naturaleza, de la lectura, y tener más calidad de vida…
    Busca un empleo que te permita todo eso y más, que seguro que lo encuentras :D. Tan solo es proponérselo ¡pide la baja en la empresa¡ jaja

    Un besito casi ya de jueves 🙂

  46. Olvido…

    Para mi, las mañanas de los domingos son de lo mejor. Y tengo un ritual que cumplo a rajatabla: prensa, churros o croisants, paseo por la playa, un poco de holgazanería… en fin, que disfruto :D.
    Créetelo querida amiga. No era el día de los inocentes, era la mentalidad de entonces.

    Besos

  47. Nela…

    Conclusión: te doy la razón 😀
    El hecho de que los libros cuesten tan caros es por los intermediarios, y en eso debería tomar cartas en el asunto el Ministerio de Cultura, que para algo está. Una sociedad que lée, es una sociedad más tolerante, democrática y trabajadora.

    Un besote

  48. perdona acabo de ver el comentario!pues yo lo compre en ferrol, en la coruña en una tienda de hosteleria, tienes unos en barcelona en mundodelareposteria.com, que tienen tienda online, aunque segun me han comentado tambien los tienen en el corte inglés!y si tienes un ikea cerca mira por alli, porque los moldes de cubitos de hielo de silicona tambien valen. de todas formas, creo que la marca ibili tiene pagina web y venden online!besotes

  49. Irene…

    El Ferrol me pilla lejos para comprarlos, pero suelo ir por Barcelona. No obstante, indagaré por aquí. Ya te dije que la repostería no es lo mío, así que prefiero empezar con algo facilito 😀
    Gracias Irene, se feliz.

    Besotes

  50. Increíble!!!! Pero qué trabajadores!!!
    A mi que me faltan horas para tantas cosas “no profesionales” que me gustan…
    Lo que no entiendo es lo del aburrimiento, siempre se puede hablar,o comentar un libro leído, hacer el amor, pasear, viajar, escuchar la radio, jugar a cartas o al ajedrez, hacer deporte, jugar con sus hijos, contarles cuentos, ayudar a sus mujeres en casa… claro que eran otros tiempos, y los hombres sino trabajaban o se limpiaban las botas o iban a comprar tabaco,no sabían en que matar el tiempo.

    Menos mal que hemos evolucionado.

    Habría que preguntar a sus mujeres que les parecía lo del descanso dominical.

    Un saludo.

  51. El tema es polémico. Los tiempos sin duda han cambiado y la gente elige lo que le gusta hacer en sus ratos de ocio.
    Pero pienso en otra gente que ese día se quedan solos y nadie los visita y tampoco tienen a quien visitar y que por diversas circunstancias de la vida se volvieron dependientes y los domingos la gente no trabajam entonces se los deja solo.

    Muy linda historia, curiosa e interesante.

    besotes

  52. Bea…

    Ciertamente, querida amiga, en muchas ocasiones nos falta tiempo para dedicarlo al ocio, a nuestro disfrute personal, pero por suerte o por desgracia, lo primero es lo primero. Primero ser un buen profesional, que te guste tu trabajo (que es otra forma de disfrutar) y luego lectura, cine, montaña rusa, hacer el amor (compatible con las jornadas de trabajo, senderismo, alpinismo….
    Tienes razón, eran otros tiempos y en eso hemos evolucionado, pero hemos dado pasos atrás de gigante en cuando al respeto a nuestros mayores y a la educación de los jovenes…

    Un abrazo

  53. SUSURU…

    El asunto que hoy nos ocupa invita a una reflexión concienzuda y a un debate en el que valorar muchos aspectos de los cambios en las sociedades con el transcurso del tiempo. También es posible que se creara tal dependencia del trabajo que obviaran que existían otras formas de vivir, sin duda más amenas. Pero en su contra, las jornadas de trabajo eran bastante, y por mucho, más largas y agotadoras que las que “disfrutamos” hoy en día.

    Un besote

  54. No siempre llueve a gusto de todos. Con la cantidad de cosas que se pueden hacer en domingo. Yo como trabajo de lunes a sábado el domingo me sabe a GLORIA jejeje.

    BESOS.

  55. Creo que queda claro la opinion de la gente, y en parte estoy de acuerdo con ellos. La vagancia no es buena para la mente, y el hecho de que todo este cerrado causa alguna complicaciones.
    Sin embargo, ¡Aguante la Vagancia! ;).
    Solo hay que saber ocupar el timepo libre, porejemplo descansando bajo el sol, jajaja.
    Un Saludo
    Uriel

  56. MAESTRO, MAESTRO, MAESTRO.

    Ole, hay que ser bueno, para publicar una entrada tan genial.

    He disfrutado, mas que comiendo chocos, mientras leía, lo FRIKI, que podían ser antes, el personal y yo pensando que esto solo ocurría ahora. Lo del mecánico, que pedía bibliotecas, es de un culto subido. Y la panadera, hay que pensar profundamente en su desasosiego.

    Lo de descansar los Domingos, es un tema, que nunca me importo, mi profesión de festero, no tiene días
    de descanso. Pero si supiera el personal, que fantástico es descansar un Lunes, cuando todo el mundo se ha marchado al curro y los gilipollas de mis vecinos y vecinas, dejan de dar por culo, los Sábados y Domingos, con sus cortacésped.

    un saludo. que estamos hechos unos vampiros.

  57. Pedro…

    jajaja, que cosas tienes. Lo mio viene de cuando tenía el pub, que me acostumbré a trasnochar, y sí, cuando se iban los lunes los honrados ciudadanos a trabajar, nosotros a dormir. Veo que te llevas estupendamente con tus vecinos ¡córtale la electricidad¡

    Un abrazo de un vampiro a otro

  58. Eran tiempos en los que la gente sólo hacía que trabajar como mulas, si no les ofrecían una alternativa al trabajo, sólo les quedaban las tabernas.
    El ocio se veía como un castigo… ¡Vaya cambio!

  59. Javier…

    Trabajaban como bestias, con unas jornadas larguísimas (nada de convenios) y como catarsis, y como bien dices, solo les quedaba la taberna de turno.
    Si, como han cambiado las cosas,buff¡

    Un abrazo

  60. jajaja pero es que al pobre médico le pasa de todo! así no hay quien disfrute de un día de descanso.

    La vida de entonces era mucho mas dura que la de ahora, y seguro que recibirían bien noticia del descanso, lo malo es que tal vez no había muchas alternativas que no fueran la taberna, no se…

    Abrazos!

  61. David…

    ¡Lo que hace un buen gazpacho¡jajaja. Y no terminé de relatar la historia del médico, que seguía… así que imagina el día que tuvo el señor galeno. Entonces no había otra cosa: trabajar, familia y taberna, y el orden de los factores no alteraba el producto 😛

    Abrazos¡

  62. Hola Felix!

    Que curioso que guardes periodicos tan antiguos!
    Ya ves que nos sacan de nuestros hábitos y ya no sabemos que hacer con nuestro tiempo, si a la sociedad de esa época la trasladan a la edad media les matan, que había tela de fiestas que les obligaban a guardar además de los domingos.

    Muy curiosa la entrada.

    Un beso.

  63. Hola Grandolina¡¡

    Si no fuera por mi abuelo que se tomó la molestía de recopilarlos de mi bisabuelo, y mi madre a su vez que los trató con mimo, no habrían llegado a mis manos. Así que el mérito es de ellos ;).
    Sobre la entrada, te diré algo que tú has dicho de otra forma “Somos animales de costumbres…”

    Besotes¡

  64. Los españoles muy afortunados.. Hay muchos días de vacaciones y días de fiesta.. tienen una larga pausa para el almuerzo… Estoy trabajando 11 horas al día.. También trabajo un día completo los sábados… No hay almuerzo en el trabajo.. pero yo soy un poco más cómodo porque trabajo en un escritorio todo el día; ordenador y yo 🙂

  65. DESEO…

    En eso llevas razon. El calendario laboral español esta plagado de fiestas. Tu trabajo es duro, pero al menos estas sentada, aunque pasear un poco no te vendria mal. No es bueno estar tantas horas en la misma postura. Tu ordenador y tu 🙂

    Besos turcos¡

  66. @Mer
    La taberna, la taberna, yo creo que era el mejor sitio, jajaja. Tú lo has dicho, holganazear por la morning y por la tarde un cafelito (o cola-cao) y luego un cine con palomitas. Y luego una cena ligerita :).
    Intento sacar partido a los domingos, y casi siempre empiezo comiendo churros,jajaja.

    Besitos de azahar con sabor a fin de año 🙂

  67. @Mer
    Están los periódicos un poco pachucos,jajaja, pero los conservo bien dentro de lo que cabe. A mi lo que más me divierte (no se si lo habrás leido) es el del señor de las “antiparras verdes”, jajaja.
    Una vez más, gracias a tí.

    Besos de azahar

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)