El Caso, un periódico “diferente”

13

De papel humilde, a cinco columnas y dos tintas, la negra y un rojo sangriento, costaba dos pesetas. Y, aunque algunos lo bautizaron como el “periódico de las porteras”, fue pionero en el periodismo de investigación en España. Fue fundado por Eugenio Suarez en 1952.
De este diario se decia que sus páginas chorreaban sangre, lo que le ocasionó muchos problemas con la censura. Por ejemplo, el censor impidió que el nº92 se imprimiera porque su foto de portada no era apta para la moralidad cristiana. Era el “caso de la mano cortada” y, muy a su pesar, acabó siendo un éxito entre el público…
Pero la mayor gesta censora para con el semanario fue la condición sine qua non de publicar un crimen por semana.
Las tiradas de “El Caso” rompieron todas las barreras, abarcando una tirada continua de más de 100.000 ejemplares. Algunos, como el fundador Eugenio Suárez consideraba que en gran medida era por los sucesos allí contados, como es el caso de los crímenes del Jarabo. Hizo aumentar la tirada hasta el medio millón de ejemplares, agotándose el periódico en todo el país. En agradecimiento, el director le hizo llegar una caja de puros a la cárcel antes de que le “dieran garrote”.
Su popularidad crecía, pero también recibía muchas críticas por su carácter violento. ¿Podía uno considerarse un fan del Caso?. Eugenio Suarez comenta que en las zonas adineradas de Madrid compraban la revista HOLA y el diario ABC solo para esconder entre ellos EL CASO. Decían: “dame también el feo…”

El semanario se fue haciendo un hueco en los hogares españoles y se ganó la complicidad del público. Así pasó en el caso del crímen de los Marqueses de Urquijo, cuando “El Caso” llegó media hora antes que la policía gracias al aviso de un vecino.

Muchos fueron los sucesos que marcaron sus páginas: El enigma de la mano cortada, La Matanza del Cortijo de los Galindos, La Casa Maldita, Los Crímenes de Jarabo, El Quinqui Lute, Extraterrestres en España, El misterio del baúl, El episodio de la tumba de Ituren, Las estanqueras de Sevilla, los secuestros del niño pintor de Málaga y el de Somosierra…

Pero, aunque para algunos fuese “el semanario de la portera o chorrease sangre”, a nivel periodístico se podía considerar que el rotativo cumplía una auténtica función de ayuda a la ciudadanía. No sólo se publicaban crímenes. También daban consejos para viajar a la gran ciudad, para protegerse de los malhechores, incluso tenía un consultorio sentimental, una sección de contactos, también crucigramas, quinielas… 
Una manera de hacer periodismo que marcó un antes y un después en la profesión y en la sociedad española. Porque, como dicen algunos, “fue el semanario más anormal que jamás ha habido en España, y el más fascinante”.

Imágenes: Hemeroteca de El Caso
Via: Cadena ser extra

Comentarios13 comentarios

  1. Recuerdo a mi abuelo que me lo dejaba leer a escondidas ya que era “para mayores” por todo su contenido tan lleno de violencia….con la de cosas que ven ahora nuestros hijos en la televisión, como ha cambiado el mundo. A veces con algunos jóvenes amigos que se escandalizan porque en un pueblo olvidado un paisano con la escopeta se carga a un vecino, les cuento que en España han ocurrido estas cosas siempre, lo decía El Caso.
    Un abrazo amigo y me llevo hoy recuerdos de mi niñez con lecturas a escondidas…gracias a mi abuelo.

  2. Senovilla,
    Me viene a la mente la matanza de Puerto Hurraco. Escopeta en mano disparando a los tranquilos vecinos. El mal, pese a quien le pese, habita en nosotros. Aunque por fortuna casi siempre reina la cordura 🙂
    Un abrazo para ti y un recuerdo a tu abuelo…

  3. yo tengo 43 años y me dio poco tiempo a conocerlo pero mi abuelo lo compraba y en cuanto se descuidaba yo me ponía a mirar las fotos era como una llamada a lo prohibido ya que no querían que lo mirara .Nunca pense que un miembro de mi familia terminaría siendo portada de el.

    • Hola, David. Yo tengo 45 años y sentía la misma sensación que tú. Era una lectura tabú… Que un miembro de tu familia acabara siendo portada de El Caso no debe ser grato, no…
      Un abrazo

    • Hola Rafael. No es tarea fácil, al ser un periódico extinto y por tanto no se le puede solicitar a redacción. Pero en la hemeroteca de tu ciudad es muy posible que guarden un ejemplar. Yo he conseguido por esa vía algunos incluso más antiguos.
      Un saludo

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)