Inicio Edad Moderna ¿Quiénes fueron las seis esposas de Enrique VIII?

¿Quiénes fueron las seis esposas de Enrique VIII?

esposas de enrique viii.PNG

La caótica vida amorosa del monarca condujo a una sucesión inestable, cambios en la política exterior y una ruptura con Roma

El rey Enrique VIII gobernó Inglaterra durante 36 años (1509-1547), en los inicios del inglés y la protestante. Pero es la tumultuosa vida romántica del monarca, más que su política, lo que lo ha mantenido en el centro de atención.

Enrique VIII es más conocido por sus seis esposas y multitud de amantes que tuvo. La búsqueda desesperada del monarca por la unificación política y un heredero masculino sano lo llevaron a anular dos matrimonios y decapitar a dos esposas. Su caótica vida amorosa causó una sucesión inestable, problemas en la política exterior e incluso la ruptura con Roma.

A continuación una breve pincelada de las vidas de las esposas de Enrique VIII junto con el impacto que este melodrama de la vida real tuvo en Inglaterra.

Catalina de Aragón (1485-1536): degradada por no tener hijo

catalina de aragonEnrique tomó el trono en 1509, a los 17 años. Seis semanas después se casó con Catalina de Aragón, hija del rey Fernando y la reina Isabel de España y viuda del hermano mayor del monarca inglés, Arturo. Desde el momento en que el joven Enrique se casó, se obsesionó con continuar la línea Tudor. Después de embarazos múltiples y varios nacimientos con muertes prematuras, la única hija que sobrevivió fue María, nacida en febrero de 1516.

Catalina permaneció junto a Enrique durante 23 años e incluso se cree que es la única mujer que el rey realmente amó. “Enrique la veía como una esposa modelo en todos los aspectos… excepto sus fracasos para darle un hijo”, dice la historiadora de los Tudor Tracy Borman. Frustrado por la falta de un heredero masculino, el amor de Enrique se diluyó.

Tuvo una breve aventura extramatrimonial con Elizabeth “Bessie” Blount, una de las damas de honor de Catalina. En 1519, Bessie fue llevada en secreto al campo de Essex, donde dio a luz a Enrique Fitzroy, el único hijo ilegítimo de Enrique.

En la década de 1520, el monarca se había quedado prendado (no sabemos si amor o cariño) por Ana Bolena, otra dama de compañía de la reina, y finalmente buscó la aprobación del Papa para una anulación. Argumentó que su matrimonio con Catalina no era válido porque la boda con su hermano Arturo se había consumado, pero aunque siempre negó esto. Cuando el Papa rechazó la solicitud de Enrique, el rey se divorció de Catalina contra la voluntad de la Romana y estableció la Iglesia de Inglaterra, marcando el comienzo de la Reforma.

Leer también:  Agostino Chigi, mecenas del renacimiento romano

Catalina murió en el castillo de Kimbolton, como princesa y no como reina, el 7 de enero de 1536.

Ana Bolena (1501-1536): la Unión que provocó la reforma, decapitada

ana bolenaAna y su hermana, Mary, pasaron parte de su infancia en la corte de Francia. Mary regresó a Inglaterra en algún momento alrededor de 1520 y tuvo una breve aventura con Enrique. Este se enamoró de Ana, pero ella rechazó los devaneos del rey. No le interesaba ser amante. Cuando Enrique buscó la anulación de su primera esposa para casarse con Ana, Roma se negó. Entonces el rey se separó de la Iglesia Católica Romana y formó la Iglesia de Inglaterra.

Enrique y Ana se casaron en enero de 1533, y esta dio a luz a su primera hija, Elizabeth en septiembre del mismo año. El rey mantuvo la esperanza de que Ana le diera un hijo, pero después de una serie de bebés nacidos muertos, Enrique perdió interés en su esposa. Cuando tomó una amante, Ana se enfureció. Desesperado por terminar la relación, Enrique la acusó de adulterio y traición y anuló el matrimonio.

El 19 de mayo de 1536, Ana fue decapitada por sus presuntos delitos. Es, con mucho, la más estudiada de las esposas de Enrique VIII, pero gran parte de su vida sigue siendo un misterio, incluidos los términos de su ejecución. Muchos historiadores creen que Enrique “fabricó” los cargos contra Ana.

Juana Seymour (1508-1537): murió después de dar a luz a un heredero masculino

juana seymourDías después de la ejecución de Ana, Enrique se casó con su tercera esposa, Juana Seymour. Juana había servido como dama de honor tanto para Catalina de Aragón como para Ana Bolena. Las madres de Ana Bolena y la Seymour eran primas hermanas, compartían la misma abuela, y fueron criadas juntas por un tiempo. El 12 de octubre de 1537, Juana dio a luz a Eduardo VI y murió por complicaciones del parto varias semanas después. Por deseo del rey está enterrada en la Capilla de San Juan junto a él.

Ana de Cléveris (1515-1557): matrimonio estratégico de seis meses

ana de clevesEnrique permaneció soltero durante dos años, hasta que su primer ministro le sugirió que buscara una alianza europea y se casara con una de las hermanas (Ana y Amelia) del duque alemán de Cléveris. Enrique solicitó los retratos de las mujeres y descubrió que Ana era la más agraciada de las dos. Cuando Ana llegó a Inglaterra el 1 de enero de 1540, Enrique se sorprendió al ver que no se parecía en nada a la pintura. Trató de detener la boda, pero como el acuerdo estaba estampado y firmado, se casaron el 6 de enero de 1540. Ana, la llamada “esposa fea”, aceptó un divorcio y un acuerdo generoso seis meses después y vivió en paz como la “hermana del Rey” hasta su muerte en julio de 1557.

Leer también:  Fuego amigo: el ejército austríaco que luchó contra "si mismo"

Catalina Howard (1523-1542): colmada de regalos, después ejecutada

catalina howardEnrique se casó con Catalina Howard, de 19 años, una dama de compañía que acompañaba a Ana de Cléveris, en julio de 1540. Para entonces, ya tenía un notable sobrepeso y no podía caminar. Como estaba encantado con su nueva y traviesa mujer, Enrique la colmó de regalos y la llamó su “rosa sin espina”. Pero menos de un año después de su matrimonio, surgieron rumores de infidelidad. Con suficientes evidencias de que lo había sido al menos una vez, Catalina fue ejecutada por adulterio y traición en la Torre Verde el 13 de febrero de 1542.

Catalina Parr (1512-1548): pacificadora que sobrevivió a Enrique

catalina parrEnrique se casó con su sexta esposa, Catalina Parr, en julio de 1543. Una viuda educada y enérgica. Se las arregló para evitar el destino de sus predecesoras, trayendo estabilidad y paz a la corte, mientras servía como una madre amable y cariñosa para los hijos del monarca.

De todas las esposas de Enrique, se dice que Catalina Parr tuvo una mayor influencia en la más amplia variedad de áreas, incluida la cultura de la corte, la , el papel de las mujeres y la educación de los hijos del rey. Ella también persuadió a Enrique para restaurar a sus hijas la orden de sucesión y actuó como regente cuando el rey fue a la guerra con Francia.

Catalina murió en 1548, un año después del fallecimiento de Enrique.

(*) Referencias: Crystal Ponti, history.com, wikipedia, historia de los monarcas ingleses (1978) Imágenes: WikimediaCommons, DeAgostini, GettyImages

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.