Inicio Edad Moderna Cómo un ataque pirata en 1794 impidió que los Estados Unidos adoptaran...

Cómo un ataque pirata en 1794 impidió que los Estados Unidos adoptaran el sistema métrico

usa sistema metrico

El nombre de Joseph Dombey se puede encontrar en muchos libros de texto botánicos del , pero sigue siendo en gran parte olvidado en nuestro tiempo. A pesar de que el botánico francés era un hombre de ciencia, en varias ocasiones estuvo involucrado en asuntos políticos, lo que finalmente llevó a su muerte en 1794 a manos de corsarios británicos.

Se había encontrado con estos con anterioridad, ya que sus colecciones botánicas enviadas desde América del Sur a Francia normalmente eran interceptadas, capturadas y enviadas al Museo Británico donde se exhiben hasta el día de hoy. Los españoles también confiscaron una de sus colecciones de especímenes sudamericanos.

Desde la década de 1790 hasta la caída de Napoleón en 1815, Gran Bretaña y Francia estuvieron en constante conflicto, si es que alguna vez han dejado de estarlo, con ceses de fuego periódicos. Esto hizo que todos los barcos franceses que viajaban por el Atlántico fueran un objetivo legítimo, y viceversa.

Joseph Dombey
Joseph Dombey

Durante su último viaje en 1794, Dombey se dirigía a los Estados Unidos, donde debía presentar los estándares de medición franceses que representaban un metro y un kilogramo. Estados Unidos había declarado la independencia del Reino Unido 18 años antes, pero mantuvo el sistema británico tradicional de pesos y medidas.

Thomas Jefferson, un admirador de los logros científicos franceses, estaba muy interesado en recibir a Dombey, quien fue enviado principalmente para fortalecer los lazos entre Francia y los Estados Unidos para firmar un acuerdo agrícola.

Jefferson estaba en ese momento presionando al Congreso para que abandonara las medidas británicas en favor del sistema francés, el predecesor del sistema métrico que se usa en la mayoría de los países en la actualidad. Para esto, necesitaba un científico experimentado como Dombey y los objetos físicos hechos de cobre, representando la longitud y el peso de las nuevas medidas.

independencia estados unidosAsí que Dombey zarpó camino Filadelfia desde el puerto francés de Le Havre, pero fue capturado en el camino por corsarios británicos. A pesar de que Dombey trató de disfrazarse como uno de los marineros, fue reconocido por los asaltantes. Una vez que se reveló su papel diplomático, el botánico francés fue llevado a la isla de Montserrat, en el Caribe, la guarida de aquellos piratas.

Dombey murió poco después, a pesar de que estaba dentro de los planes de los piratas exigir un rescate a los franceses. Los estándares de medida y peso que llevaba consigo se perdieron por un tiempo hasta que luego se subastaron junto con otros artículos del barco.

Fue necesario una intermediación diplomática para que estos llegaran a manos del entonces Secretario de Estado, Edmund Randolph, quien, al final, no se interesó más por aquel asunto de las nuevos patrones. En un momento dado, el peso se separó de su contraparte de medida de longitud y terminó en manos de Andrew Ellicott, el agrimensor que estableció los límites del territorio que se convertiría en Washington DC.

La familia de Ellicot poseyó el peso de cobre de Dombey hasta 1952, cuando decidieron donar esta particular pieza histórica al Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, donde permanece exhibida.

Hoy en día, muchas industrias estadounidenses han adoptado el sistema métrico, pero el país todavía depende en gran medida de los antiguos estándares británicos. En el libro Midiendo America, el autor Andro Linklater señala la oportunidad perdida con el desafortunado viaje de Dombey:

“La visión [en el Congreso]de esos dos objetos de cobre [el metro y la pesa de Dombey], tan fácilmente copiables y enviables a todos los estados de la Unión, junto con los argumentos científicos que los respaldaban, bien podría haber aclarado las mentes de los senadores y representantes por igual. Y hoy Estados Unidos podría no ser el último país del mundo en resistir el sistema métrico”.

Birmania y Liberia tampoco lo usan, son un efecto colateral de aquel malogrado viaje.

2 COMENTARIOS

Comentarios