Inicio Ciencia En su libro póstumo, Stephen Hawking afirma que ‘no hay posibilidad’ de...

En su libro póstumo, Stephen Hawking afirma que ‘no hay posibilidad’ de la existencia de Dios

breves respuestas grandes preguntas

En el libro final de Stephen Hawking “Respuestas breves a grandes preguntas”, publicado el 16 de octubre por Bantam Books, el profesor afronta una serie de 10 ensayos intergalácticos y aborda la pregunta más antigua y misteriosa de la vida: ¿Hay un Dios?

La respuesta de Hawking, tras décadas de , ensayos y conferencias, no debería sorprender a los lectores que han seguido su trabajo: “Creo que el universo fue creado espontáneamente de la nada, de acuerdo con las leyes de la , escribió Hawking, quien murió en marzo. “Si acepta, como yo lo hago, que las leyes de la naturaleza son fijas, entonces no tardará mucho en preguntarse: ¿Qué papel hay para Dios?”

En vida, Hawking fue un firme defensor de la teoría del Big Bang: la idea de que el universo comenzó explotando de repente a partir de una singularidad más pequeña que un átomo. De este punto emergió toda la materia, la energía y el espacio vacío que el universo contendría, y toda esa materia prima evolucionó en el cosmos que percibimos hoy siguiendo un estricto conjunto de leyes científicas. Para Hawking y muchos científicos afines, las leyes combinadas de la gravedad, la relatividad, la física cuántica y algunas otras reglas podrían explicar todo lo que sucedió o sucederá en nuestro universo conocido.

dios no existe“Si lo desea, puede pensar que las leyes son obra de Dios, pero esa es más una definición de Dios que una prueba de su existencia”, escribió Hawking.

Con un universo funcionando con un “piloto automático” guiado científicamente, el único rol para una deidad todopoderosa podría ser establecer las condiciones iniciales del universo para que esas leyes puedan tomar forma: un creador divino que causó el Big Bang y luego dio un paso atrás para contemplar su obra.

Leer también:  ¿Qué es la geografía?

“¿Creó Dios las leyes cuánticas que permitieron que ocurriera el Big Bang?”“No deseo ofender a los creyentes, pero creo que la ciencia tiene una explicación más convincente que un creador divino”.

La explicación de Hawking comienza con la mecánica cuántica, que explica cómo se comportan las partículas subatómicas. En los estudios cuánticos, es común ver aparecer partículas subatómicas como protones y electrones de la nada, quedarse por un tiempo y luego desaparecer nuevamente en una ubicación completamente diferente. Debido a que el universo una vez tuvo el tamaño de una partícula subatómica, es plausible que se comportara de manera similar durante el Big Bang, escribió Hawking.

“El universo mismo, en toda su inmensa vasta y complejidad, simplemente podría haber surgido sin violar las leyes conocidas de la naturaleza”, escribió. Eso todavía no explica la posibilidad de que Dios haya creado esa singularidad y luego activó el interruptor mecánico cuántico que permitió que todo comenzara. Pero Hawking dice que la ciencia también tiene una explicación aquí. Para ilustrarlo, señala la física de los agujeros negros: las estrellas colapsadas que son tan densas que ni siquiera la luz, pueden escapar de su atracción.

Los agujeros negros, como el universo antes del Big Bang, se condensan en una singularidad. En este punto de masa ultra compacto, la gravedad es tan fuerte que distorsiona el tiempo, la luz y el espacio. En pocas palabras, en las profundidades de un agujero negro, el tiempo no existe. Debido a que el universo también comenzó como una singularidad, el tiempo mismo no podría haber existido antes del Big Bang. La respuesta de Hawking, entonces, a lo que sucedió antes del Big Bang es: “no había tiempo antes del Big Bang”.

Leer también:  Síndrome de Cotard, la rara enfermedad que te hace pensar que estás muerto

“Finalmente hemos encontrado algo que no tiene una causa, porque no había tiempo para que existiera esta”, escribió Hawking. “Para mí, esto significa que no hay posibilidad de un creador, porque no hay tiempo para que haya un creador”.

Estos argumento harán poco para persuadir a los creyentes, pero esa nunca fue la intención de Hawking. Como científico con una devoción casi religiosa a la comprensión del cosmos, Hawking buscó “conocer la mente de Dios” aprendiendo todo lo que pudo sobre el universo que nos rodea. Si bien su visión del universo podría hacer que un creador divino y las leyes de la naturaleza sean incompatibles, todavía deja un amplio espacio para la fe, la esperanza, la maravilla y, especialmente, la gratitud.

“Tenemos esta única vida para apreciar el gran diseño del universo”, Hawking concluye en el primer capítulo de su libro final, “y por eso estoy extremadamente agradecido”.

(*) Publicado originalmente en Live Science

4 COMENTARIOS

  1. Con mucho respeto te digo que sería un gran científico pero nada más. Cierto que no se puede probar la existencia de Dios, y vale no existe. Pero también es cierto que ni el que no responde a las últimas preguntas lo digo yo y vale. Y no dice más ¿El Universo es infinito? y? ¿Generación espontánea y punto? No es el único científico que se ha hecho estas preguntas. Ni él ni nadie tiene una respuesta.
    Un abrazo

    • Algunos dicen que cuando llegue nuestra hora saldremos de dudas, aquellos que las tengan, Katy. La fe es tan respetable como la ciencia, y si en algo destacó este científico en vida es que se mostró siempre respetuoso con los creyentes. Igual y ahora piensa lo contrario, a saber…
      Un abrazo!

  2. Comparto casi todo. Aunque me quedo en un discreto agnosticismo, por si acaso. Yo, como diría Javier Krahe, “prefiero caminar con una duda que con un mal axioma.”
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.