Inicio NOTICIAS ¿Qué dice la Segunda Enmienda?

¿Qué dice la Segunda Enmienda?

segunda enmienda
Tiempo de lectura: 3 minutos

Nos han vuelto a sacudir las noticias de los telediarios con la masacre de Florida, en la que un ex-alumno, expulsado por indisciplina del centro, solitario y obsesionado con las armas, ha matado a 17 personas con un fusil de asalto. La historia se repite una vez más, a modo de déjà vu.

Este suceso no ha hecho sino encender una vez más, el debate sobre la interpretación de la segunda enmienda en el país norteamericano.

«Siendo necesaria una Milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a poseer y portar Armas, no será infringido». Bueno, esa es la Segunda Enmienda, que está en el centro del furibundo debate constitucional sobre la capacidad del gobierno federal para restringir o regular la posesión de armas en Estados Unidos.

El quiz de la cuestión es el siguiente: Durante la era de la Guerra de Independencia, «milicia» se refería a grupos de hombres que se unían para proteger sus comunidades, pueblos, colonias y ocasionalmente sus Estados, una vez que los Estados Unidos declararon su independencia de Gran Bretaña en 1776.

Muchos norteamericanos pensaban en ese momento que los gobiernos usaban a los soldados para oprimir a la gente, y postulaban que al gobierno federal solo se le debería permitir armar ejércitos (con soldados a tiempo completo y pagados) cuando tocara enfrentarse a un adversario extranjero. Para todos los demás propósitos, se debería recurrir a las milicias a tiempo parcial, o a los civiles de a pie con sus propias armas.

No obstante, la Convención Constitucional le dio al nuevo gobierno federal el poder de establecer un ejército permanente, incluso en tiempos de paz

armas segunda enmienda

Sin embargo, los opositores de un gobierno central fuerte (conocidos como antifederalistas) argumentaron que este ejército federal privaba a los estados de su capacidad de defenderse contra la opresión. Temían que el Congreso pudiera abusar de su poder constitucional de «organizar, armar y disciplinar a la milicia» al no mantener a los milicianos equipados con las armas adecuadas.

Entonces, poco después de que la Constitución de los Esados Unidos fuera ratificada oficialmente, James Madison propuso la Segunda Enmienda como una forma de empoderar a estas milicias estatales. Si bien la Segunda Enmienda no respondió a todas las expectativas de los antifederalistas, sí estableció el principio (acordado por ambas partes) de que el gobierno no tenía la autoridad para desarmar a los ciudadanos.

Prácticamente desde su ratificación, los estadounidenses vienen debatiendo sobre el significado de la Segunda Enmienda, con vehementes argumentos por los dos sectores. El debate es si la enmienda protege el derecho de las personas privadas a tener y portar armas, o si en su lugar protege un derecho colectivo que sólo debe ejercerse a través de unidades formales o milicias.

niños armas segunda enmienda

Aquellos que argumentan a favor del derecho colectivo a «la Milicia bien regulada» en la Segunda Enmienda, opinan que el derecho a portar armas solo debe darse a grupos organizados, como la Guardia Nacional, una fuerza militar de reserva que reemplazó a las milicias estatales después de la Guerra Civil.

Del otro lado están aquellos que argumentan que la Segunda Enmienda otorga a todos los ciudadanos, no solo a las milicias, el derecho a poseer armas para protegerse. La Asociación Nacional del Rifle, fundada en 1871, y sus partidarios han sido los defensores más visibles de este argumento, y han llevado a cabo una enérgica campaña contra las medidas de control de armas a nivel local, estatal y federal.

Aquellos que apoyan una legislación más estricta para el control de armas han argumentado que los límites son necesarios para la posesión de armas: quién puede tenerlas, dónde se pueden llevar y qué tipo de armas deberían estar disponibles para comprarlas.

Y también está la «tercera pata del banco», las armas mueven una auténtica fortuna y son una industria millonaria…

Llevan doscientos años «interpretando» la Segunda Enmienda… y ahí siguen. Mientras tanto, no lo duden, se volverán a repetir sucesos como el de hoy.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.