Inicio Edad Contemporánea Hong Kong y la regla de ‘Un país, dos sistemas’

Hong Kong y la regla de ‘Un país, dos sistemas’

hong kong historia

En la medianoche del 1 de julio de 1997, Hong Kong volvió al control chino después de un siglo y medio de dominio colonial británico. El traspaso estaba destinado a establecer una relación de “un país, dos sistemas” entre China y Hong Kong que duraría hasta 2047, con Hong Kong como una región administrativa especial.

Desde la entrega, los residentes de Hong Kong han acusado a Beijing de sobrepasar su autoridad. El “Movimiento Paraguas” fue una serie de protestas en 2014 que terminaron en unas elecciones más transparentes para el jefe ejecutivo de la ciudad. A principios de 2016, los libreros de Hong Kong desaparecieron y “aparecieron” bajo custodia policial en China. Y en este año se están sucediendo protestas por una propuesta de ley para permitir la extradición a la China continental.

Historia de la relación de Hong Kong con China

China cedió la isla de Hong Kong en la primera guerra del opio

primera guerra del opio
La Convención de 1841 de Chuenpi entre Gran Bretaña y China cedió Hong Kong a Gran Bretaña. Al final de la Primera Guerra del Opio, el Tratado de Nanking de 1844 confirmó la cesión.
Historia de los continentes / Colección Everett

Hong Kong cayó por primera vez bajo el dominio chino durante la dinastía Qin en el siglo III aC, y siguió siendo parte del Imperio chino durante unos 2.000 años. Pero entre 1842 y 1898, el Imperio Británico tomó gradualmente el control de las tres regiones principales que conforman la actual Hong Kong: la Isla de Hong Kong, la Península de Kowloon y los Nuevos Territorios.

Todas estas regiones todavía estaban bajo control chino cuando entraron en guerra con el Imperio Británico en 1839. Esta fue la Primera Guerra del Opio, llamada así porque China estaba tratando de evitar que los narcotraficantes británicos pasaran ilegalmente el opio a China (el tráfico había creado una seria crisis de adicciones).

Durante la guerra, China cedió temporalmente la isla de Hong Kong al Imperio Británico con la Convención de 1841 de Chuenpi. Cuando la guerra terminó en 1842, el Tratado de Nanjing obligó a China a ceder indefinidamente la isla del sur a los británicos.

El imperio chino transfiere el resto de Hong Kong al imperio británico

convencion pekin
El mapa en la Convención de Pekín, firmado en 1860. La línea punteada marca el límite entre Hong Kong y China.
Wikimedia Commons

El control de la isla de Hong Kong le dio al Imperio Británico un mejor acceso al comercio del gigante asiático. Ansiosos por tener aún más, renovaron la lucha con China en 1856 y se desencadenó la Segunda Guerra del Opio (a la que también se unió el Imperio francés). Cuando la guerra terminó en 1860, la Convención de Beijing obligó a China a ceder la península de Kowloon al sur de una línea divisoria conocida como Boundary Street.

Leer también:  Revolucionarios que cambiaron la Historia

El 1 de julio de 1898, el Imperio Británico negoció la Segunda Convención de Pekín con China, esta vez alquilando los Nuevos Territorios entre Boundary Street y el río Shenzhen, la moderna línea divisoria entre la China continental y Hong Kong. El arrendamiento debía expirar en 99 años, lo que significaba que China esperaba que Gran Bretaña devolviera la región el 1 de julio de 1997.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Imperio japonés interrumpió brevemente el control británico cuando ocupó Hong Kong (en ese momento, Japón también ocupaba la mayor parte del sudeste asiático). Después de la guerra, docenas de países de Asia, África y América se independizaron del control japonés y europeo. Pero Gran Bretaña continuó con el control sobre Hong Kong, uno de sus últimos grandes territorios coloniales.

Fecha límite para la entrega de nuevos territorios

En 1982, cuando llegó la fecha de vencimiento del control británico de los Nuevos Territorios, los líderes británicos y chinos se reunieron para negociar la transición.

Debido a que el contrato de arrendamiento de 1898 no se aplicaba a la isla de Hong Kong y la península de Kowloon al sur de Boundary Street, Gran Bretaña podría haber tratado de negociar el mantenimiento de esas regiones. Sin embargo, la primera ministra Margaret Thatcher, en última instancia, no pensó que esas dos regiones pudieran sobrevivir por sí mismas.

Después de todo, el aeropuerto de Hong Kong, el aeródromo Shek Kong, estaba en la sección sobre Boundary Street a la que los británicos tenían que regresar. Gran Bretaña decidió que cuando llegara la fecha límite, entregaría todo Hong Kong a China. Si Hong Kong apoyaba o no la entrega ni siquiera se discutió.

Leer también:  ¿Cómo se popularizó la semana laboral de cinco días?
propaganda china
Un cartel de propaganda china que muestra una celebración entusiasta después del regreso de Hong Kong a China en 1997.

¿Qué opción tenían?, si decían “No hay negociaciones”, los chinos se harían cargo sin un acuerdo. Si declaraban su independencia, el PLA [Ejército de Liberación Popular] invadiría. Por lo tanto, ninguno de las dos opciones era válida: la independencia o rechazar la integración no era una opción.

Hong Kong y China firman el acuerdo de ‘Un país, dos sistemas’ hasta 2047

En 1984, el Reino Unido y China firmaron la Declaración conjunta chino-británica que describe su plan para Hong Kong.

Esta declaración estipulaba que Hong Kong se convertiría en parte de China el 1 de julio de 1997, pero que los “sistemas sociales y económicos actuales” y el “estilo de vida” en Hong Kong seguirían siendo los mismos durante 50 años. En este acuerdo de “un país, dos sistemas”, Hong Kong continuaría operando en una economía capitalista, y los residentes seguirían teniendo derechos de expresión, prensa, reunión y creencias religiosas, entre otros, al menos hasta 2047.

En este año de 2019, han estallado protestas por un proyecto de ley que muchos residentes de Hong Kong consideraron que violaría el acuerdo de “un país, dos sistemas” al permitir la extradición a la China continental. El proyecto de ley permitiría a las autoridades locales detener y extraditar a los delincuentes fugitivos (o no) que son buscados en territorios con los que Hong Kong no tiene acuerdos de extradición, incluidos China continental y Taiwán.

Los críticos del proyecto de ley argumentaron que podría conducir a lo que algunos han descrito como “secuestro legalizado” (de hecho así está ocurriendo). Así pues, la población está terriblemente preocupada sobre cómo será la vida en Hong Kong cuando la fecha de vencimiento de este acuerdo pase en 2047. Las manifestaciones se suceden, pero el gigante asiático los engullirá…

paraguas hong kongReferencias: Wikipedia, Historia de China, Becky Little, History.com, periodista en Washington, DC – Twitter  @MsBeckyLittle — Imagen propaganda china: Anthony Wallace / AFP / Getty Images

2 COMENTARIOS

  1. Como bien señalas, el gigante lo engullirá. Sobre todo porque cada vez andan más cerca en el modelo productivo, dado que China solo conserva del comunismo el autoritarismo y la falta de libertades, por lo demás viene a ser una especie de capitalismo salvaje, eso sí, con control del aparato estatal.
    Un saludo.

  2. […] Hong Kong y la regla de ‘Un país, dos sistemas’: «Desde la entrega, los residentes de Hong Kong han acusado a Beijing de sobrepasar su autoridad. El “Movimiento Paraguas” fue una serie de protestas en 2014 que terminaron en unas elecciones más transparentes para el jefe ejecutivo de la ciudad. A principios de 2016, los libreros de Hong Kong desaparecieron y “aparecieron” bajo custodia policial en China. Y en este año se están sucediendo protestas por una propuesta de ley para permitir la extradición a la China continental.» […]

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.