Inicio Ciencia El psiquiatra Hans Asperger ayudó con la eutanasia infantil nazi

El psiquiatra Hans Asperger ayudó con la eutanasia infantil nazi

hans asperger

Hans Asperger, el pionero investigador del autismo cuyo nombre se usa para describir a las personas con el trastorno, tenía un oscuro pasado desconocido hasta ahora. Enviaba a niños con discapacidad a un programa de “eutanasia” dirigido por el régimen nazi, según acaba de revelarse.

Los nuevos hallazgos revelan que Asperger estaba lejos de ser un valiente defensor de sus pacientes contra la “eutanasia” de los nazis, como mucha gente pensaba. Más bien, se benefició de su cooperación con el régimen y “legitimó públicamente las políticas de higiene racial, incluidas las esterilizaciones forzadas”, según un estudio publicado el 19 de abril de 2018 en Molecular Autism.

Asperger también usaba un lenguaje muy cruel para describir a sus jóvenes pacientes, incluso en comparación con los profesionales de la misma institución que tenían pacientes con discapacidades más graves, escribió en el estudio el investigador Herwig Czech, historiador médico de la Universidad de de Viena.

Hans Asperger (1906-1980) escribió sobre autismo a fines de la década de 1930 y principios de 1940, pero fue el famoso artículo de 1954 de Leo Kanner quien sentó las bases para describir el trastorno, que ahora se define como una afección del neurodesarrollo que afecta a la capacidad de una persona para comunicarse, interactuar y comportarse normalmente con otros en situaciones sociales.

Origen del término Asperger

A pesar de los primeros trabajos de Asperger sobre el autismo, la historia lo olvidó hasta 1981, cuando los científicos redescubrieron y publicitaron su trabajo. Su investigación se hizo tan conocida que el término “síndrome de Asperger” se usó para referirse a las personas que padecen el trastorno.

Pero en los últimos años, los investigadores comenzaron a encontrar alarmantes pistas sobre el comportamiento de Asperger durante el período nazi en Austria, donde vivió. Estas pistas estimularon la investigación de Herwig Czech, así como a Edith Sheffer,  cuyo libro “Los niños de Asperger: Los orígenes del autismo en la Viena nazi” (WW Norton & Co ., 2018) que saldrá a la venta el 1 de mayo de 2018.

Hans Asperger biografia
Hans Asperger

Las nuevas revelaciones se basan principalmente en evidencias que durante mucho tiempo se pensó que habían sido destruidas durante la Segunda Guerra Mundial: archivos personales de Asperger, evaluaciones políticas de las autoridades nazis y registros médicos de diferentes instituciones, incluida la notoria clínica de “eutanasia” infantil Am Spiegelgrund, dijo Czech.

Aunque Asperger no se alistó al partido nazi formalmente, fue miembro de varios grupos afiliados al régimen y fue recompensado por su lealtad. Además, los registros de casos de sus pacientes judíos revelan que “Asperger tenía un agudo sentido de su visión religiosa y ‘racial’ y que los estereotipos antisemitas a veces se filtraban en sus informes de diagnóstico”, escribió Czech en el estudio.

Las acciones más oscuras de Asperger giran en torno a su trabajo en el sanatorio Am Spiegelgrund. Asperger formó parte de un comité que evaluó los casos de 200 niños en un hospital psiquiátrico y llamó a 35 de ellos “no utilizables”, palabras que marcaban el destino de los pequeños con la eutanasia.

A pesar de estos descubrimientos, Czech dijo que las personas no deberían considerar las contribuciones de Asperger al campo del autismo como erróneas, ni deberían ser eliminadas del léxico médico. “Más bien, debe verse como una oportunidad para fomentar la conciencia y la moralidad en el campo de ciencia”.

Pero Sheffer, la autora del nuevo libro, discrepa fervientemente.

“A la luz de esta investigación, ya no deberíamos usar el término síndrome de Asperger. En medicina, los diagnósticos del mismo nombre se otorgan para reconocer a las personas que definieron antes que nadie una enfermedad y honrar su vida. En mi opinión, Asperger no cumple ninguno de los criterios”

Edith Sheffer
Edith Sheffer

Mientras tanto, el término síndrome de Asperger se está eliminando progresivamente, no por el pasado de Asperger, sino porque los psiquiatras dicen que está bajo el paraguas de los trastornos del espectro autista y que debería denominarse autismo. El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), la guía de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría para el diagnóstico, dejó de incluir el síndrome de Asperger en el DSM-5, que salió en 2013.

Además, la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), que es utilizada por la Organización Mundial de la Salud, probablemente dejará de usar el síndrome de Asperger en la CIE-11.

(*) Referencias: LiveScience, 21 abril 2018 Imágenes: Flickr, Wikimedia Commons

El psiquiatra Hans Asperger ayudó con la eutanasia infantil nazi
5 (100%) 3

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.