Inicio Edad Moderna La valentía de una joven frente a la bestia de Gévaudan

La valentía de una joven frente a la bestia de Gévaudan

estatua bestia gevaudan

En agosto de 1765, una joven llamada Marie-Jeanne Valet estaba caminando desde su casa a una granja cercana cuando se dio la vuelta y vio los enormes colmillos y garras de la temida Bestia de Gévaudan.

La primera víctima del monstruo fue Jeanne Boulet, una niña de 14 años que cuidaba sus ovejas. Su muerte fue seguida por otras, casi todas mujeres y niños. A lo largo de 1764, los brutales ataques se sucedieron, víctimas con sus gargantas destrozadas o cabezas mordisqueadas. La violencia fue tan impactante que las noticias llegaron desde el campo hasta el palacio real de Versalles en poco tiempo. ¿Qué era esta bestia de Gévaudan, y quién podía detener su ola de terror?

La Bestia de Gévaudan aterrorizó Francia

La Francia de 1764 estaba en un estado miserable. La Guerra de los Siete Años había terminado un año antes y el rey, Luis XV, había perdido la mayor parte del imperio de ultramar de su país, incluido Canadá. La situación económica era grave y el país estaba mal. A pesar de la carnicería que la bestia provocó, sirvió como un enemigo perfecto para una nación falta de cohesión, un país que necesitaba una causa para reunirse.

bestia gevaudanEntre 1764 y 1767, una bestia desconocida y aterradora acosaba a los residentes de la región de Gévaudan, atacando y matando a más de cien personas, y dejando heridas a muchas más. El sospechoso: un enorme lobo rojo-negro, que atacaba a ciudadanos que se alejaban demasiado de la seguridad de sus hogares.

Se declaró una batalla total contra la bestia, con miles de hombres buscando la oportunidad de triunfar. Incluso el rey Luis XV se conmovió con la difícil situación de los ciudadanos de Gévaudan y envió a sus propios cazadores en busca de aquel feroz animal, que parecía salido del mismísimo infierno. Al frente de ellos Antoine de Beauterne, portador de armas del rey.

En un testimonio bajo juramento registrado en 1765, Beauterne relató la historia de la joven Valet acerca de su intento de matar a la temida bestia, que describió como un perro de proporciones inauditas. Según el relato, Valet cruzaba entre las ramas cerca de un río a través de una pequeña área boscosa cuando se volvió y descubrió a la bestia tras ella. Antes de ser atacada, la joven le clavo una lanza casera que llevaba, y el animal, herido pero no muerto, aulló de dolor y se marchó.

bestia gevaudanLa bestia finalmente fue asesinada en 1767 (el autor de la hazaña sigue en disputa), poniendo fin al reinado del terror, aunque siempre ha estado cubierta con un halo de misterio, e incluso poniéndose en duda que el animal cazado fuera el protagonista de los terribles sucesos. Debido a que fue pésimamente disecada, cuando iba a ser mostrada al rey estaba en tal estado de putrefacción que no fue posible. No obstante, fueron cientos de personas las que pudieron ver aquel críptido mientras fue posible.

La magnífica estatua que ilustra la cabecera de este artículo fue creada por el artista Philippe Kaeppelin, conmemora la valentía de la joven Marie-Jeanne y fue erigida en Auvers en 1995.

Compartir

2 COMENTARIOS

  1. Siempre viene bien tener a mano una bestia para que la gente esté distraída y no piense en otras cosas.
    Un saludo, Félix.

Comentarios