Inicio Edad Moderna Agostino Chigi, mecenas del renacimiento romano

Agostino Chigi, mecenas del renacimiento romano

agostini chigi

Agostino Chigi, también llamado el Magnífico, nació en Siena en 1466, pero se hizo famoso en al frente del banco Chigi. Fue un exitoso empresario, banquero y armador. También fue uno de los mecenas más importantes de todo el italiano y forjó importantes colaboraciones con los León X, Julio II y Alejandro VI.

Fue un gran amante del de todas las épocas y encomendó muchas obras a artistas como Rafael, con quien mantuvo una fuerte amistad, Baldassarre Peruzzi y Sebastiano del Piombo. Sus ventas produjeron tanta fanfarria que incluso el sultán otomano lo definió como el mayor comerciante de arte del cristianismo.

Un hombre al servicio del arte

Agostino Chigi era hijo de Mariano Chigi y Margarita Baldi. Su padre era un rico y prestigioso banquero de Siena que también ocupaba cargos destacados en la política, era , confaloniero, capitán y embajador de la corte del papa Alejandro VI.

Agostino Chigi
Agostino Chigi

Agostino Chigi comenzó su aprendizaje bajo las órdenes de su padre, quien era dueño de dos bancos: uno en Siena y el otro en Viterbo. Su formación terminó en 1487, cuando su padre Mariano lo invitó a mudarse a Roma para trabajar junto al famoso Stefano Ghinucci. Allí, Chigi comenzó su andadura personal con los hermanos Antonio y Giulio Spannocchi, hijos de Ambrogio, ex banquero del papa Pío II. La elección de Mariano fue particularmente certera porque en 1492, el Papa Alejandro VI decidió despojar a los de la administración de las finanzas del Vaticano, confiándolas a la familia Spannocchi. Pronto, Agostino comenzó a aprovechar su posición, comenzando una relación rentable y duradera con el Papa Borgia .

Leer también:  Edgar Degas, cuando el arte cobra vida

Ascenso y éxito del patrón del Renacimiento

Como banquero del Papa, Chigi financió numerosas empresas militares, incluidas las de Cesare Borgia (hijo del pontífice). Además, prestó grandes sumas a figuras como Piero de ‘Medici y Guidobaldo da Montefeltro y, a principios del , fundó el Banco Chigi en Roma junto con Francesco Tommasi y su padre Mariano. Gracias a su posición en el Vaticano organizó lujosas fiestas y recepciones exclusivas y en ese período comenzó su actividad como mecenas del arte.

Ordenó la construcción de Villa Farnesina , que en poco tiempo se convirtió en uno de los lugares más populares para los hombres de poder y artistas de la época. A pesar de estar casado con Margarita Saracini, se enamoró de Francesca Ordeaschi, una hermosa cortesana que había conocido durante un viaje de negocios a Venecia.

Villa Farmesina
Villa Farmesina

Pocos meses después de la muerte de la pobre Margarita, Francesca hizo su entrada oficial en Villa Chigi, convirtiéndose en su mujer. Para hacer su unión inmortal, Agostino decidió encargar a su amigo Rafael que representara la de Psique reanimada por el beso de cupido, tomada de Las metamorfosis de Apuleyo. La zona de la residencia donde se colocó la pasó a llamarse Logia de Psique. Francesca Ordeaschi y Agostino Chigi tuvieron cinco hijos: el último nació después de la muerte de su padre.

Después del triste suceso, la joven esposa vivió sólo otros siete meses: algunos dicen que fue envenenada, otros proponen la hipótesis de un suicidio provocado por la desesperación por la pérdida de su querido esposo. Lo cierto es que su amor era digno de los espléndidos frescos que embellecieron Villa Chigi. Agostino fue enterrado en la capilla familiar, diseñada por Rafael y ubicada en la Basílica de Santa María del Popolo .

Leer también:  ¿Es cierto que Calígula nombró cónsul a su caballo?

Además de la construcción de la hermosa Villa Chigi, ubicada en la orilla derecha del Tíber y luego renombrada Villa Farnesina, Agostino Chigi es recordado por su mecenazgo, lo que le llevó a encargar obras de enorme valor artístico. Entre ellos, la Capilla Chigi de Gian Lorenzo Bernini y Rafael.

Cúpula Capilla Chigi
Cúpula Capilla Chigi

La belleza de los frescos que adornan la capilla te deja sin aliento. En el centro de la escena, Dios el creador del firmamento da lugar al movimiento de todo el universo que se extiende por debajo de su figura. Más abajo, aparecen imágenes alegóricas del sol y los otros planetas conocidos, todos representados como deidades paganas, cada uno guiado por un ángel que dirige su curso, exactamente como lo sugiere la filosofía neoplatónica. La Logia de Psique también es espléndida, famosa por los frescos pintados por Rafael y algunos de sus alumnos.

triunfo de galatea
Triunfo de Galatea

También en Villa Farnesina hay otra obra encargada por Chigi a Rafael, el Triunfo de Galatea, un fresco de 1512 que representa a la ninfa Galatea. Queda inmortalizada montando un carro de forma curiosa (que recuerda a una concha de vieira). Tirado por dos delfines, el carro está rodeado por una procesión de deidades marinas (nereidas y tritones) y custodiado, desde arriba, por tres querubines con arco y flechas. Un cuarto cupido, al que observa Galatea, sostiene algunas flechas escondido tras una nube. La voluntad del artista era simbolizar la castidad del amor platónico.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.