Inicio Edad Antigua Las enseñanzas de Confucio

Las enseñanzas de Confucio

confucio
Tiempo de lectura: 3 minutos

El 28 de septiembre de 551 aC nació el filósofo chino Confucio, un señor que tendría una gran influencia en miles de millones de personas en los siglos venideros. Considerado por algunos (taoístas o daoístas) como una deidad, Confucio fue maestro, escritor y político, además de filósofo.

En primer lugar, el nombre Confucio es una versión latinizada/anglicanizada de su nombre chino, Kong Fuzi. Nacido cerca de lo que ahora es Qufu, China, su padre murió mientras Kong todavía era un niño. La madre de Kong también murió bastante joven, y Kong se casó a la edad de 19 años. De origen de clase media, Kong fue educado, a diferencia de los campesinos, pero no en las mismas escuelas que la aristocracia. Estudió las Seis Artes (Ritos o cortesía, Música, Tiro con arco, Equitación, Caligrafía y Matemáticas), la base de la educación china de la época.

Se cree que Kong ocupó cargos políticos gubernamentales menores desde relativamente joven, además de trabajar como librero y licitador de animales. Hacia el año 501 a. C., Kong había adquirido una positiva reputación y fue nombrado gobernador de un pueblo, y más tarde se convirtió en Ministro del Crimen. Kong se involucró en las reformas políticas, abogando por «derribar» los muros de las ciudades fortificadas con el fin de que se sometieran a un gobierno más centralizado bajo el mando de Ding. Tras un período de grandes agitaciones, su plan se cumplió pero sólo en parte, pero lo que si ganó fue una gran cantidad de enemigos.

confucio kongFrustrado al no ver sus reformas realizadas y socavado por sus enemigos, Kong renunció y comenzó a viajar por China exponiendo sus teorías sobre el gobierno y la sociedad. A la edad de 68 años, Kong regresó a su provincia natal, Lu, y comenzó a predicar y enseñar a varias docenas de discípulos, logrando ganarse una reputación de sabio. Kong también asesoró a varios funcionarios del gobierno, y sus enseñanzas fueron registradas como Los Cinco Clásicos

Confucio/Kong murió por causas naturales a la edad de 72 años, y fue enterrado en una tumba con la forma de un hacha. Su tumba está en el cementerio de Kong Lin, Qufu, China (provincia de Shandong) y se puede visitar hoy.

El confucianismo, la filosofía de Confucio, es tratado como una religión y como un código de ética. Abogó por venerar a los antepasados ​​y tratar a los ancianos con gran respeto. La Regla de Oro, «Trata a los demás como querrías que te trataran a ti (en su forma positiva) o no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti (en su forma negativa, también conocida como regla de plata)», se cita a menudo como un ejemplo primario del confucianismo.

Qufu, la tierra natal de Confucio, acoge su templo, su residencia y su bosque, lugares sagrados del confucianismo, llamados “los tres Kong” por su apellido
Qufu, la tierra natal de Confucio, acoge su templo, su residencia y su bosque, lugares sagrados del confucianismo, llamados “los tres Kong” por su apellido

También predicó el ser fiel a sí mismo, para darse cuenta del potencial personal, el valor del estudio y el conocimiento (respeto general por lo académico), amabilidad, sinceridad y virtud, entre otros. Confucio estaba tan enamorado de la «verdad» que dijo que uno debe ser sincero incluso con la expresión facial, para no engañar.

Confucio dejó un legado de discípulos (los Cuatro Sabios) que difundieron sus enseñanzas, y una línea genética que ha sido reverenciada a lo largo de los siglos, incluso hoy en día la línea Kong es quizás el árbol familiar más antiguo que se haya documentado. En 2009, las mujeres fueron incluidas en la genealogía de Confucio por primera vez. Las ramas del árbol genealógico Kong se extendieron a Taiwán y Corea, más allá de China.

¿Estás de acuerdo con las enseñanzas del sabio Confucio? ¿Es realmente posible cumplir con la «regla de oro» y otros principios de la vida virtuosa?

5 COMENTARIOS

  1. Muchas lecciones de filosofía práctica nos dan desde China. Las de Confucio están entre las más importantes.
    Saludos, Félix.

    • Cierto, José Antonio. Hasta el menos letrado lo puede entender, era un señor que hablaba en un lenguaje claro a todo el mundo. Y su mensaje, universal. Alguna que otra religión ha «bebido» de él… 😉
      Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.