Inicio Edad Antigua La caída de Babilonia

La caída de Babilonia

caida de babilonia

La caída de Babilonia es un evento histórico que ocurrió alrededor del 539 aC cuando fue  conquistada por parte del Imperio Aqueménida bajo Ciro el Grande y marcó el fin del Imperio Neo-Babilónico. Los últimos días de Babilonia están descritos por varias fuentes antiguas, como el Cilindro de Ciro, el historiador griego Heródoto, así como varios en el Antiguo Testamento.

de Babilonia

La ciudad de Babilonia se encontraba en el actual Irak y su historia se remonta al tercer milenio antes de Cristo, cuando era una pequeña ciudad portuaria en el río Éufrates. En ese momento era parte del Imperio acadio. Con el tiempo, la ciudad crecería y se convertiría en una de las ciudades más importantes de la antigua Mesopotamia. Fue durante el siglo XVIII aC cuando Babilonia se convirtió en una gran potencia en la región bajo el gobierno del rey de los amorreos, Hammurabi. Este primer imperio babilónico, sin embargo, duró poco, ya que pronto cayó bajo el dominio de extranjeros, incluidos los hititas, los kasitas y los asirios.

La torre de Babel, por Pieter Brueghel el Viejo
La torre de Babel, por Pieter Brueghel el Viejo

Destrucción del Imperio Neo-Asirio

Después de la muerte de Asurbanipal alrededor del 627 aC, estalló una guerra civil en el Imperio neoasirio, que terminó por debilitarlo. Muchos súbditos aprovecharon esta oportunidad para rebelarse. Uno de ellos era un jefe caldeo llamado Nabopolasar, que formó una alianza con los medos, los persas, los escitas y los cimerios o gómeres. Esta coalición logró destruir el Imperio Neo-Asirio.

Nacimiento del Imperio Neo-Babilónico

Habiendo ganado la independencia de los asirios, Nabopolasar estableció el Imperio Neo-Babilónico, con Babilonia como su capital. El imperio alcanzó su cenit durante el reinado de Nabucodonosor II , quien sucedió a Nabopolasar alrededor del año 605 aC. Durante el reinado de Nabucodonosor II, que duró hasta alrededor de 562 aC, el Imperio Neo-Babilónico tuvo el control de Babilonia, Asiria, partes de Menor, Fenicia, Israel y el norte de Arabia.

Leer también:  Las maravillas y los terrores de la dinastía Qin

¿Cómo y cúando cayó Babilonia?

Los reyes que sucedieron a Nabucodonosor II eran mucho menos capaces que él y tuvieron reinados bastante cortos. En la década que siguió a la muerte de Nabucodonosor II, el Imperio Neo-Babilónico tuvo cuatro gobernantes diferentes, el último de los cuales fue Nabonido, quien reinó desde el 556 aC hasta la caída de Babilonia en el 539 aC. Nabonido reinó durante un total de 17 años y es recordado por su restauración de las antiguas tradiciones arquitectónicas y culturales de la región, lo cual le valió el apodo de “rey de los arqueólogos” entre los historiadores modernos. Sin embargo, era impopular entre sus súbditos, especialmente los sacerdotes de Marduk, ya que había suprimido el culto a Marduk, el dios patrón de Babilonia.

Ruinas de Babilonia
Ruinas de Babilonia

Mientras tanto, los persas del este estaban aumentando su poder bajo el liderazgo de Ciro el Grande. En 549 aC, los medos fueron derrotados por los persas, que luego procedieron a conquistar el territorio alrededor de Babilonia. Finalmente, en el 539 aC, la ciudad de Babilonia fue tomada por los persas. Los últimos días de Babilonia marcaron el final del Imperio neobabilónico. Este trascendental acontecimiento ha sido registrado por varios historiadores antiguos, aunque debido a diferentes inconsistencias, es difícil reconstruir los sucesos reales que ocurrieron.

Los escritores griegos Heródoto y Jenofonte informaron que Babilonia cayó después de que fuera asediada. Por otro lado, el Cilindro de Ciro y la Crónica de Nabonido (que forma parte de las Crónicas de Babilonia) afirman que Babilonia fue conquistada por los persas sin lucha alguna.

Leer también:  Jasón y el legendario Vellocino de oro
Se dice en la Biblia que Ciro el Grande liberó a los judíos del cautiverio babilónico
Se dice en la Biblia que Ciro el Grande liberó a los judíos del cautiverio babilónico

La Biblia y el fin de Babilonia

Por último, la caída de Babilonia es importante para la historia bíblica, como se menciona en varios libros del Antiguo Testamento. En el Libro de Isaías, se cuenta una historia similar a la que se encuentra en el Cilindro de Ciro. En lugar de Marduk, fue el Dios de Israel quien eligió a Ciro. Después de la caída de Babilonia, los judíos, que habían sido exiliados desde su subyugación por Nabucodonosor II, pudieron regresar a sus hogares. En otro libro, el Libro de Daniel, la caída de Babilonia ya fue profetizada durante el reinado de Nabucodonosor II. Según este libro, el rey tuvo un sueño, en el que vio una estatua con una cabeza de oro, pechos y brazos de plata, vientre y muslos de bronce, patas de hierro y pies de hierro mezclados con arcilla. La estatua fue destruida por una roca, cosa que no auguraba un buen final para Babilonia.

(*) Referencias: AncientOrigins, Wu Mingrem, Historia de Babilonia, Kunsthistorisches Museum Wien

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.