Inicio Edad Contemporánea 6 innovaciones de la Segunda Guerra Mundial que cambiaron la vida cotidiana

6 innovaciones de la Segunda Guerra Mundial que cambiaron la vida cotidiana

inventos segunda guerra mundial
Tiempo de lectura: 5 minutos

Uno de los inventos más infames de la Segunda Guerra Mundial fue la bomba atómica. En agosto de 1945, Estados Unidos lanzó sus primeros (y hasta ahora únicos) ataques nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki, llevándose por delante la vida de miles de personas .

Si bien la bomba destaca por su impacto devastador, hubo muchas otras innovaciones no letales durante la guerra en los campos de la medicina y la tecnología que han cambiado drásticamente el mundo.

Algunas de estas innovaciones se basaron en investigaciones o diseños anteriores a la guerra que no pudieron despegar hasta que los gobiernos de Estados Unidos o Gran Bretaña financiaron estos proyectos para ayudar a las fuerzas aliadas. Aquí hay seis innovaciones que surgieron de ese impulso a su desarrollo.

1. Vacunas contra la gripe

Inoculando un conejillo de indias para determinar el tipo de neumonía y ayudar en el diagnóstico de otras enfermedades infecciosas
Inoculando un conejillo de indias para determinar el tipo de neumonía y ayudar en el diagnóstico de otras enfermedades infecciosas

La pandemia de gripe de 1918 y 1919 tuvo un efecto importante en la Primera Guerra Mundial y motivó al ejército estadounidense a desarrollar la primera vacuna contra el virus. Los científicos comenzaron a aislar los virus de la gripe en la década de 1930 y, en la década de 1940 el ejército de los EE.UU. ayudó a patrocinar el desarrollo de una vacuna eficaz.

Estados Unidos aprobó la primera vacuna contra la gripe para uso militar en 1945 y para uso civil en 1946. Uno de los investigadores principales del proyecto fue Jonas Salk, el científico estadounidense que más tarde desarrollaría la vacuna contra la poliomielitis.

2. Penicilina

Soldado británico herido mientras un médico le inyecta penicilina
Soldado británico herido mientras un médico le inyecta penicilina

Antes del uso generalizado de antibióticos como la penicilina en los Estados Unidos, incluso las pequeñas heridas podían provocar infecciones mortales. El científico escocés Alexander Fleming descubrió la penicilina en 1928, pero no fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando Estados Unidos comenzó a producirla en masa como tratamiento médico.

La fabricación de penicilina para los soldados era una de las principales prioridades del Departamento de Guerra de Estados Unidos, que promocionaba el esfuerzo como «una carrera contra la muerte». Los cirujanos militares se sorprendieron de cómo el fármaco reducía el dolor, aumentaba las posibilidades de supervivencia y facilitaba a las enfermeras y los médicos el cuidado de los soldados en el campo de batalla.

Estados Unidos consideró la medicina tan crítica para el esfuerzo de guerra que, con el fin de prepararse para los desembarcos del Día D, el país produjo 2,3 millones de dosis de penicilina para las tropas aliadas. Después de la guerra, los civiles también obtuvieron acceso a este verdadero salvavidas para la humanidad.

3. Motores a reacción

El primer motor de propulsión a reacción diseñado por Frank Whittle, c. 1938. En mayo de 1941, la nave propulsada a chorro despegó de Cranwell en la primera prueba real de que la propulsión a chorro era una alternativa viable a la hélice
El primer motor de propulsión a reacción diseñado por Frank Whittle, c. 1938. En mayo de 1941, la nave propulsada a chorro despegó de Cranwell en la primera prueba real de que la propulsión a chorro era una alternativa viable a la hélice

Frank Whittle, un ingeniero inglés de la Royal Air Force, presentó la primera patente para el motor a reacción en 1930. Pero el primer país en pilotar un avión con motor a reacción fue Alemania, que realizó una prueba de vuelo de su modelo el 27 de agosto de 1939,  pocos días antes de invadieran Polonia.

Tanto Alemania como Japón se habían estado preparando para la Segunda Guerra Mundial durante aproximadamente una década. Con el inicio de la guerra, el gobierno británico desarrolló aviones basados ​​en los diseños de Whittle. El primer avión aliado que utilizó propulsión a chorro despegó el 15 de mayo de 1941. Los aviones a reacción podían ir más rápido que los de hélice, pero también requerían mucho más combustible y eran más difíciles de manejar. Aunque no tuvieron un impacto en la guerra (aún estaban en una etapa temprana de su desarrollo), los motores a reacción transformarían más tarde el transporte tanto militar como civil.

4. Transfusión de plasma sanguíneo

Los médicos que atienden a un soldado herido el Día D administran una transfusión de plasma sanguíneo
Los médicos que atienden a un soldado herido el Día D administran una transfusión de plasma sanguíneo

Durante la Segunda Guerra Mundial, un cirujano estadounidense llamado Charles Drew, un héroe olvidado, estandarizó la producción de plasma sanguíneo para uso médico.

Desarrollaron todo este sistema usando dos frascos estériles, uno con agua y otro con plasma sanguíneo liofilizado y los mezclaban. A diferencia de la sangre entera, el plasma se puede administrar a cualquier persona independientemente del tipo de sangre de la persona, lo que facilitaba la administración en el campo de batalla.

5. Computadoras electrónicas

primera computadora electrónica programable del mundo
Las mujeres que se ven aquí pertenecían al Servicio Naval Real de Mujeres, (WRNS) octubre de 1943. Colossus fue la primera computadora electrónica programable del mundo en Bletchley Park en Buckinghamshire, donde los criptógrafos descifraron comunicados militares de alto secreto entre Hitler y sus fuerzas armadas

En la década de 1940, la palabra «computadoras» se refería a personas (en su mayoría mujeres) que realizaban complejos cálculos a mano. Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos comenzó a desarrollar nuevas máquinas para hacer cálculos de trayectorias balísticas, y aquellos que habían estado haciendo cálculos a mano comenzaron a programar aquellas máquinas.

Los programadores que trabajaron en la máquina ENIAC de la Universidad de Pensilvania incluyeron a Jean Jennings Bartik, quien pasó a liderar el desarrollo del almacenamiento y la memoria de la computadora, y Frances Elizabeth “Betty” Holberton, quien pasó a crear la primera aplicación de software. La teniente Grace Hopper (más tarde contraalmirante de la Marina de los EE.UU.) también programó la máquina Mark I en la Universidad de Harvard durante la guerra y desarrolló el primer lenguaje de programación de computadoras.

En Gran Bretaña, Alan Turing inventó una máquina electromecánica llamada Bombe que ayudó a romper el cifrado alemán Enigma. Aunque técnicamente no es lo que ahora llamaríamos una «computadora», la Bombe fue una precursora de las máquinas Colossus , una serie de computadoras electrónicas británicas. Durante la guerra, programadoras como Dorothy Du Boisson y Elsie Booker utilizaron las máquinas Colossus para descifrar mensajes encriptados con el cifrado alemán Lorenz.

6. Radar

primer radar
Personal que maneja una mira telescópica durante la Segunda Guerra Mundial

El primer sistema de radar práctico fue producido en 1935 por el físico británico Sir Robert Watson-Watt, y en 1939 Inglaterra ya había construido una red de estaciones de radar a lo largo de sus costas sur y este. El Laboratorio de Radiación del MIT, o «Rad Lab», jugó un papel enorme en el avance de la tecnología de radar en la década de 1940. Sin embargo, el objetivo original del laboratorio era utilizar la radiación electromagnética como arma, no como una forma de detección.

La primera idea que tuvieron fue que si podían enviar un rayo de energía electromagnética a un avión, tal vez podrían matar al piloto cocinándolo o algo así. Aquello de «freír al piloto» no funcionó, pero se dieron cuenta de su verdadera aplicación, el sonar.

El radar ayudó a las fuerzas aliadas a detectar barcos y aviones enemigos. Más tarde, demostró tener muchos usos no militares, incluido el de guiar embarcaciones civiles y la detección de eventos meteorológicos importantes como huracanes.

(*) Referencias: history.com, BeckyLittle Imágenes: WikimediaCommons

2 COMENTARIOS

Responder a gloria isabel quilindo Cancelar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.