Inicio Edad Contemporánea ¿Qué fue la Quinta del Sordo?

¿Qué fue la Quinta del Sordo?

quinta del sordo
Tiempo de lectura: 2 minutos

La Quinta del Sordo, o Quinta de Goya, era el nombre de una gran finca y casa de campo sita en una colina del antiguo término municipal de Carabanchel bajo, a las afueras de Madrid.

Fue el lugar donde Francisco de Goya vivió durante sus últimos años en España antes de marchar al exilio, y en la que se encontraban las pinturas negras del pintor.

¿Dónde estaba la Quinta del Sordo?

Hoy estaría ubicada en el barrio de Puerta del Ángel, en la esquina de las calles de Baena y Doña Mencía. En los años sesenta del siglo XX se erigió un barrio obrero contiguo a una estación ferroviaria hoy desaparecida que llevaba el nombre del artista aragonés.

Plano Quinta del Sordo
Detalle de plano de Madrid de Facundo Cañada, en 1900-1901, con la situación de la Quinta de Goya, o Quinta del Sordo, cerca del puente de Segovia.

En contra de la creencia popular, el nombre de la finca no se debía a la sordera del pintor, sino a la de un anterior propietario. Parte de la casa fue demolida en el verano de 1909, pero anteriormente, en 1876, se derribó el ala de las Pinturas negras, tras ser arrancadas de los muros.

Goya compró esta finca el 27 de febrero de 1819​ a Pedro Marcelino Blanco, que era sordo. Allí vivió hasta su marcha al exilio de Burdeos en 1824. En los breves periodos en los que volvió a Madrid se alojó en ella, y permanecía a cargo de su nieto Mariano, del que siempre estuvo muy pendiente y al que le unía una estrecha relación.

Hay varias explicaciones posibles por las que el genial pintor pudo comprar la finca: su ideología liberal, que le inclinaría a vivir lejos de la corte totalitaria de Fernando VII, o el hecho de vivir discretamente discretamente con Leocadia Zorrilla de Weiss (esposa de Isidoro Weiss), madre de Rosario Weiss, de quienes se decía que eran amante e hija del pintor respectivamente, si bien oficialmente eran su ama de llaves y su ahijada o protegida.

goya palacio trocadero
En la Exposición Universal de París, del año 1878, España participó en la muestra de arte retrospectivo del Palacio del Trocadero. Esta fotografía fue tomada aproximadamente en mayo de 1878, por la casa fotográfica de los Neurdein (una familia de fotógrafos franceses). La vista es del interior de un ala del Palacio del Trocadero, con la sección española. A la izquierda vemos la pintura «El Aquelarre», de Goya (que en 1875 se arrancó de los muros de la casa de la Quinta del Sordo, o Quinta de Goya, de Madrid), que era propiedad del barón de Erlanger (un banquero con residencia en París). La fotografía original es una copia en papel a la albúmina, del formato «tarjeta álbum», de la colección particular de C. Teixidor.

Tras el fallecimiento en 1823 de Riego y la reinstauración del Antiguo Régimen, Goya, sabedor de su pública condición de liberal (y afrancesado), huyó de la represión al año siguiente gracias a que obtuvo un salvoconducto con la excusa de tomar unos baños terapéuticos en Plombiéres, de donde pasaría a Burdeos, falleciendo allí cuatro años más tarde.

La Quinta del Sordo estaba en la ribera del río Manzanares, enclave inmortalizado por Goya en algunos de sus más célebres lienzos. Según algunos cronistas, a la quinta ya se la denominaba “del Sordo” antes de que él la comprara. La finca circundante, de unas cinco hectáreas, permaneció baldía hasta mitad del siglo XX.

(*) Referencias: Imágenes Wikimedia Commons, fuentes: elconfidencial, el pais, wikipedia

1 COMENTARIO

  1. Para muchos seguidores de su trayectoria artística, fue allí donde hizo las obras más auténticas, sin encargos de nadie de la nobleza o de la realeza, sus «pinturas negras».
    Un saludo, Félix.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.