Inicio Edad Antigua Manetón, 3.000 años de historia egipcia

Manetón, 3.000 años de historia egipcia

maneton

Aunque los detalles de la vida de Manetón son escasos (como suele suceder con aquella época), los historiadores ubican su vida en algún momento del siglo tercero antes de Cristo. Fue un sacerdote egipcio, así como un destacado historiador. Era tan prominente, o al menos muy respetado, que se dice que el rey macedonio de , Ptolomeo II Filadelfo, fue quien le encargó el trabajo de su vida, Aegyptiaca (La de Egipto).

Desafortunadamente, ninguno de los escritos originales de Manetón ha llegado a nuestros días. Las únicas piezas sobrevivientes provienen de historiadores o traducciones posteriores , algunas más de 1.000 años después de su vida. Además de eso, su trabajo se usó más tarde en polémicos escritos por varios autores egipcios, judíos y griegos, cada uno de los cuales tenía una opinión diferente sobre cuál era la civilización más antigua (y, por lo tanto, la mejor). Las referencias a menudo eran editadas en gran medida para ajustarse al punto de vista del autor.

Maneton imagen
Busto de Manetón

Para los egiptólogos, la parte más importante de su trabajo, una que ha sobrevivido casi intacta, es su lista de reyes, la lista más comúnmente citada y la que ordenó la historia de Egipto en las dinastías. Sin embargo, los datos que sobreviven a menudo difieren en los años, el orden y los nombres de varios faraones, otro efecto secundario desafortunado de no tener el texto original de Manetón.

Leer también:  Constantino y el triunfo de la Cruz, un nuevo Mundo

Pese a ser egipcio y escribir sobre temas egipcios, usó exclusivamente el griego, como se hizo habitual durante la dinastía helenística de faraones ptolomeos. Sus obras conocidas son:

  • Aigyptíaka,
  • Contra Heródoto,
  • El libro sagrado,
  • Sobre la y la religión,
  • Sobre las festividades,
  • Sobre la preparación de Kyphi,
  • Breviario de física y
  • Libro de Sothis.

Una pena que su legado no haya perdurado, sería un tesoro documental de incalculable valor para desentrañar aún más los vericuecos de nuestra historia.

1 COMENTARIO

  1. Me has hecho pensar en el incendio de la Biblioteca de Alejandría. Allí se perdieron miles de escritos que no han podido pasar a la posteridad. Posiblemente, habría entre las quemadas algunas obras de Manetón.
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.