Inicio Edad Contemporánea La mayoría de los niños de la época victoriana usaban vestidos y...

La mayoría de los niños de la época victoriana usaban vestidos y las razones eran prácticas

niños vestidos

Cuando se trata de vestimenta en general, la mayoría de nosotros permanecemos confinados por las normas y principios que definen nuestro género. Es una distinción hecha en el espectro más amplio posible. Por ejemplo, a menudo hacemos aquellas asociaciones de color estereotípicas que se relacionan con el género (azul para niños, rosa para niñas), o identificamos cierto tipo de ropa como adecuada para hombres o mujeres.

Para mantener estas estrictas reglas sociales, muchos sacrificamos nuestra comodidad, esto es indudable. Solo piénselo, usar un vestido es en términos generales más cómodo que usar, digamos, unos jeans ajustados. Pero, para los hombres “verdaderos”, eso sería bastante impactante porque no estamos preparados (y la sociedad) para perder nuestra imagen masculina poniéndonos un vestido, por muy monísimo de la muerte que sea. Incluso puede, y digo “puede”, que perdamos parte de nuestro atractivo 🙂 . Sin embargo, si fuéramos un bebé en el , fácilmente podríamos haber terminado vistiendo un vestido y eso no sería nada extraño. Por el contrario, esa era una práctica común.

Boston, niño y (probablemente) niña

Para no confundirnos, el sistema del patriarcado era la norma en la época victoriana y también durante los siglos anteriores. Los roles de género estaban extremadamente polarizados. Sin embargo, los niños pequeños quedaban fuera de la ecuación. De acuerdo con la mayoría de los relatos y fotos de la época, hasta la edad de siete años, el género aparentemente no era algo a lo que los padres prestaban mucha atención. La ropa usada por niños y niñas era casi idéntica, indistinguible la una de la otra.

Es muy probable que hayas tropezado accidentalmente con la imagen de un niño de la era victoriana que llevaba un vestido, y es posible que lo hayas confundido con una niña. Incluso algunos de los personajes más famosos del siglo XX, incluidos Ernest Hemingway y Franklin D. Roosevelt, se tomaron una foto vistiendo faldas blancas, que se consideraron neutrales en cuanto al género durante décadas.

Mucha gente encontraría esta práctica peculiar hoy en día y la percibiría como femenina, pero la explicación detrás de por qué se hizo así fue muy simple y se debe a razones pragmáticas.

Pequeño estrenando su primera ropa masculina, 1867
Pequeño estrenando su primera ropa masculina, 1867

Imagínese ser una madre o un padre (más lo primero) en una época en la que todavía no se usaban las cremalleras y broches, y los pantalones que estaban disponibles eran demasiado complicados y tenían demasiados accesorios, lo que hacía casi imposible que un niño pequeño se los pusiera solo. ¿Qué harías? Una opción sería vestir al pequeño, tarea que nos ocuparía mucho tiempo. Pero los padres de la época victoriana tenían otro método y, francamente, era mucho más efectivo.

Vestir a los niños pequeños con vestidos hizo que también la rutina de ir al baño fuera mucho más fácil y flexible. Los padres podían cambiar los pañales del niño sin la necesidad de desvestirlos. Levantar sus faldas sería suficiente.

Franklin D. Roosevelt en 1884, a la edad de 2 años
Franklin D. Roosevelt en 1884, a la edad de 2 años

A partir de los 7 años, cuando se suponía que los niños “entraban en razón”, ya no sería necesario usar un vestido. Para la familia, esto era motivo de celebración porque entonces se celebraba el paso de la infancia a la pubertad, el niño comenzaba a hacerse hombre. Al pequeño se le cortaba el pelo, se le vestía con pantalones por primera vez, y daba su paseo por el vecindario mostrando su ropa nueva para que todos la vieran.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.