Inicio En HDNH La historia, narrada e ilustrada por un gato

La historia, narrada e ilustrada por un gato

historia gato
Tiempo de lectura: 3 minutos

Baba el gato es a la vez narrador y modelo fotográfico en lo que es quizás el libro de historia de gatos más singular jamás publicado

Cuando Paul Koudounaris visitó el Refugio de Animales del Centro Norte de Los Ángeles una tarde soleada de 2011, no tenía la intención de adoptar al felino que se convertiría en la inspiración para lo que es casi con certeza el libro de historia de gatos más singular jamás publicado. El escritor y fotógrafo había ido a buscar a otro gato, pero descubrió con desazón que su posible mascota acababa de ser adoptada por otra persona. Pero mientras se dirigía hacia la puerta, una pata rayada se extendió desde una jaula y araño su camisa. Pertenecía a un gato atigrado marrón de seis meses cuyos intensos ojos verdes le comunicaron inmediatamente a Koudounaris que estaba destinado a irse a casa con él.

Baba, como Koudounaris llamó a su nuevo amigo, se convirtió no solo en un querido compañero, sino en el narrador y modelo de su nuevo libro, A Cat’s Tale: A Journey Through Feline History. Abarcando miles de años, desde la prehistoria y el antiguo Egipto hasta la Ilustración y el Nuevo Mundo, el libro presenta las historias heroicas, trágicas, conmovedoras e increíbles de docenas de episodios históricos a través de los gatos. Muchos de estos personajes, incluidos Muezza, la compañera del profeta Mahoma, y Félicette, un gato callejero parisino enviado al espacio en 1963, se encuentran entre los felinos más famosos que jamás hayan existido. Otros tuvieron vidas notables, pero habían sido olvidados hasta que Koudounaris los redescubrió.

gato julio cesar
Los ejércitos de Julio César utilizaron gatos para proteger las tiendas romanas de las alimañas, y los gatos siguieron a las legiones imperiales hasta Britannia. Algunos ejércitos romanos incluso marcaron sus escudos con gatos. (Paul Koudounaris)
gato vaquero
Muchos vaqueros viajaron con sus gatos, que se convirtieron no solo en valiosos caza ratones sino también en amigos felinos. La idea de los gatos como compañeros comenzó a extenderse en el nuevo Oeste, difundida por escritores como Mark Twain y el poeta Cy Warman. (Paul Koudounaris)
gato cardenal
El cardenal Richelieu, primer ministro de Luis XIII de Francia, fue famoso por gobernar su oficina con mano de hierro. Pero también le gustaban los gatos, prefiriendo tener al menos una docena a su alrededor en todo momento. Como escribió sobre él uno de los cronistas de Richelieu: «El tirano mitrado de Francia encuentra un corazón humano sólo cuando está cerca de la raza maulladora». (Paul Koudounaris)
gato napoleon
Napoléon Bonaparte odiaba a los gatos, una vez dijo: «Hay dos tipos de fidelidad, la de los perros y la de los gatos». Se resistió a la idea de criar gatos como cazadores de ratas en las calles de París, prefiriendo en su lugar usar veneno, que resultó en enfermedades tanto para humanos como para roedores. (Paul Koudounaris)
gato andy wharhol
El pionero del arte pop Andy Warhol tenía hasta 25 gatos a la vez, todos siameses y todos, excepto uno, llamados Sam. En 1954, antes de alcanzar la fama, Warhol publicó un libro de litografías de gatos que ahora se vende por decenas de miles de dólares. (Paul Koudounaris)
gato francia
En la Francia del siglo XVII, las mujeres de la corte adoptaron la nueva moda de tener gatos, en lugar de perros falderos, como compañeros cultos. La princesa Isabel Carlota, esposa de Felipe I, duque de Orleans, proclamó: «Los gatos son los animales más fascinantes del mundo». (Paul Koudounaris)
gato postal
No mucho después de la Revolución Americana, Estados Unidos se convirtió en el primer país en apartar dinero para gatos en su presupuesto. Aproximadamente $ 1,000 por año se asignaron para gatos postales, que se emplearon para controlar las poblaciones de ratones. Los fondos se distribuyeron a las ciudades de acuerdo con el volumen de correo que manejaba cada lugar. (Paul Koudounaris)

Los gatos ahora se han establecido como íconos de la cultura pop y mascotas favoritas. Pero desde el punto de vista de Koudounaris, todavía tienen mucho que decir. Tanto Baba como Koudounaris terminan el libro con un llamamiento a los lectores: viva la historia a través del gato con el que comparte su vida.

(*) Fuentes: Smithsonian Magazine

2 COMENTARIOS

  1. Lo que les faltaba a los gatos para seguir acumulando poder allá donde estén. Con razón era considerado un animal sagrado entre los egipcios. Me gustan los gatos pero manteniendo las distancias. Ellos en sus casas y yo en la mía.
    Un saludo.

Responder a Cayetano Gea Bermejo Cancelar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.