Inicio Edad Antigua La ciudad perdida de Tinis, primera capital de un Egipto unido

La ciudad perdida de Tinis, primera capital de un Egipto unido

tinis

Tinis era el nombre griego de esta importante urbe, siendo conocida por los egipcios como Cheni. Estamos ante la la capital del antiguo Egipto durante el Período Dinástico Temprano, las dos primeras dinastías. La existencia de Tinis está descrita por autores antiguos, como Manetón, el sacerdote e historiador egipcio que vivió durante el período ptolemaico.

También se menciona a Tinis en textos religiosos, como ciertos hechizos que se encuentran en el Libro de los muertos. A pesar de las referencias a esta ciudad en las fuentes literarias, su ubicación exacta aún se desconoce, y por lo tanto sigue siendo un gran misterio entre los arqueólogos y los egiptólogos. Debido a esto, a menudo se la llama como la “ciudad perdida”.

En los epítomes de Manetón, es el lugar de origen de Menes, unificador de Egipto y es considerada la capital de la Confederación Tinita y el hogar de los faraones de las dinastías primera y segunda. Por eso, a estas dinastías se las denominó Tinitas; también se llamó a este periodo: época tinita (3150 – 2686 a.C.), y a la región: nomo Tinita.

Libro de los muertos de Hunefer, detalle de Anubis a Thoth. (Steven Zucker CC BY-NC SA 2.0 )
Libro de los muertos del papiro de Hunefer (Steven Zucker CC BY-NC SA 2.0 )

Durante la Tercera Dinastía, se fundó la ciudad de Menfis, y esta se convirtió en la nueva capital de Egipto. Como resultado de este cambio, la importancia de Tinis sufrió un declive. Sin embargo, a pesar de perder su condición de capital de Egipto, todavía continuó siendo un centro urbano de importancia regional, y sirvió durante algún tiempo como la capital del octavo nomo del Alto Egipto. Posteriormente sería reemplazada por Abidos como la capital de este nomo o subdivisión territorial.

La primera capital de Egipto

Las fuentes escritas indican que Tinis era aún una ciudad de gran riqueza, incluso mucho después de que dejara de ser la capital de Egipto. Durante el reinado de Tutmosis III, el sexto faraón de la XVIII dinastía, se registra que el impuesto anual impuesto a Tinis era de seis deben de oro, la mitad de deben de plata, así como también granos, ganado y miel. La riqueza de Tinis es evidente en comparación con la cercana Abidos, que se gravaba en mucha menor medida. Por ejemplo, Abidos tenía que pagar tres deben de oro cada año, que era la mitad de lo pagado por Tinis. Otro ejemplo: mientras que en Abidos había que pagar por impuestos tres sacos de grano por año, se requerían 62 sacos de Tinis. La ciudad no solo era próspera, sino que también era una potencia regional.

¿Dónde está Tinis?

Posible emplazamiento de Tinis
Posible emplazamiento de Tinis

La ubicación de la antigua ciudad de Tinis es desconocida, aunque posiblemente estaría situada en la orilla derecha del Nilo, cerca de la actual Girga, unos quince kilómetros al norte de Abidos, o del pueblo de Al-Birba o El-Birbeh, unos veinte kilómetros al noroeste, pero no ha sido hallada ninguna prueba arqueológica concluyente. El descubrimiento de esta ciudad perdida aumentaría de forma increíble nuestra comprensión de los primeros períodos dinásticos del gran y fastuoso Egipto.

2 COMENTARIOS

  1. Tinis, Menfis, Sais, Tebas… nombres casi míticos con esa aureola de magia y leyenda que tiene la antigua civilización egipcia.
    Un saludo, Félix.

    • No hay ninguna civilización que supere a la de la tierra de los faraones, ni siquiera el Imperio romano. El aura que la ha rodeado (y su mayor duración) ha calado muy hondo en el imaginario colectivo.
      Saludos!

Comentarios