El sentido de las Flores

41
La tradición de entregar flores como regalo, probablemente se remonta más allá de lo que podamos imaginar. Ya sea para un funeral, una boda, un cumpleaños, o cualquier otra fiesta, la entrega de flores ha sido una formalidad desde hace mucho tiempo. Para los aniversarios, el Día de San Valentín, o Día de la Madre… Aunque este hábito no ha cambiado mucho con el tiempo, las verdaderas razones y significados de las flores y sus colores si ha cambiado con los años. Hoy en día se suele elegir una flor o un arreglo floral sobre la base de su vistosidad y formas, sin tener mucho en cuenta el significado de las mismas…
En tiempos más antiguos, las flores y sus colores desempeñaban un papel significativo en el mensaje que se estaba tratando de transmitir. Una rosa roja siempre fue signo de amor, aunque en otros casos el significado era más nefasto
Un ejemplo clásico es cuando una mujer dejaba un ramo de begonias en la puerta de entrada de su casa. Las begonias significaban precaución, y el acónito era un símbolo que representaba un peligro mortal. Así, si un amante encontraba estas flores, sabría que el marido de la mujer estaba en casa, y por lo tanto no era muy aconsejable visitarla…al menos no ese día…
En la época Victoriana, se consideraba incomprensible que una viuda no se volviera a casar de una forma oportuna a fin de asegurar el sustento para ella y sus hijos. Los ancianos, solteros o viudos que la pretendiesen debían esperar a que la viuda terminase su tiempo de duelo; ¿como lo sabrían?, en el momento en el que ella se quitase un pequeño ramo de zinnias que siempre portaba, lo cual venía a significar “semáforo en verde”. Entonces, y sólo entonces, se daba el pistoletazo de salida para los pretendientes…
El comienzo exacto de la tradición de regalar rosas el día de San Valentín se desconoce, aunque hay varias historias y la mayoría probablemente sean mitos. Quizás, lal más más certera y popular, fue la historia del sacerdote, cuyo nombre acabaría por llamarse San Valentín.
El emperador Claudio III había prohibido el matrimonio en un esfuerzo por llevar a más jóvenes a unirse a su ejército, dado que sin esposas o sin hijos estaban menos atados a sus hogares. Así que el emperador tuvo esa idea para “distraerlos”…. Este sacerdote, sin embargo, creía en el amor y el matrimonio y casaba en secreto a los jóvenes del Imperio…
Con el tiempo, el emperador se enteró de que el sacerdote era un desobediente y le condenó a muerte. Mientras que languidecía en la cárcel esperando su ejecución, el sacerdote se enamoró de la hija del carcelero. El amor estaba claro que iba a ser tan corto como el tiempo que tardase en ser ejecutado. El día en que iba a ser decapitado, el joven sacerdote le dio a la joven una nota acompañada de una rosa roja, que fue su expresión de amor eterno. Incluso si su cuerpo físico no podía seguir viviendo, su amor estaría encarnado en la belleza de la rosa…
Si bien no hay manera de saber las verdaderas razones por las que empezaron a darse flores en la historia,de lo que no cabe duda de que es una de las mejores formas de agradar a la persona que las recibe.  Así que es por todo esto, y por muchas más cosas, por lo que regalamos flores hoy…

 

Comentarios41 comentarios

  1. Me encantan las flores,
    muchas las cultivo,
    no hay nada más hermoso
    que hacer con ellas un regalo
    de perfume y belleza.

    Es tiempo de gardenias,
    te envío una con un beso
    para que la añadas
    a esa colorida imagen.

  2. Felix! muy precioso tu texto (me encantan las flores y los niños)

    Hoy me acordé de los lindos recuerdos de mi infancia. Mi abuelo tenía un jardín de rosas (un jardín muy grande) Mi abuelo vendió a los franceses para los perfumes que hicieron. Ya no hay el jardín de rosas. Tengo un balcón pequeño y estoy muy contenta con las flores en maceta.

    un saludo cariñoso

  3. Jajajaj si que te quedo florido doy fe. Tu blog parece un tapiz. Estuve a punto de traerte un tiesto de algo, pero como no se el significado igual metía la pata. Sin duda llevar una flor o un ramo es un regalo que ninguna dama hace ascos, y es un detalle fino.
    Un abrazo, buen finde y gracias por volver al redil:)

  4. Y yo me pregunto, si yo hubiera vivido en esa época, y veo que mi mujer pone Begonias en la puerta, pues ya se que tiene un amante… no se que es mas peligroso si que el amante venga a verla (siempre puede buscar una escusa) o poner las flores y que el marido lo sepa

  5. Estoy de vacaciones pero no he podido resistirme en pisar este hermoso tapiz floreado. Soy una apasionada y amante de las flores.
    ¡Cuanta picarezca tenemos las mujeres!:)
    Un beso y cuidate

  6. Felicita Zalasar se levanta a las cuatro de la mañana de pongamos un lunes para acudir a uno de los numerosos cultivos EN Sibaté, a las afueras de Bogotá. A las once de la mañana, cinco palés de carton corrugado, climatizados y perfectamente acondicionados están acopladas en una furgoneta que conduce Wagner Sigüenza hasta el aeropuerto Eldorado atravesando elinfernal tráfico de la capitalde Colombia. Los pales esperan en un hangar especial hasta que la ColCargo los deposita, a la caida de la tarde, en las bodegas del vuelo 3001 de la KLM.
    En Shippol, son las ocho de la mañana del martes y Jerome deja volar su imaginación hasta su adorada isla antillana de Sint Marteen mientras vacía la bodega del enorme 747 que acaba de aterrizar. La cinta sinfín desaparece en el interior de los tinglados.
    Las mercancías, donde va el voluminoso palét lleno de las más exquisitas, frescas y fragantes flores, ha de hacer una espera de varias horas hasta que puedan ser aceptadas en territorio UE.
    A las primeras horas del miércoles, una pequeña flota de furgonetas Mercedes carga todos los bultos cargados de flores procedentes de todo el mundo (las recogidas por Felicita esta semana han sido heliconias, siemprevivas y orquídeas) y en caravana han llegado al Mercado Central de flores donde Alex Misynsky, representante de la Flowers Global Corporation puja sin apenas competencia.
    Hasta las naves de la Compañía es ya coser y cantar. Allí son revisadas, seleccionadas, reacondicionadas y reexpedidas a los clientes de cualquier punto de Europa: desde la fría Helsinki hasta Roma, París o Mdrid.
    Es viernes y las floristerías de todas las ciudades de Europa lucen en sus escaparates y estanterías unos esplendidos buquets.
    Regalar flores es regalar amor, amistad, complicidad, agradecimiento… pero también es dar trabajo y salario (aunque miserable) a Felicita.

  7. Dicen, y digo dicen, que el ramo de flores de las novias tenía que ver con la falta de higiene… era un día apropiado para disfrazar el mal olor con un buen ramos de olorosas flores.
    Florido y ameno.

    Un abrazo magister.

  8. Querido Felix, con todo y lo romántica que soy, seré una de las pocas mujeres “anormales” que no le gusta que le regalen rosas/flores?! … Aunque si alguien me llegara con UNA sola GARDENIA (mis favoritas)… sería un súper detalle! :o))

    Siempre es tan placentero leerte!

    Besos y abrazos!!!

  9. @Mer
    “Semáforo en verde” “ahora o nunca” que diría el otro… Los tulipanes son bellísimos y sobre todo un campo lleno de ellos produce una sensación de frescor y alegría para los sentidos.
    Los lirios también son bellos, y es que alegran nuestra vida…
    Estoy enamorado dela moda juvenil… 🙂

    Besos de azahar (nunca mejor dicho)

  10. @Marisa
    Desde el balcón de tú Xanela debes tener una vista preciosa y colorida, amén de la alegría que produce ese olor a fragancia. Mil gardenias para tí, y una para mí, que no quiero abusar 🙂

    Un fuerte abrazo, amiga

  11. @Robert
    Hola, querido amigo, amo del castillo del horror y espléndido ilustrador y literato¡ Te deseo un mes de Agosto de lo más plácido y refrescante en la medida de lo posible 🙂

    Un fuerte abrazo y mucha alegría de volver a leerte.

  12. @Arzu
    Los niños me vuelven loco, y las flores también. Coincidimos plenamente querida Arzu.Que lástima que ya no tengas ese bello jardín, pero sin duda alguna, esas flores que tienes en las macetas te alegran la existencia. Hay que cuidarlas, son seres vivos…

    Un saludo con mucho cariño

  13. @A.L.
    ¿Verdad que sí? Vamos, vamos que me las quitan de las manos ¿a qué me suena? jaja. Hay que tener cuidado con lo que se regala, no vaya a ser que se regale una flor de mal agüero… y la liamos parda 🙂

    Gracias por lo del redil, yo también estoy contento por leerte y divertirme contigo desde hace tanto tiempo.

    Un abrazo, amigo

  14. @Javier
    Ha hablado un caballero y un erudito y no seré yo quién lo contradiga. Eso sí, algunas todavía tendrían un ligerito olor pese a las flores, debido a las condiciones poco higiénicas de la época.

    Un abrazo, MAESTRO

  15. @M@R
    El romanticismo no está reñido con la atracción por las flores, querida amiga. Pero tomo buena nota de tu preferencia por las GARDENIAS 🙂

    EL Placer es mío¡

    Un fuerte abrazo y muchos besos :))

  16. jajaja

    Y yo caí, enamorado de la moda juvenil, de los chicos, de las chicas, de los maaaniquís, enamorado de tíiiii…
    😉

    Besitos con aroma a nardos, los que vendía la famosa florista chulapa de la canción (Por la calle de Alcalá, con la falda almidoná y los nardos apoyaos en la cadeeeraaa…)

  17. “el acónito era un símbolo que representaba un peligro mortal. Así, si un amante encontraba estas flores, sabría que el marido de la mujer estaba en casa, y por lo tanto no era muy aconsejable visitarla…al menos no ese día…”

    Y qué pensaba el marido? Acaso desconocía esta tradicción jajaja

    Saludillos Felix

  18. No me cabía ninguna duda de que las flores debían tener un significado metafórico tanto por sus colores (que ya en si mismos lo llevan, sólo hay que observar el calendario cristiano y los colores de las ropas litúrgicas) como por sus tipos. De esta forma se asemejarían al lenguaje de los abanicos, por ejemplo, lenguajes que se han perdido y que eran mucho más sugerentes que las palabras pronunciadas.

    Saludos

  19. @CarmenBéjar
    Has tocado un tema de lo más intesante, amiga Cármen, puesto que los colores también han transcendido a los actos litúrgicas. En mi tierra, Córdoba, siempre ha sido el abanico un elemento para mostrar señales a la otra persona, pero desgraciadamente, como otras tradiciones, se va perdiendo…

    Un abrazo, HISTORIADORA

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)