Inicio Edad Antigua Cómo Rómulo y Remo fundaron Roma, o eso cuenta la leyenda

Cómo Rómulo y Remo fundaron Roma, o eso cuenta la leyenda

romulo y remo

Rómulo y Remo eran hermanos gemelos y, según la leyenda romana, los fundadores de la ciudad de Roma. Los relatos de Livio, Dionisio de Halicarnaso, Ovidio y Plutarco así nos lo dejaron plasmado. Si bien se basa en la mitología romana, hay un debate abierto sobre la base histórica del mito.

Según la leyenda, eran descendientes de la nobleza griega por parte de su madre. Nacieron en Alba Longa, una antigua ciudad del Lacio, y su madre fue Rea Silvia. Su historia se relata en el Ab Urbe condita libri del historiador Tito Livio. El hermano de Numitor (su padre) y rey, Amulio, habían ordenado a Rea Silva que fuera una Virgen Vestal, pero fue “impregnada” por Marte, el Dios de la Guerra.

Amulio se sintió amenazado por el nacimiento de los niños y, temiendo que le quitaran el trono ordenó que fueran ahogados en el río Tíber. Sin embargo, el Dios del río, Tiberino, los salvó al apaciguar las aguas, lo que les permitió ser arrastrados a tierra. Los bebés fueron encontrados por una loba, que los crió  en una cueva cerca de la base de la colina del Palatino, el sitio que posteriormente se convertiría en Roma. Pronto, fueron descubiertos por un pastor llamado Fáustulo. Él y su esposa, Aca Larentia, adoptaron y criaron a los gemelos como si fueran suyos, y crecieron sin conocer su herencia real.

Escultura del dios Tiberino, con los niños Rómulo y Remo amamantados por la lobaUna vez que los niños fueron mayores, ayudaron a liderar un golpe contra Amulio. Este, sospechando su verdadera identidad, hizo que capturasen a Remo y lo mantuvo prisionero en Alba Longa. Rómulo dirigió una campaña exitosa para liberar a su hermano, y juntos expulsaron a Amulio y restauraron a su abuelo, Numitor, al trono.

Respaldados por el apoyo de su abuelo, ambos se dispusieron a fundar una ciudad en la zona de las siete colinas, donde habían sido rescatados cuando eran bebés. Sin embargo, los gemelos no pudieron ponerse de acuerdo en qué colina establecer su ciudad. Rómullo quería construir en el Monte Palatino, mientras que Remo prefería el Monte Aventino.

Monte Palatino, Roma
Monte Palatino, Roma

Acordaron dejar que los dioses decidieran, consultaron a los augures, y la profecía en la que la presencia de pájaros indicaba el favor de estos. Sin embargo, la disputa se acrecentó, ya que Remo afirmó haber visto seis pájaros sobre el Monte Aventino, mientras que Rómulo afirmó haber visto doce pájaros volando sobre el Monte Palatino. Rómulo afirmó que él era el favorecido porque vio más pájaros, pero Remo afirmó que era él el ganador porque sus pájaros aparecieron primero. 

Enojado, Rómulo comenzó a construir un muro alrededor del Monte Palatino. Remo intentó romperlo y Rómulo, en un ataque de ira, asesinó a su hermano. Así, este último fundó su ciudad en la colina del Palatino, nombrándola Roma, y reinando durante muchos años como su primer rey.

En general, se cree que la historia es demasiado exagerada y se considera un mito, pero los estudiosos aún no están de acuerdo con el tema. Los descubrimientos más recientes han proporcionado alguna evidencia que sugiere que la historia de Rómulo y Remo se basa en figuras históricas reales.

En 1988, el arqueólogo Andrea Carandini comenzó una excavación que condujo al descubrimiento de una antigua muralla en la ladera norte de la colina del Palatino. Los eruditos la datan alrededor del 775-750 aC, lo que sugiere que es una evidencia de la fundación real de Roma.

En 2007, otra excavación condujo al descubrimiento de una cueva bajo el Monte Palatino, donde los gemelos serían amamantados por la loba. Carandini cree que estos descubrimientos arqueológicos apoyan la existencia de los fundadores de la ciudad eterna. Si bien es muy posible que nunca pueda haber un acuerdo sobre la historicidad de las figuras de Rómulo y Remo, su leyenda siempre será una parte importante de la historia de los orígenes de Roma.

Compartir

2 COMENTARIOS

Comentarios