Inicio Ciencia El misterio de los archivos perdidos de Nikola Tesla

El misterio de los archivos perdidos de Nikola Tesla

nikola tesla

Después de que Nikola Tesla fuera encontrado muerto en enero de 1943 en su habitación de hotel en la ciudad de Nueva York, representantes de la Oficina de Propiedad del gobierno de los Estados Unidos confiscaron muchos documentos relacionados con el brillante y prolífico trabajo del genial inventor.

Era el apogeo de la Segunda Guerra Mundial, y Tesla había afirmado haber inventado un poderoso arma de rayos de partículas, conocida como el “Rayo de la Muerte”, que podría haber resuelto de inmediato el conflicto en curso. Entonces, en lugar de arriesgarse a que la tecnología de Tesla cayera en manos de los enemigos de Estados Unidos, el gobierno fue raudo y veloz y tomó posesión de todas las propiedades y documentos de su habitación en el Hotel New Yorker.

Lo que sucedió con los archivos de Tesla a partir de ahí, así como también lo que estaba exactamente en esos archivos, sigue envuelto en el misterio y listo para las teorías de la conspiración. Después de años de responder preguntas sobre posibles encubrimientos, el FBI finalmente desclasificó unas 250 páginas de documentos relacionados con Tesla en virtud de la Ley de Libertad de Información en 2016. La oficina dio continuidad con dos lanzamientos adicionales, el último en marzo de 2018. Pero incluso con la publicación de estos documentos, muchas preguntas siguen sin respuesta, y algunos de los archivos de Tesla aún faltan.

Nilkola Tesla sentado en su laboratorio de Colorado Spring
Nilkola Tesla sentado en su laboratorio de Colorado Spring

Tres semanas después de la muerte del inventor serbio-americano, un ingeniero eléctrico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) se encargó de evaluar sus documentos para determinar si contenían “alguna idea de valor significativo”. Según los archivos desclasificados, el Dr. John G. Trump dijo en su informe que los esfuerzos de Tesla eran “principalmente de carácter especulativo, filosófico y promocional” y añadió que los documentos “no incluían nuevos principios o métodos viables para conseguir resultados”.

El nombre del científico sin duda nos suena, ya que John G. Trump era el tío del 45º presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump. El hermano menor del padre de Trump, Fred, ayudó a diseñar máquinas de rayos X que ayudaron mucho a los pacientes de cáncer y trabajó en la investigación de radar para los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial. El mismo Donald Trump citó a su tío a menudo durante su campaña presidencial.

John Trump, jefe de investigación del MIT
John Trump, tio del actual presidente de los E.E.U.U. y jefe de investigación del MIT

En ese momento, el FBI señaló el informe del Dr. Trump como evidencia de que la tan “cacareada” arma de rayos de partículas “Rayo de la Muerte” de Tesla no existía, aparte de rumores y especulaciones. Pero, de hecho, dentro del propio gobierno de los EE.UU. las opiniones estaban más divididas. Marc Seifer, autor de la biografía: La vida y el tiempo de Nikola Tesla, dice que el personal militar de la Base Aérea Wright Patterson en Dayton, Ohio, incluido el General de Brigada LC Craigee, tenía una opinión muy diferente de las ideas de Tesla.

“Craigee fue la primera persona en volar un avión a reacción en el ejército”, dice Seifer. Así que tenemos dos grupos diferentes, un grupo descarta el invento de Tesla y otro dice que es real.

Luego está la pregunta persistente de los archivos perdidos. Cuando Tesla murió, su patrimonio debía ir a su sobrino, Sava Kosanovic, que en ese momento era el embajador yugoslavo en los Estados Unidos (gracias a su conexión familiar con el inventor más célebre de Serbia). Según los documentos recientemente desclasificados, algunos en el FBI temían que Kosanovic se hiciera con el control de la tecnología de Tesla para “poner esa información a disposición del enemigo” e incluso consideraron detenerlo para evitar esto.

sobrino tesla
El embajador de Yugoslavia Sava N. Kosanovic, sobrino de Nikola Tesla, en su estudio

En 1952, después de que un tribunal estadounidense declarara a Kosanovic heredero legítimo de la herencia de su tío, los archivos de Tesla y otros objetos fueron enviados a Belgrado, Serbia, donde ahora están en el Museo Nikola Tesla. Pero mientras que el FBI registró originalmente unos 80 objetos entre los efectos de Tesla, solo 60 llegaron a Belgrado, dice Seifer. “Tal vez existe la posibilidad de que… el gobierno se quedase los que faltan”.

A pesar de la evaluación negativa de John G. Trump sobre las ideas de Tesla inmediatamente después de su muerte, los militares sí trataron de incorporar armamento con haces de partículas en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, dice Seifer. Cabe destacar que la inspiración del “Rayo de la Muerte” alimentó la Iniciativa de Defensa Estratégica de Ronald Reagan, o el programa “Guerra de las Galaxias”, en la década de 1980. Si el gobierno todavía está utilizando las ideas de Tesla para impulsar su tecnología, explica Seifer, eso podría explicar por qué algunos archivos relacionados con el inventor siguen siendo clasificados.

Aunque algunas de sus innovaciones aún pueden estar ocultas, el legado de Tesla está vivo tanto en los dispositivos que usamos todos los días, como en las tecnologías que indudablemente jugarán un papel importante en nuestro futuro. “Tesla es el inventor de la tecnología inalámbrica. Él es el inventor de la capacidad de crear una cantidad ilimitada de canales inalámbricos”, dice Seifer sobre el impacto duradero del inventor.

(*) Referencias: La vida y el tiempo de Nikola Tesla, Marc Seifer, history.com – Imágenes: George Skadding, Alfred Eisenstaedt / Colección de fotos LIFE / Getty Images 

El misterio de los archivos perdidos de Nikola Tesla
5 (100%) 3

2 COMENTARIOS

  1. Un genio. Y como siempre, esos intentos externos de aplicar los descubrimientos al servicio de la guerra.
    Un saludo, Félix.

    • Ya sabe usted que los grande inventos de los que disfrutamos hoy día se gestaron en tiempos de conflicto. Tesla iba a su “aire” y a buen seguro nunca sepamos la verdad.
      Un saludo, Cayetano.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.