Inicio Edad Antigua ¿Quiénes eran los despiadados guerreros de Atila?

¿Quiénes eran los despiadados guerreros de Atila?

hunos guerreros
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los hunos saquearon gran parte de Europa y son culpados de la caída de Roma, pero el registro arqueológico sugiere un legado menos violento.

Alrededor del año 370, «enjambres» de hunos se apoderaron de gran parte de Europa occidental, conquistando las tribus germánicas y asustando a todos los pueblos con quiénes se cruzaban. ¿Pero esta gente nómada merece su mala reputación?

Esa pregunta es difícil de responder. «Los hunos siguen siendo profundamente misteriosos», escribe el historiador Peter Heather, en parte debido a su falta de historia escrita y sus orígenes oscuros. Se cree que estos nómadas procedían de lo que ahora es Kazajstán, y se extendieron por las estepas orientales después del año 350. Algunos eruditos piensan que eran una tribu turca descendiente de los Xiongnu, un grupo de nómadas pastores que unificaron gran parte de Asia a finales del siglo anterior.

historia hunos violenciaA medida que los hunos se movían a lo largo del Mar Negro atacaron a aquellos que se cruzaban en su camino. Estos pueblos, vándalos, visigodos, godos y otros grupos, huyeron hacia Roma. Estas migraciones desestabilizaron al Imperio Romano y ayudaron a los hunos a ganar una reputación asesina.

Su líder, Atila el Huno, solidificó esa percepción. Entre el 440 y 453 dirigió hordas de sus guerreros por gran parte de Europa, incluida la Galia (la actual Francia). En el camino se fue ganando una mala reputación y fue llamado el «Azote de Dios«. Sus gentes perpetraban actos de terror indescriptibles cada vez que entraban en un nuevo territorio.

Pero el registro arqueológico cuenta una historia diferente. En 2017, por ejemplo, la arqueóloga Susanne Hakenbeck analizó huesos de hunos enterrados en Panonia, una antigua región romana en lo que ahora es Hungría. El análisis isotópico reveló que los hunos cooperaban y realizaban intercambios culturales con los romanos. La historia húngara «no fue necesariamente solo una historia de conflicto, sino más bien una historia de intercambios transfronterizos y adaptabilidad entre pueblos», dijo Hakenbeck al Washington Post en 2017.

Atila el Huno nunca invadió Roma, y ​​su imperio se derrumbó alrededor del año 469. Sin embargo, la reputación bárbara de su pueblo ha perdurado. El historiador griego Jordanes, que escribió en el siglo VI, los llamó una «tribu traidora», y los asoció con la caída del Imperio Romano. Sin embargo, los historiadores modernos creen que jugaron un papel menos directo en su disolución, y que la inestabilidad inherente del imperio lo dejó vulnerable a la invasión bárbara.

La temible reputación de los hunos también ha jugado un papel en los conflictos modernos. Después de que el emperador alemán Guillermo II alentara a sus soldados a ser tan despiadados como los hunos durante un discurso en 1900, el término se asoció con Alemania. Durante la Primera Guerra Mundial, «Huno» fue muy utilizado como un epíteto hacia los alemanes. Hoy, todavía nos recuerda a un pueblo bárbaro, pero uno que pudo haber tenido mucho menos poder del que su nombre podría implicar.

ALEMANES HUNOS
Propaganda anti-alemana

(*) Referencias: Erin Blakemore, history.com, Wikipedia Imágenes: WikimediaCommons

3 COMENTARIOS

  1. El enemigo siempre exagera. Atila era un hombre culto; aunque no era una hermanita de la caridad, tampoco era un bárbaro despiadado. La historia la escribieron otros.
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.