Inicio Edad Antigua ¿Qué era la espada de Damocles?

¿Qué era la espada de Damocles?

Compartir

La famosa “espada de ” se remonta a una antigua parábola moral popularizada por el filósofo romano Cicerón en su libro “Tusculanae Disputationes”, del 45 a.C. La historia se centra en , un rey tiránico que gobernó la ciudad siciliana de en el siglo IV a.C.

Pintura al óleo sobre lienzo de la Espada de Damocles. (Crédito: Dominio Público)

Aunque era rico y poderoso, Dionisio era sumamente infeliz. Su mano de hierro le había granjeado muchos enemigos y estaba atormentado por el miedo a ser asesinado, tanto que dormía en un dormitorio rodeado de un foso y sólo confiaba en sus hijas para afeitarse la barba con una navaja.

Como dice Cicerón, la insatisfacción del rey llegó a su punto culminante un día después de que un adulador de la corte llamado Damocles le elogiara y comentara lo dichosa que su vida debía ser.

– Dado que esta vida te encanta (respondió Dionisio enfadado), ¿quieres degustarla tú mismo y probar mi buena fortuna?

Cuando Damocles estuvo de acuerdo, Dionisio lo sentó en su dorado trono y ordenó a una multitud de sirvientes que le agasajaran. Se le mimó con suculentas carnes, licores, perfumes maravillosos y ungüentos. Damocles no podía creer su suerte, pero justo cuando empezaba a disfrutar de la vida de un rey, notó que Dionisio había colgado una espada afilada desde el techo.

Estaba colocada sobre la cabeza de Damocles, suspendida sólo por una fina hebra de crin. A partir de entonces, el temor del cortesano por su vida le impidió saborear la opulencia de la fiesta y disfrutar de los sirvientes. Después de lanzar varias miradas nerviosas a la hoja que colgaba sobre él, pidió ser excusado, diciendo que ya no deseaba ser tan afortunado.

Para Cicerón, la historia de Dionisio y Damocles representaba la idea de que los que están en el poder trabajan siempre con ansiedad y miedo a la muerte y que “no puede haber felicidad para quien está bajo constantes temores”.

Ahora se utiliza comúnmente como término para describir un peligro inminente. Del mismo modo, el dicho “colgando de un hilo” se ha convertido en una frase hecha para una situación precaria. Uno de sus usos más famosos vino en 1961 durante la Guerra Fría, cuando el Presidente John F. Kennedy pronunció un discurso ante las Naciones Unidas en el que dijo que “Cada hombre, mujer y niño viven bajo una espada nuclear de Damocles, con el más delgado de los hilos, capaz de romperse en cualquier momento por accidente o error de cálculo”.

11 COMENTARIOS

  1. Una expresión que ha quedado ya para los restos, al igual que “a buenas horas, mangas verdes”. Sencilla y clara explicación.
    El filo de la navaja de tiempos antiguos.
    Un saludo, Félix.

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)