Inicio Edad Media Adamitas, hippies en la Edad Media

Adamitas, hippies en la Edad Media

Compartir

En la surgieron muchos movimientos religiosos, muchos de ellos con puntos de vista radicales o independientes del catolicismo. Grupos como los Beguinas, o los Hermanos del Libre Espíritu eran vistos con recelo por el papado y la jerarquía católica y en muchos casos fueron condenados como heréticos.

Cuando , el sacerdote y reformador checo, fue declarado culpable de herejía y ejecutado en 1415, sus seguidores mostraron aún más descontento con la iglesia católica y rechazaron su autoridad. En la década de 1420, los se radicalizaron aún más, y algunos pidieron el fin de muchas doctrinas católicas, como la veneración de los santos o la transubstanciación (esa comunión era el verdadero cuerpo y la sangre de Cristo). Algunos también querían establecer una sociedad comunal donde no hubiera señores y sirvientes, sino más bien igualdad entre las personas.

Surgieron varias escisiones, como los Taboritas, los Orebitas, los Utraquistas y, quizás los más radicales, los , que tomaron su nombre del personaje bíblico Adán.

Los adamitas eran una secta más parecida a la subcultura hippie del siglo XX que a la Edad Media. Su doctrina defendía la absoluta desnudez y el rechazo del matrimonio al considerarlo una consecuencia del pecado original.

Por ejemplo, el cronista Laurence de Brezova escribió:

“Vagando por bosques y colinas, caían en tal locura que hombres y mujeres se quitaban la ropa y andaban desnudos, diciendo que la ropa había sido adoptada por el pecado de los primeros padres, así que estaban en un estado de inocencia. De la misma locura supusieron que no estaban pecando si uno de sus hermanos tenía relaciones sexuales con una de las hermanas, y si la mujer concebía, ella diría que había sido obra del Espíritu Santo.”

Jan Hus

El erudito Enea Silvio Piccolomini, que más tarde se convirtió en el Papa Pío II (1458-1464) también señaló sus supuestas actividades sexuales:

Se entregan a relaciones sexuales promiscuas, pero nadie puede tomar un amante sin el consentimiento de Adán, su principal anciano. Cuando uno de estos hermanos deseaba ardientemente a una hermana, la tomaba de la mano y, yendo con ella al anciano jefe, le decía: “Mi alma está ardiendo de amor por esta mujer”. Entonces el anciano respondía: “Ve, multiplica y repón la tierra”.

Estos puntos de vista de los adamitas no eran nuevos: en los primeros siglos del cristianismo había una secta llamada así y San Agustín incluso menciona que practicaban el nudismo al tiempo que rechazaban el matrimonio. Algunas de sus ideas sobrevivieron en la Edad Media y ayudaron a establecer la teología de estos pueblos checos.

Las actividades de este grupo demostraron ser demasiado radicales para los taboritas, y en 1421 los adamitas y su líder, un sacerdote llamado Peter Kanis, fueron expulsados ​​de la comunidad taborita. Los 200-300 seguidores de los adamitas establecerían su propia comunidad a unos pocos kilómetros de distancia, pero pronto los taboritas los acusaron de asaltar y atacar a su gente.

Durante el verano y el otoño de 1421, el comandante militar taborita Jan Žižka lanzó ataques contra los adamitas, matando y capturando a casi todos sus seguidores, quemándolos como herejes. Si bien hubo informes de que algunos adamitas todavía deambulaban por las tierras checas en los años siguientes, este pequeño movimiento fue destruido. Los taboritas mismos fueron vistos más tarde como demasiado radicales y gran parte de su poder fue destruido en la batalla de Lipany trece años más tarde.

Las tierras checas siguieron siendo un punto caliente de movimientos religiosos durante el siglo XV, y muchos eruditos ven estos movimientos como precursores de la Reforma Protestante.

Algunos autores piensan que la pintura de Hieronymus Bosch El jardín de las delicias podría ser una representación de la mitología adamita, ya que la secta de los Hermanos del Libre Espíritu, que seguían sus principios, estaba en la población de Bolduque, donde residía el pintor.

Referencias: Medievalists.net, wikipedia

2 COMENTARIOS

  1. Lo que nos lleva a mantenernos en la idea de que la peor denominación de todas las referentes a grandes etapas de la historia es precisamente la de “Edad Media”. No es una época nada homogénea. Es diversa y sorprendente. Imaginamos siempre esa etapa como un largo periodo de oscuridad, barbarie, feudalismo e integrismo religioso. Nunca como la época del renacer mercantil, del desarrollo de nuevas ciudades y del amor cortesano. Casi se podría decir que allí se inventó todo: la promiscuidad, la poesía galante, la rebelión contra lo establecido… hasta el Renacimiento (Quattrocento).
    Un saludo, Félix.

    • El concepto moderno de “Edad Oscura” ha hecho mucho daño a esta fértil etapa de nuestra historia. No hay más que bucear un poco para darse cuenta de que, como bien dices, es diversa y sorprendente!
      Saludos, Cayetano

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)