Inicio Edad Media Las beguinas, una historia de libertad y amor al prójimo

Las beguinas, una historia de libertad y amor al prójimo

Compartir

Nos situamos en el siglo XII, y es que cuando hablamos de las estamos refiriéndonos a un modo de vida alternativa en la que adoptaron algunas mujeres; quisieron ser espirituales pero no religiosas, quisieron vivir sólo entre mujeres pero sin someterse a ningún tipo de regla ni disciplina, quisieron rezar y trabajar pero no dentro de un monasterio, quisieron ser fieles a si mismas pero sin ningún tipo de voto; así que, en resumidas cuentas, eran mujeres cristianas pero alejadas de la , por lo que fueron perseguidas.

Era la forma de vida beguina que comenzó a tener sus primeras comunidades sobre todo en Flandes y Alemania, y por descontado rechazaban las ordenes de los hombres (recordad que estamos hablando de la Edad Media y que la mujer siempre debía obedecer al varón). Algunas fueron quemadas y otras condenadas a la herejía. No descuidaban las artes, que en aquellos tiempos estaban vetadas al común de los mortales ya que, solo la iglesia y la nobleza tenían acceso al conocimiento. Aún así escribían poesía y se ejercitaban en ámbitos culturales.

Eran autónomas y autosuficientes, pero lo mas llamativo de ellas es que se dedicaban literalmente a hacer el bien, a ayudar al prójimo, al necesitado. Trasladado a nuestros días serían como una especie de ONG pero sin ayuda económica de ningún tipo. Ellas solas se bastaban.

Pero su forma de ser chocaba con los intereses de la Iglesia: eran mujeres, pero sobretodo eran buenas personas. Algunas fueron encarceladas por escribir libros y, eso al tratarse del sexo femenino era ser objeto de castigo.

Los años de decadencia y exterminio del beguinaje coincide en el tiempo con la exterminación de la “ y la aniquilación de los , prueba de como actuaba el clero en aquella época (brutalidad e intolerancia). Empezaba a germinar la Inquisición.

El 14 de abril de 2013, murió en Kortrijk (Bélgica) la hermana Marcella Pattyn, a los 92 años. Era la última representante de este movimiento religioso surgido en la Edad Media. Había nacido en el Congo belga en 1920 y era ciega. Estudió en la escuela de ciegos de Bruselas y a los 20 años intentó ingresar en un convento pero ninguna la aceptaba. Le acogieron las beguinas de Sint Amandsberg en Gante, una comunidad de 260 mujeres. Tenía 20 años cuando ingresó en la comunidad. Trabajó atendiendo enfermos. Posteriormente se mudó al beguinaje de Kortrijk con otras ocho mujeres. Fue la última superviviente.

Marcella Pattyn, la última beguina

Un pequeño homenaje a estas mujeres que se enfrentaron a la iglesia y, sobre todo por demostrar esos valores que tanto escasean como amor al prójimo, valentía y entrega total.

70 COMENTARIOS

  1. Lorena…

    Las buenas actitudes en la vida para con el projimo merecen reconocimiento, sean hombres o mujeres. En este caso, hicieron el bien, ojala todos fueramos asi…

    Un abrazo de osito calido, Lorena

  2. Muy buena entrada felix.
    Buenas y listas sin depender de nadie,pero eso es un deshonor para algunos hombres y aun hoy seguimos teniendo bastante machismo.
    Siempre tendremos que estar las mujeres agradecidas a todas aquellas que lucharon para ir abriendo caminos y poder mejorar.
    Les has hecho un bonito homenaje.
    Un beso.

  3. Hola Felix!! Qué buen post amigo. Siempre me sorprendes, no conocía la historia de estas maravillosas mujeres. Un hermoso homenaje, me hace sentir feliz ser mujer. (Aunque no tenga todas esas virtudes).
    Besosssss

  4. Laura…

    Pese a quien pese, seguimos viviendo en una sociedad machista, aunque tengo una teoria al respecto para al futuro. Algunas madres, con su logico afan protector y educativo, fomentan la desigualdad desde la cuna. Es mi humilde opinion. Somos todos iguales. Y hablando de igualdad, que mejor que nombrar a todas aquellas que gracias a su abnegada labor y compromiso, han hecho posible un mundo con un “poquito” mas de igualdad entre generos…
    Gracias a ti.

    Un beso

  5. Hola Gabriela¡¡

    Toda mujer tienes sus virtudes y las tuyas son innumerables, y a las pruebas me remito. Algo que no debemos olvidar nunca es que vuestra labor “oscura” durante siglos, ha propiciado el avance de la humanidad. Ya quisieramos la mayoria de hombres tener vuestras dotes…

    Besosss

  6. Este es sólo un ejemplo, afortunadamente conocido, de la inteligencia y el buen uso de ella en la mujer.
    El papel de la mujer en la historia me parece impresionante (aunque muchas veces desconocido).
    Aunque soy mujer (pero no por serlo), me siento orgullosa de que ahora cada vez más mujeres se expresen con sus blogs y enseñen al mundo todo lo que saben.
    Gracias por este maravillso homenaje.

  7. Juana…

    Y tantos millones (y digo bien) de ejemplos desconocidos. Sientente y sentiros orgullosas de vuestra condicion de mujeres, y desde mi madre en primer lugar hasta la ultima mujer del mundo con buena fe, les doy las gracias.

    Un abrazo

  8. Sin su fin ya era loable, todavía más mérito tiene, en el medievo, enfrentarse al poder de la Iglesia y declararse rebeldes a la opresión masculina.
    Contra la fuerza de las mujeres… nada puede.

    Un buen homenaje del Magister.

  9. Javier…

    Tu bien conoces el contexto historico en el que se desarrollaron, e ir contra la iglesia y el hombre no era lo mas indicado para la “salud”. Estoy contigo, la fuerza de las mujeres no tiene limites.

    Un abrazo Jefe.

  10. Xibellius…

    Es una pena que ejemplos como estos pasen al olvido. Las beguinas si han tenido su repercusion, pero tantas hay que ni siquiera sabemos de ellas…

    Un abrazo
    Espero que vaya el estio sanabriego estupendamente¡

  11. Felix! precioso homenaje a todas esas mujeres que han sacado la cara por el género y han luchado para que al día de hoy se nos valore.
    Ligadas a la iglesia y tachadas de infames. Parece mentira que todavía en algunos lugares de la tierra existan culturas en que mujeres mueran apedreadas o sufran castramientos.

    Triste realidad de altos contrastes

    Besos,
    ;D

  12. Coincido con la opinión general, excelente entrada.
    Me gustaría saber como hacen para organizarse… y creo que al compartir los mismos ideales, cada cual hace lo que debe desde su fuero intero (tal vez).
    Un abrazo y un beso
    Ro

  13. Gracias, Félix, por exponernos estos grandes retazos de historia. En esta ocasión desconocia a las “beguinas”, muy interesante la labor que desarrollaban…y de agradacer, pues todo lo que sea ayudar al prójimo es bienvenido. Saludos y hasta la vuelta del “veraneo”, me marcho unos días con la familia.

  14. Un gran homenaje haces con esta entrada a la mujeres valientes y luchadoras que haciendo el bien
    fueron perseguidas.
    Mi admiración por las beguinas.

    Gracias por esta entrada estupenda
    Félix.

    Un abrazo fuerte

  15. Silvia…

    La iglesia (ademas del “macho”) ha sido la primera en maltratar y discriminar a la mujer a lo largo de la Historia. Ni siquiera les permitian leer, cuando dos mil años antes de esa epoca, el conocimiento les estaba revelado y a su alcance. Apedreos, ablaciones, palizas, malos tratos psicologicos… triste, muy triste, y lo peor es que la comunidad internacional se limpia las manos…

    Besos¡
    🙂

  16. ANRAFERA…

    Tu lo has dicho, todo lo que sea ayudar al projimo desinteresadamente es digno de elogio. Y ellas bien que lo hacian, a costa de jugarse su pellejo.
    Te deseo unos felices dias de asueto con tu familia, que bien merecidos los tienes, querido amigo.

    Recibe un fuerte abrazo

  17. La Dame Masquee…

    Ejemplo deberiamos seguir de la actitud de estas mujeres valientes que dieron su vida por ayudar a sus hermanos de forma altruista a pesar de las limitacioes inherentes a la epoca en que vivian. Nuestro homenaje.

    A sus pies

    Bisous

  18. Marisa…

    En principio, la Iglesia Catolica las veia como una mera anecdota. Pero a medida que las comunidades iban agrandandose y propagandose, quisieron cortar de raiz la buena voluntad de estas mujeres. Siempre la Iglesia… Gracias a ti como siempre.

    Un fuerte abrazo

  19. Sobre el hombro
    llevo un pesado equipaje
    tejido con los hilos de la fantasía
    del color de las estrellas
    que me han ido hipnotizado

    su interior esta vestido
    con el glamour
    de las sedas carmesí
    bordadas con las plumas
    de la libertad del pensamiento

    hoy me acerco
    y en silencio te invito
    a que te saluden
    los trémulos lirios
    de las altas colinas

    ellos en mi nombre
    y en el suyo propio
    te felicitarán
    el presente fin de semana
    entre calurosos aplausos

    y las densas pestañas
    que con sublime
    candor te miman,
    se sentirán desvalidas
    al recibir el suspiro del viento
    como despedida.

    María del Carmen

  20. Muchas gracias por esta entrada, Felix. 🙂

    Te hace recapacitar sobre el lado bueno del ser humano, que buena falta hace. Existe y es capaz de enfrentarse a las adversidades y a las oposiciones de los demás.

    Besos.

  21. Félix, me ha gustado mucho esta entrada, no conocia de la existencia de estas mujeres. Admirable po r ser mujeres en una época tan oscura para ellas, por plantar cara a la Iglesia y me imagino que a los hombres tambien.

    Saludos

  22. Olvido…

    Gracias a ti :). Claro que existe ese lado buena y fe de el lo mostraron estas mujeres. Hoy en dia, miles de personas nos enseñan ese lado positivo cada dia, ojala puedan ser mas…

    Besos¡

  23. Miguel Angel…

    Lo tenian “jodido” coloquialmente hablando. Y es que siglo XII no estaba para desobedecer al clero y al varon de turno. Pero la valentia y el arrojo de estas mujeres pudo con todo. Las quitaron de enmedio, aunque no del todo, y han seguido continuando su labor durante sigos…

    Un abrazo Miguel Angel

  24. La verdad que porque nos describes cómo eran estas mujeres, porque por su apariencia diría que son monjas sin más. Tienes razón al clasificarlas en ONG medieval, porque eran independientes de la autoridad masculina y espiritual. Unas hippies, vamos, aunque con mucha tela… que cortar.

    Un saludo

  25. Mira que soy un curiosón de marca mayor.
    Qué me me gusta hojear los diccionarios.
    Anda! que siempre ando husmeando… papeles, periódicos, legajos más o menos legibles, incunables si pudiera…
    Daría cualquier cosa por trabajar en un imprenta o librería, incluso gratis.
    En fin, visto está que nadie se acuesta cada noche con todo sabido.
    Y digo yo… porqué jamás había escuchado mencionar a las “beguinas”???

  26. Jose Antonio…

    Soy conocedor de tus inquietudes culturales, que son superiores a la media. Tu afan de conocimiento no tiene limites, pero que mas quisieramos saber todos de todo. Cuantas cosas conoceras tu de las que yo jamas oi hablar.
    Eso de “bucear” entre papeles y legajos antiguos es un autentico placer, una delicia…

    Un fuerte abrazo

  27. Félix, siento haber dado una imagen de sabihondo. O de sabelotodo. O de vanidoso. Sólo sé que se muy poco… de muchas cosas, eso sí, pero muy poco.
    Pero quede constancia de tu sabiduría. De ser sabio por enseñar. Y tú enseñas.
    Lo mío es ser, como me decía mi abuela, un “cocinilla”.
    Un saludo, amigo.

  28. Jose Antonio…

    Yo se que no se nada… y no habias dado esa imagen, sino todo lo contrario. Aquel que busca el conocimiento es consciente de lo poco que sabe. El que no lo busca , no viene a el sin mas.
    Tantas cosas tenemos que aprender unos de otros, de saber, de intuir, ¿quien domina todas las materias? ¿que pasara cuando nos vayamos y a donde iremos? ¿porque los egipcios construyeron las piramides?… aquel que tenga todas las respuestas que levante la mano. Yo no soy sabio de nada, la Historia esta escrita…

    Un fuerte abrazo

  29. Si es que la creatividad aunada con la bondad e inteligencia, tanto de hombres como de mujeres, no puede ser amordazada por ninguna costumbre, ley, jerarquia o cultura imperante.

    Muy interesante, Félix, gracias por estar ahi y hacernos pasar estos buenos ratos que a su vez nos hacen pensar.

    Un saludo muy cordial

  30. Carlos Ignacio…

    No debe ser amordazada, pero aquellos tiempos eran duros para las libertades. Si hoy en dia lo son, pongamonos en su lugar y veremos cuan valientes fueron. Y por supuesto, bondad e inteligencia no les faltaban. Gracias a ti, tu si que nos haces pensar :).

    Un fuerte abrazo

  31. Marian…

    Es imperdonable que, a punto de cumplir este blog un año, no haya abordado la Historia de los Cataros. Aquellos hombres buenos, los “gatos” para la iglesia, que fueron horriblemente masacrados en el sur de Francia en el sitio de Montségur. Ya toca, si, ya toca…

    Un beso

  32. Me he quedado de piedra. Jamás he oído hablar de las beguinas.
    Por lo que he leído aquí, eran, sin duda, admirables. Bueno, debeb serlo todavía, las pocas que quedan.

    Nunca te acostarás…

    Muchas gracias por esta interesantísima lección.

    Un abrazo.

  33. Perikiyo…

    ¿Petrificado? jajaja, estuvo bueno. Eran admirables y aun quedan algunos reductos en los Paises Bajos que siguen con su labor al margen de la Iglesia. Seguro que desvinculada de ella, mas puras seran…
    Gracias a ti.

    Un abrazo y aire fresco para tierras jienenses…

  34. @Luzella
    Siempre existieron grandísimas mujeres, aunque estuvieran “tapadas” por la sombra de los hombros y el machismo a lo largo de la Historia. Todavía queda algún pequeño reducto de beguinas en los Países Bajos y continuan con esa bella labor…

    Un abrazo 🙂

  35. @Mer
    “Si no estás conmigo, estás contra mí” tan sencillo y disparatado como eso. Ni tú, ni yo, ni nadie comprende esta actitud de la Iglesia Católica (la mejor operación de marketing de la Historia)…

    Besos de azahar

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)