Inicio En HDNH El origen de Santa Claus y Krampus

El origen de Santa Claus y Krampus

santa claus y krampus

Santa Claus y Krampus están íntimamente relacionados. Algunas tradiciones tienen a los dos personajes trabajando juntos en una especie de “policía bueno-policía malo” dependiendo del comportamiento del niño. Sin embargo, el de Santa Claus y Krampus comenzó como dos separados de diferentes regiones del mundo.

Orígenes de Santa Claus

La imagen actual de Santa Claus es muy diferente de la que era en origen. Lejos de ser el hombre alegre y con mejillas sonrosadas que hoy reconocemos al instante, el monje turco San Nicolás era un hombre muy humilde. Aunque se desconoce su fecha exacta de nacimiento, generalmente se supone que fue alrededor del año 250 dC en Patara.

san nicolás
Icono ruso del siglo XV que representa a San Nicolás

Las buenas obras de San Nicolás

Las historias de su increíble generosidad se han convertido en una especie de leyenda a lo largo de los siglos. Según los relatos, era un hombre muy piadoso que a menudo viajaba por el país y ayudaba a los pobres y/o enfermos cuando y donde podía. Seguramente una de las historias más recordadas se refiere a tres hermanas que estaban en riesgo de ser vendidas como esclavas por su propio padre. San Nicolás le dio a cada hermana una dote personal para que ellas puedieran encontrar un novio.

Fue esta y muchas otras historias similares las que llevaron al aumento de la fama de Nicolás. Con el tiempo se hizo más conocido como el protector de niños y marineros. Tal fue su atractivo y fama en la antigua Turquía que el 6 de diciembre, la fecha de su muerte, se comenzó a celebrar el Día de San Nicolás. Este es un día propicio para que la gente compre regalos o selle un matrimonio. Durante el Renacimiento, San Nicolás fue el santo más popular en toda la Europa continental, y sobrevivió a la Reforma Protestante, especialmente en los Países Bajos.

San Nicolás aparece en América

En diciembre de 1773, un periódico de Nueva York publicó una historia sobre varias familias locales holandesas que se reunían en el aniversario de la muerte de Nicolás para honrarlo. Esta fue la primera aparición del santo en la cultura estadounidense. En holandés, Sinter Klaas se traduce como San Nicolás. En la reunión anual de la Sociedad Histórica de Nueva York de 1804, John Pintard distribuyó grabados en madera que dieron comienzo a las tradiciones de los calcetines navideños llenos de juguetes colgando sobre una chimenea. La reputación de San Nicolás creció aún más cuando Washington Irving publicó The History of New York cinco años después .La historia lo mencionaba como el Santo Patrón de Nueva York. Las descripciones de Sinter Klaas variaron enormemente. Tenía un sombrero azul de tres picos, medias amarillas, y era, de hecho, algo así como un bufón.

Ilustración 1881 de Thomas Nast. Este dibujo dio forma a la imagen moderna de Santa Claus
Ilustración 1881 de Thomas Nast. Este dibujo dio forma a la imagen moderna de Santa Claus

El establecimiento del Papá Noel moderno llegó en 1931 cuando el gigante de refrescos Coca-Cola encargó a un artista una campaña de publicidad navideña, que todavía hoy sigue vigente. Usando ilustraciones creadas para la revista Harper por Thomas Nash a mediados del siglo XIX, el hombre familiar con mejillas brillantes y un uniforme rojo brillante con adornos blancos y botas negras entró en el imaginario popular y se convirtió en un éxito de la noche a la mañana.

Orígenes del Krampus

Santa pasó a convertirse en un fenómeno global de bondad y un símbolo positivo para todos los niños del mundo. Sin embargo, tiene una némesis, su opuesto total. El Krampus es una criatura de aspecto horrible con cuernos grandes, una lengua filosa y afilada, y garras como dagas. Agita sus cadenas para advertir a los niños de su presencia y sus colmillos asustan a los jóvenes para que sean buenos. Si los niños no hacen caso de sus advertencias, los encuentra y los arrastra al inframundo, donde deben permanecer durante un año.

Krampus toma su nombre de la antigua palabra germánica Krampen que se traduce como garra. Sus orígenes provienen de la mitología nórdica en la que es el hijo de Hel, diosa del inframundo. Forma parte de las antiguas tradiciones alemanas para la temporada festiva. La alemana comienza antes que la mayoría a principios de diciembre. El folclore alemán indica que el 5 de diciembre es la víspera de Krampusnacht o Nikolaustag (Día de San Nicolás). En esta noche, los padres les dicen a sus hijos que miren junto a la puerta de casa para ver si sus zapatos contienen algún dulce o una vara.

Una tarjeta de felicitación de 1900 con la imagen del Krampus
Una tarjeta de felicitación de 1900 con la imagen del Krampus

Obviamente, el niño prefiere el caramelo sobre la vara. Pero esta tradición del monstruo pagano se había perdido en las últimas generaciones. En los últimos años, sin embargo, el monstruo parece estar de vuelta. Además de una película de terror de temática navideña que le dio fama, National Geographic publicó un libro basado en el Krampus escrito en alemán.

Krampus en el resto del mundo

En varios países de Europa, como Austria, Alemania, Hungría y la República Checa, los hombres se visten con un traje de Krampus y participan en las fiestas llamadas Krampuslauf. Consisten en persecuciones de personas disfrazadas de “Krampus” y es un juego divertido. Incluso en Estados Unidos, la fiebre del Krampus se está extendiendo de manera muy parecida a como lo hizo Santa Claus todos el último siglo, las fiestas temáticas basadas en el Diablo de la Navidad van en aumento. Los austriacos también intentan mejorar la imagen pública del Krampus mediante la producción de todo tipo de merchandising, desde chocolates hasta figuritas. El demonio anti-Navidad de repente se ha convertido en algo así como un nuevo icono.

Feliz Navidad a todos los lectores

Compartir

8 COMENTARIOS

  1. Curioso. Sobre todo la tradición de los zapatos, que es la que nos ha llegado a España en contra de la de los calcetines, y que proviene del “lado malo”. Por cierto, que para mayor paradoja, San Nicolás también es el santo patrón de las meretrices.

    • El tema calcetines es de “moñas” -permítaseme la ordinariez-, nosotros somos más malotes. ¡Qué me dices! ¿Patrón de las meretrices! Tierra trágame
      Un saludo, Javier!

  2. Las viejas historias y leyendas empiezan de una manera y luego, el filtro popular/ comercial, se encarga de modificarlo para hacerlo más digerible/ vendible.
    Un saludo, Félix.

Comentarios