Inicio Curiosidades Los genitales de Victor Noir

Los genitales de Victor Noir

victor noir

Cada año, tres millones y medio de personas visitan el famoso cementerio de Père-Lachaise en París, el cementerio intramuros más grande de París y uno de los más conocidos del mundo. Está situado en el número 16 de la Rue du Repos, en el XX Distrito, y tiene la peculiaridad de que muchos parisinos lo utilizan como si fuera un parque.

Una de las tumbas más visitadas es la del periodista francés Victor Noir, quien fue asesinado a tiros por el príncipe Pierre-Napoleon Bonaparte en 1870. Sin embargo, la mayoría de los turistas solo están interesados en una cosa: frotarse con los genitales de Victor Noir.
Esto es lo que pasó:

Noir se vio envuelto en una enemistad entre el príncipe Bonaparte y Henri Rochefort, el dueño del periódico en el que trabajaba Noir. Finalmente, el príncipe desafió a Rochefort a un duelo. Pascual Grousset, el editor del periódico, envió a Noir junto a otro hombre llamado Ulrich de Fonvielle como sustitutos.

Pero el príncipe solo quería batirse en duelo con Rochefort, un rival noble. Una discusión entre Noir y el príncipe acabó en una pelea, y Bonaparte mató a tiros a Noir.

tumba victor noir

La muerte de Noir y la posterior absolución de Bonaparte enfurecieron a la población en un momento en que la familia imperial no era demasiado popular. El martirio de Noir les dio a los revolucionarios la oportunidad que necesitaban para liderar un levantamiento. Aunque la insurrección fracasó, el imperio no sobrevivió por mucho tiempo. La guerra franco-prusiana llevó a la aparición de la Tercera República más tarde ese mismo año.

Leer también:  Google Maps, un sello, el fútbol, y como liarse a "tortazos" en Centroamérica

Después del establecimiento de la República, los restos de Victor Noir fueron trasladados al cementerio de Père-Lachaise, donde el escultor Jules Dalou creó una estatua de bronce para su tumba. Por alguna razón, Dalou le dio a la efigie de Noir una generosa protuberancia entre sus pantalones. Pronto se convirtió en una tradición para las visitantes femeninas besar la escultura en los labios y frotar sus genitales para mejorar su vida sexual y fertilidad.
(*) Referencias: Listverse, Wikipedia Imágenes: Elzo Meriidianos, Wikicommons

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.