Inicio Edad Antigua Las etapas de la vida en la antigua Roma

Las etapas de la vida en la antigua Roma

infancia antigua roma

En la antigua , el padre de la familia era el jefe indiscutible de la casa. Tenía la autoridad completa tanto por la ley romana como por la mos maiorum (la colección de costumbres y tradiciones de los ancestros no escritas). Era el único miembro de la familia con permiso para poseer tierras y se esperaba que representara a la familia en asuntos legales, comerciales y religiosos.

Aunque pater familias significa “padre de familia”, el padre no siempre ocupaba ese papel. El pater familias era el hombre vivo más viejo, por lo que si el padre moría, el hijo mayor tomaría su lugar. Esta es una de las razones por las que los romanos valoraban mucho el hecho de tener hijos, y la adopción masculina era una práctica común.

pater familiasCualquier nuevo bebé tenía que ser aceptado por el padre de familia. Tradicionalmente, la partera colocaba al recién nacido a sus pies, y solo si el padre lo recogía, el bebé se convertiría en una parte formal del núcleo familiar. El padre tenía la autoridad de rechazar y vender a sus hijos como esclavos si le disgustaban. Incluso se le permitió matarlos durante una época, aunque los registros muestran que esto era algo inusual y fue ilegalizado por Augusto.

Recibiendo la Bulla

bulla romaDebido a las altas tasas de mortalidad infantil, a los niños no se les daba un nombre cuando nacían. Los romanos esperaban una semana antes de nombrar al niño durante una celebración llamada dies lustricus (“día de la purificación”). Al igual que en un cumpleaños moderno, amigos y familiares llegaban a la casa para ofrecer regalos y buenos deseos.

Los niños varones recibían una bulla en esta celebración. La bulla era un colgante destinado a ahuyentar a los espíritus malignos, así como un símbolo del estatus del niño como ciudadano libre de Roma. Las muchachas romanas también llevaban un tipo diferente de amuleto o colgante llamado lunula.

Los niños usaban sus bullas hasta alcanzar la edad adulta, mientras que las niñas usaban sus colgantes hasta el día de su boda. Las bullas más valiosas estaban hechas de oro, pero esto sólo podía permitírselo la élite adinerada de Roma. Las clases más bajas portaban bullas hechas de materiales asequibles como cuero, bronce o estaño.

Las etapas de la vida de un niño romano

vida niño romaLa infancia romana tenía varias etapas claramente definidas, tanto desde una perspectiva social como legal. El primer período era conocido como infantia. Duraba desde el nacimiento hasta los siete años, tanto para niñas como para niños. Esta, la pasaban principalmente en casa, siendo atendidos por padres, abuelos, tutores y hermanos mayores. Todos los niños que eran infantes o infantiae proximus (ligeramente por encima del umbral) eran considerados doli incapax -incapaz de intención criminal a los ojos de la ley-.

Leer también:  Historia y lugares de la Ruta de la Seda

Hasta las edades de 12 y 14 años para niñas y niños, respectivamente, los niños eran impuberes, o pubertati proximus según su edad. Socialmente, los niños comenzaban a explorar el mundo en esta etapa. Salían de la casa más a menudo, pasaban el tiempo en compañía de amigos e incluso comenzaban una educación fuera de casa si sus padres podían pagarlo.

Las niñas mayores de 12 años ya eran aptas para el matrimonio. A los 15 años, los niños pasaban a la edad adulta . Se les concedían privilegios y responsabilidades legales, aunque el derecho romano todavía los consideraba adolescentes hasta la edad de 25 años.

Obtener una educación para ser un buen romano

educacion roma antiguaComo en muchas sociedades, la educación en la antigua Roma estaba principalmente disponible para los ricos. Las estimaciones aproximadas nos muestran niveles de alfabetización en alrededor del 20%, aunque varió según el período de tiempo.

Durante la mayor parte de la República Romana, la educación siguió siendo una práctica informal en la que los padres transmitían el conocimiento a sus hijos. Sin embargo, después de la conquista de en 146 a.C., el sistema educativo griego comenzó a extenderse por todo el imperio. Los romanos comenzaron a darle más importancia a la educación, y los tutores se hicieron más accesibles, ya que muchos de ellos eran esclavos.

Los niños solían ir a la escuela cuando cumplían siete años. Su maestro, el litterator, enseñaba lectura, escritura, aritmética básica y quizás algo de griego. A los 12 o 13 años, los niños que podían pagar una educación avanzada irían a una “escuela de gramática”. Aquí estudiaban los conocimientos prácticos necesarios para la vida cotidiana y comenzaban a estudiar artes y poesía. Los niveles más altos de educación incluían el aprendizaje de la retórica estudiando las obras de grandes oradores como Cicerón o Quintiliano.

Los juegos también tenían su momento en la antigua Roma

juegos niños romaLos niños de la antigua Roma pasaban gran parte de su tiempo libre jugando con juguetes muy similares a los de los tiempos modernos, o más bien del siglo XX. Los bebés a menudo se entretenían con un sonajero llamado crepitaculum. Estaba hecho de madera o metal y algunas veces tenía campanas. Además de actuar como un juguete, es posible que los romanos también lo usaran como algo similar a la bulla.

Las muñecas y las marionetas eran los juguetes más comunes para las niñas. Estas se hacían de una amplia gama de materiales como terracota, cera, arcilla, madera, metal y piedra. Algunos incluso tenían extremidades articuladas, mientras que otras podían vestirse y equiparse con joyas.

Los niños preferían los juguetes móviles, como carros o caballos con ruedas. Las espadas de madera también eran comunes para que pudieran simular una pelea. Los aros, las cometas, las pelotas y las peonzas eran juguetes comunes disponibles para niños de todas las edades.

Leer también:  Etruscos: el esplendor antes de Roma

Encontrar un trabajo en Roma

trabajo antigua romaEl estatus social de la familia de un niño por lo general determinaba para qué tipo de trabajo podría ser elegible una vez que se convirtiera en adolescente. Las posiciones más prestigiosas estaban en política, pero normalmente estaban reservadas para la élite y requerían una amplia educación.

Un poco más abajo en la escala había puestos administrativos dentro del imperio: recaudadores de impuestos, notarios, secretarios, abogados, maestros, etc. Una vez más, estos puestos de trabajo estaban generalmente disponibles para hombres jóvenes con una educación sólida, aunque algunos de estos puestos también estaban disponibles para los esclavos bien educados, en particular los griegos.

La opción más accesible para la mayoría de los hombres libres romanos era unirse al ejército. Como imperio militarista, a Roma rara vez le faltaban guerras y siempre tuvo necesidad de soldados. Esta fue también una buena forma para que las clases más bajas obtuvieran un ingreso estable e incluso ganaran tierras una vez que terminaran su servicio de 25 años.

A medida que el imperio creció, también lo hizo la variedad de puestos de trabajo. Muy pronto, un adolescente romano podría optar por convertirse en un comerciante, un artista, o un artista. Sin embargo, estas profesiones solían pasar de padre a hijo.

¡Y a casarse!

boda antigua romaLos hijos varones realmente no tenían que preocuparse por el matrimonio, ya que los hombres solían casarse a mitad de los años veinte. Sin embargo, las niñas se casaban mucho más jóvenes, a la edad de 12 años. Como la mayoría de las niñas no recibían el tipo de educación extensiva que se les brindaba a los niños, no tenía sentido mantenerlas en la casa después de haber alcanzado la edad fértil.

Las niñas de familias ricas generalmente se casan más jóvenes que las niñas de familias de clase trabajadora. Su matrimonio era visto como una oportunidad para subir en la escala social. La mayoría de los padres no querían poner en peligro ese “valioso producto” dejando que sus hijas envejecieran o perdieran su castidad.

La mayoría de las chicas tenían poco que decir con respecto a sus futuros esposos. Como la mayoría de las decisiones de su vida, esta era tomada por la familia paterna. El pater buscaría posibles esposos y haría los arreglos necesarios con la familia del niño. El rito de la boda contaba con numerosas costumbres que evolucionaron a lo largo de los siglos, y algunas todavía seguimos usándolas. El vestido blanco de la novia, sí, también se lo debemos a los romanos

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.