Inicio Curiosidades El origen de la Morgue

El origen de la Morgue

morgue origen

Hoy en día, el término depósito de cadáveres evoca imágenes de una habitación eficiente e higiénica supervisada por profesionales en batas de laboratorio y guantes de goma.

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con su funcionamiento gracias a las series de televisión y novelas policíacas, y nunca hemos tenido el deseo, o la necesidad, de visitar uno en la vida real. Sin embargo, nuestra imagen de la morgue moderna y estéril contrasta fuertemente con la habitación que originalmente dio al término.

En el siglo XVIII en París, los visitantes del Grand Châtelet, -un edficio que era un tribunal, cuartel general de policía y prisión, y que servía como sede de la jurisdicción de derecho en la prerrevolucionaria-, podían descender al sótano y asomarse por la reja de la puerta. Allí, podían ver una pequeña habitación donde se mostraban cadáveres no identificados al público, esparcidos por el suelo desnudo. La sala se hizo informalmente conocida como la morgue, una definición que apareció por primera vez en el Dictionnaire de l’Académie de 1718: “Un lugar en el Châtelet, donde los cadáveres encontrados se muestran a la vista del público, para que sean reconocidos”.

morgue siglo xixEl nombre de esta sala poco agradable probablemente tenía sus raíces en el antiguo verbo francés morguer, que significa “mirar solemnemente”. Los historiadores creen que tales habitaciones existían en las cárceles parisinas desde el siglo XIV, inicialmente como un lugar donde los prisioneros recién encarcelados eran retenidos hasta que se los identificaba, pero donde luego eran depositados numerosos cadáveres encontrados en las calles o sacados del río Sena.

Había tantos cadáveres en el río Sena -tanto víctimas de homicidio como suicidios- que se instaló una gran red en St. Cloud para atrapar los cuerpos corriente abajo, desde donde podían recuperarse y ser llevados al Grand Châtelet.

El hedor que emanaba de los cadáveres en la morgue debía haber sido insoportable, y la exposición pública a los “malos humores” fue una de las razones para la creación de una nueva morgue más higiénica en 1804. Este nuevo edificio de la morgue (ahora oficialmente conocido como La Morgue) se encontraba en un edificio con un estilo similar a un templo griego que estaba cerca del río, lo que permitía transportar cuerpos en bote. Los cadáveres ahora se exhibían en una sala de exposiciones especialmente diseñada, con ventanas de vidrio y abundante luz natural, lo que permitía a las multitudes congregarse y mirar boquiabiertos los cadáveres colocados sobre las losas de mármol. La refrigeración no llegó hasta la década de 1880, por lo que los cuerpos se mantuvieron frescos con un constante goteo de agua fría, dando a los cadáveres una apariencia hinchada. La ropa del difunto se colgaba de unas perchas junto a los muertos como un dato adicional para su identificación.

morgue paris

La ubicación central de la morgue aseguró un tráfico saludable de personas de todas las clases, convirtiéndose en un lugar para ver y ser visto, y ponerse al día con los últimos chismes. Su popularidad como lugar de espectáculo creció a medida que avanzaba el siglo XIX, avivado por el hecho de que era un lugar de visita obligada en la mayoría de las guías turísticas de París. En los días posteriores a la comisión de un famoso crimen, unas 40,000 personas se congregaron en sus puertas.

En 1864, la morgue de Marché-Neuf fue demolida para dar paso a la remodelación radical del baron Haussmann de París. El nuevo edificio de la morgue estaba situado justo detrás de Notre Dame, nuevamente en un espacio público concurrido, reafirmando su propósito como un lugar para ver e identificar cadáveres. Sin embargo, fue también en este nuevo edificio cuando la morgue se alejó del espectáculo puro y comenzó a vincularse con la identificación médica de cuerpos, así como los avances en medicina forense y la profesionalización de la policía. La nueva morgue tenía una sala de autopsias, un pequeño laboratorio para el análisis químico y salas donde la policía podía inspeccionar los cuerpos e investigar cualquier asesinato o suicidio.

morgue antiguaEn la década de 1880, la fama de la morgue de París y la admiración por sus eficientes estructuras administrativas se habían extendido por todo el mundo. La palabra “morgue” comenzó a usarse para describir los lugares donde se guardaban los muertos tanto en Europa como en América.

La morgue de París cerró sus puertas al público en 1907. Los motivos fueron varios: cambiar las actitudes del público ante la visión de los cadáveres, preocupaciones sobre la higiene y la propagación de enfermedades y la creciente profesionalización de la policía y los médicos forenses . Hoy, la oficina de la ciudad se conoce como Instituto médico-legal de Paris. Mientras tanto, la palabra morgue en sí ha recorrido un largo camino: desde sus raíces en un sombrío espectáculo, ahora se ha convertido en un lugar de profesionalismo y respeto. ¡Ah!, y en un plató fantástico para grabar series de televisión y películas.

El origen de la Morgue
4.6 (91.67%) 12
Compartir

2 COMENTARIOS

  1. Hasta dio juego esta palabra en la literatura truculenta: los crímenes de la calle Morgue, de Poe. Valga la redundancia.
    Un saludo.

Comentarios