Inicio NOTICIAS Espectacular robo de joyas de la corona sueca

Espectacular robo de joyas de la corona sueca

joyas corona sueca

Una escena de película: en una tranquila mañana del martes de esta semana, los ladrones se llevaron varias joyas de la corona sueca, exhibidas en una catedral, y luego hicieron su escapada en bicicletas y una lancha rápida.

Strängnäs es una pequeña ciudad al oeste de la capital del país. Es el hogar de alrededor de 13,00 personas, una colorida villa que se remonta a la época vikinga, y una bonita catedral que data del siglo XIV. Fue aquí, a orillas del lago Mälaren, donde una selección de joyas de la corona de Suecia de incalculable valor se mostraban públicamente en una caja de vidrio.

robo joyas sueciaAlrededor del mediodía, los ladrones sustrajeron un orbe de oro y dos coronas, mientras que se estaba ofreciendo un almuerzo. Las alarmas sonaron cuando rompieron el cristal, pero antes de que pudieran ser detenidos, se llevaron sus tesoros en bicicletas de mujer (también robadas), dijo la policía en un comunicado, antes de continuar su escape por agua. “Así que si encuentran una moto acuática en alguna parte de la costa de Mälaren”, dijo el portavoz policial Stefan Dangart, en una entrevista con el periódico sueco Aftonbladet, “nos encantaría que nos lo contaran”.

Se está llevando a cabo una investigación internacional, a través de Interpol, y sería virtualmente imposible venderlas en cualquier mercado legítimo, ha dicho la policía. Las coronas del siglo XVII son muy distintivas, con intrincadas joyas. Una vez fueron propiedad de Carlos IX de Suecia, y su esposa, la reina Cristina, que murieron en 1611 y 1625.

Carlos IX y Cristina de Suecia
Carlos IX y Cristina de Suecia

Aunque estaban aseguradas, son irremplazables por su valor histórico, dijo el decano de la iglesia Christofer Lundgren. En declaraciones a Aftonbladet, la policía se preguntaba si el atraco había sido cuidadosamente organizado. “Es solo especulación, pero parece más una acción planificada que algo impulsivo”, dijo la portavoz de la autoridad, Maria Ellior. Añadió que prefería no especular sobre si podrían destruir las coronas y vender el oro, “pero todo es posible”.

Los ladrones se enfrentan a unas penas de hasta seis años de cárcel por los robos, pero actualmente no hay sospechosos. No es la primera vez que las joyas de la corona sueca llaman la atención de los ladrones. En 2012, un amigo de la familia real fue condenado por llevarse más de 120,000 dólares en joyas reales de la princesa Cristina. Vendió la mayor parte por menos de 1,500 dólares a dos traficantes de marihuana y, presa del pánico, arrojó al agua una tiara de valor increíble por un puente de Estocolmo.

Referencias: Daily Star, History.com, New York Times

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.