Inicio Curiosidades Los 30,000 años de historia del consolador

Los 30,000 años de historia del consolador

historia consolador

Desde la Edad de Piedra hasta el presente, ha habido una herramienta que casi todas las civilizaciones han tenido a mano.

El consolador no es una invención moderna. Los arqueólogos han intentado concebir usos no sexuales para estos objetos de la antigüedad, pero la naturaleza increíblemente detallada de todos los hallazgos arqueológicos lleva a los estudiosos a creer que estos falos se usaban como consoladores.

Algunos de estos objetos no tienen prepucio, pero no faltan los “adornados” con piercings, tatuajes y cicatrices. Esta especificidad, junto con su construcción lisa y pulida (de limolita, tiza o hueso), parece confirmar su uso más lógico: el placer.

Consolador polaco, alrededor 1700Después de la Edad de Piedra, los antiguos griegos no miraban al mundo exterior en busca de inspiración sexual en términos de sus falos artificiales, sino al interior de la cocina. Una de sus prácticas sexuales más notorias era el uso de consoladores hechos completamente de pan (“baguettes”, esencialmente).

Además, los griegos usaban consoladores en otros contextos. En la famosa obra Lisístrata, de Aristófanes, por ejemplo, las mujeres griegas realizan una huelga sexual que lleva a una discusión sobre el uso de consoladores para satisfacerse mientras dura la protesta. Mientras tanto, en el otro lado del mundo, la asombrosa riqueza de la dinastía Han china (206 aC – 220 dC) nos ha dejado tumbas increíblemente elaboradas que contenían una gran variedad de refinados objetos, incluyendo juguetes sexuales.

Un falo de piedra paleolítico, fechado en 29,000 aC, encontrado en Alemania
Un falo de piedra paleolítico, fechado en 29,000 aC, encontrado en Alemania

Esencialmente, los Han creían que sus espíritus vivirían dentro de estas tumbas en el más allá. Y la realeza esperaba mantener el mismo nivel de “vida” después de la muerte, lo que significa que se llevaron consigo algunas de sus posesiones más importantes, incluidos intrincados consoladores de bronce.

Un falo de piedra de 28,000 años de edad se recuperó en Alemania
Un falo de piedra de 28,000 años de edad se recuperó en Alemania

Estos juguetes eran ayudas sexuales que siempre venía bien tener a mano y eran productos de alta calidad. Sin embargo, aunque estos consoladores eran juguetes, tenían funciones adicionales más allá de su uso como herramienta.

Cuando decimos ‘herramienta’ nos referimos a que estos falos tenían un propósito más amplio que el puro placer físico. Los Han creían que el equilibrio entre el yin y el yang, los principios espirituales femeninos y masculinos, podía lograrse durante el En este sentido, el sexo, especialmente si era placentero y duraba una cantidad de tiempo suficiente, tenía una dimensión espiritual.

Una escultura fálica de hueso que fue descubierta en Suecia ( entre 6.000 aC y 4.000 aC)
Una escultura fálica de hueso que fue descubierta en Suecia ( entre 6.000 aC y 4.000 aC)

Por lo tanto, para la gente de la dinastía Han, la inclusión de estos juguetes sexuales suntuosos en sus tumbas no fue una ocurrencia alocada. En cambio, era importante para asegurar que el difunto tuviera una vida después de la muerte pacífica y amorosa.

Con el paso de los siglos, y a medida que nos vamos adentrando en la Europa de los siglos XVI y XVIII, los consoladores se volvieron más escandalosos. Por ejemplo, el escritor italiano Pietro Aretino registró cómo las monjas comenzaron a usar consoladores en esa época para “sofocar el picor de la carne”.

Un falo de bronce de la provincia china de Jiangsu que data del siglo II a. C.
Un falo de bronce de la provincia china de Jiangsu que data del siglo II a. C.

Un siglo después, los consoladores comenzaron a ser más usados por los ricos, pero su creciente ubicuidad no significaba que fueran tolerados en la sociedad noble. Cuando el audaz John Wilmot, conde de Rochester, importó consoladores en Inglaterra para su club de sexo en 1670, por ejemplo, fueron destruidos inmediatamente. Sin embargo, muchas personas ignoraron el episodio de Wilmot. Las mujeres inglesas comenzaron a hacer sus propios consoladores, por muy ilegales que fueran.

Un falo de terracota de la grecia clásica
Un falo de terracota de la grecia clásica

Aproximadamente en este mismo momento de la , en el período Edo de Japón, la gente tenía una actitud muy diferente y decididamente relajada sobre los juguetes sexuales. Los japoneses describieron estas ayudas sexuales en sus libros eróticos e imágenes conocidas como “shunga”. El shunga (春画 lit. «imágenes de primavera») es un género de producción visual japonés que tiene como tema principal la representación del sexo. Incluso después de que el gobierno japonés prohibiera el shunga en 1722, floreció en los mercados clandestinos.

Un consolador francés de marfil completo con un artilugio para simular la eyaculación. Alrededor del siglo XVIII.
Un consolador francés de marfil completo con un artilugio para simular la eyaculación. Alrededor del siglo XVIII.

En los tiempos modernos, el consolador ha sido fabricado en un sinfín de materiales, pero el material más exitoso es el consolador de silicona creado por Gosnell Duncan. En 1965, Duncan sufrió una lesión que lo dejó paralizado por debajo de la cintura. Su accidente lo inspiró a participar activamente en el movimiento de la discapacidad y buscar mejores materiales para los sustitutos del pene.

Durante la década de 1960, los consoladores estaban hechos en gran parte de caucho, pero este era un material deficiente para la faena, ya que no soportaba un lavado o calentamiento fuerte sin perder su integridad estructural. Además, los consoladores solo se vendían como ayudas médicas y solo para parejas heterosexuales que tenían problemas sexuales.

Una colección de sexo japonés. Alrededor de 1930
Una colección de sexo japonés. Alrededor de 1930

Pero, como hemos dicho, Duncan creó el consolador de silicona, y fue toda una revolución. Lo hizo como una ayuda médica para personas con discapacidades. Sin embargo, como todos sabemos, acabó siendo de uso generalizado.

Los juguetes sexuales fálicos a lo largo de la historia han permanecido bastante consistentes en apariencia, forma y longitud, y han sido un elemento básico en muchas culturas del mundo durante milenios. Hoy en día, los juguetes sexuales están más aceptados socialmente y forman parte de una industria que recaudó alrededor de 15 mil millones de euros en 2015 el último año.

(*) Imágenes: Flickr, WikimediaCommons, Getty images, Wellcome, Blaubeuren Referencias: Asociación europea de urología, allthatsinteresting.com

Compartir

5 COMENTARIOS

  1. La humanidad siempre pensando en lo único. El personal echaba mano de consoladores y animales de granja para satisfacer sus necesidades inmediatas. Si alguien extraviaba su juguete se quedaba, lógicamente, “desconsolado”.
    Un saludo,Félix.

    • Imagínese usted al honrado y trabajador labriego de turno allá perdido por los montes sin más compañía que sus queridos animales… y la señorita o señora de turno siempre habrá pensado que más vale consolador en mano que mal pareja. El consuelo carnal siempre nos acompaña, iremos de cabeza al infierno!!
      Un saludo, Cayetano.

  2. Saludos! Muy interesante el artículo, la verdad no tenía la más remota idea dé que ese accesorio sexual de auto complacencia fuera tan antiguo.

  3. […] Los 30,000 años de historia del consolador: “El consolador no es una invención moderna. Los arqueólogos han intentado concebir usos no sexuales para estos objetos de la antigüedad, pero la naturaleza increíblemente detallada de todos los hallazgos arqueológicos lleva a los estudiosos a creer que estos falos se usaban como consoladores. Algunos de estos objetos no tienen prepucio, pero no faltan los “adornados” con piercings, tatuajes y cicatrices. Esta especificidad, junto con su construcción lisa y pulida (de limolita, tiza o hueso), parece confirmar su uso más lógico: el placer.” […]

Comentarios