Inicio NOTICIAS Debajo de la tumba del profeta Jonás, una sorpresa arqueológica

Debajo de la tumba del profeta Jonás, una sorpresa arqueológica

tumba profeta jonas

En el interior de los túneles que saqueadores habían cavado debajo de la Tumba de Jonás en la antigua ciudad iraquí de Nínive, los arqueólogos han descubierto inscripciones de hace 2.700 años que describen el gobierno de un rey asirio llamado Asarhaddón.

Las siete inscripciones fueron descubiertas en cuatro túneles debajo de la tumba del profeta bíblico, que es un santuario que es sagrado tanto para los cristianos como para los musulmanes. El santuario fue volado y saqueado en búsqueda tesoros aqueológicos por el grupo Estado Islámico (ISIS o Daesh) durante su ocupación de Nínive desde junio de 2014 hasta enero de 2017.

Descifrando las inscripciones

Una inscripción traducida dice: “El palacio de Asarhaddón, rey fuerte, rey del mundo, rey de Asiria, gobernador de Babilonia, rey de Sumer, rey de los reyes del Bajo Egipto, alto Egipto y Kush [un antiguo reino situado al sur de Egipto en Nubia]”. Los gobernantes de Kush en una época mandaron en Egipto, según inscripciones antiguas encontradas en otros sitios arqueológicos. Esas inscripciones también dicen que Asarhaddón derrotó a los gobernantes Kush y eligió nuevos líderes para gobernar Egipto.

Una de las inscripciones traducidas
Una de las inscripciones traducidas

Otra inscripción encontrada debajo de la Tumba de Jonás dice que Asarhaddón “reconstruyó el templo del dios Aššur [el dios principal de los asirios]”, las antiguas ciudades de Babilonia y el templo de Esagil, y renovó las estatuas de los grandes dioses”

Las inscripciones también hablan de la historia familiar de Asarhaddón, y cuentan que él es el hijo de Sennaquerib [reinado 704-681 aC]y descendiente de Sargón II (reinado 721-705 aC), quien también fue “rey del mundo, rey de Asiria”.

Más inscripciones

También se han traducido otras cuatro inscripciones halladas en Nínive, cerca de la Puerta de Nergal (Nergal era el dios de guerra asirio), entre 1987 y 1992 por un equipo arqueológico de la Inspección de Antigüedades de Iraq. Los conflictos en el área dificultaron que el equipo publicara sus descubrimientos hasta la fecha.

Una de las inscripciones analiza las muchas conquistas militares de Asarhaddón, incluida Cilicia (ubicada en la costa sur de lo que ahora es Turquía). La inscripción transcrita llama a Esarhaddon “el que pisotea los cuellos del pueblo de Cilicia”.

Asarhaddón cuenta en primera persona en la inscripción que “rodeé, conquisté, saqueé, demolí, destruí y quemé con fuego veintiuna de sus ciudades junto con pequeñas ciudades en sus alrededores…”. La inscripción también habla de su conquista de Sidón (actual Líbano), afirmando que su ejército derribó las murallas de la ciudad y las arrojó al mar Mediterráneo.

(*) Referencias: Owen Jarus, Iraq Newspaper, Live Science, Crédito imágenes: Stevan Beverly

Compartir

1 COMENTARIO

Comentarios