William Shakespeare

Compartir
Si buscamos el mayor genio creativo de la Universal, lo tenemos francamente difícil porque son muchos los que optan a ese título. Pero si buscamos, además de genio creativo, popularidad,universalidad, proyección…. pues aquí ya la lista se va reduciendo. Seguro que ahí estarían Miguel de Cervantes, y por supuesto . A lo largo de su vida, dejo escritas unas 38 obras de imperecedero recuerdo. Quién no ha leído, o quién no ha sabido cosas sobre Julio Cesar de Shakespeare, sobre Otelo, sobre el Rey Lear. Quién no ha oído hablar de un tal Hamlet, quién no ha oído hablar de los amantes de Verona, los Montesco y los Capuleto. Desde luego que es el autor más reconocido del Reino Unido, y el más traducido. Lo de leído no tanto, porque ahí está Agatha Christie que ocupa un lugar por encima en cuanto a obras vendidas.
El 23 de abril de 1564 vino al mundo en el seno de una familia burguesa dedicada al negocio de los guantes de cuero y de la lana, y que vivían tranquilamente en la campiña. Por tanto, el dinero no faltaba, lo que permitió a los Shakepeare dar una instrucción razonable a sus hijos. Y aquí tenemos al jovencito William ocupando su pupitre en la escuela secundaria de Stratford. Allí se instruyó en disciplinas como las matemáticas, la oratoria, la retórica, el latín…; una vida normal, una familia normal, y nada hacía intuir que aquel apellido iba a ser uno de los más famosos del mundo. Pero ocurrió, que cuando William tenía tan solo 12 años, el declive llegó a Sratford, y por ende la ruina económica de la familia, lo que impidió a los pequeños de la familia continuar con sus estudios. Y tuvo que empezar a trabajar en oficios dispares como el de carnicero, o como profesor itinerante por los pueblos cercanos a su hogar.

Dicen que era de rostro agraciado, y un muchacho vigoroso, y no le faltaron jovencitas a las que rondar; y aquí aparece la hermosa Anne Hathaway. Tenía 8 años más que William, y en 1582 cuando él contaba con 18 años, tuvieron que anunciar que ella había quedado embarazada. Con rapidez se organizó el matrimonio, y se casaron absolutamente enamorados, y eso sí, con escasas libras tuvieron que afrontar la llegada de su retoño. Fue una niña a la que pusieron de nombre Susan, y 3 años más tarde nacieron los gemelos Judith y Hamnet (que murió con 11 años). Tenía un amor exacerbado por la primeriza, Susan, y a Judith siempre la dió de lado, era la oveja negra. De hecho, en el panteón familiar, Susan está al lado de sus padres, pero Judith está sepultada en el cementerio comunal, fuera de los panteones. No sabemos que haría para merecerse ese odio por parte de su padre.

Estaban malviviendo, porque había que afrontar muchos pagos, y además alimentar 5 bocas, y aquí aparece un dato apenas conocido de su vida. Nos encontramos en 1588, Susan tiene 6 años, los gemelos 3, y hay que comer. William se interna como furtivo en los territorios de caza pertenecientes a los prebostes de la comunidad. Y como furtivo caza para vender las piezas, o para comérselas en casa… y así permanece un tiempo hasta que es descubierto en los terrenos del Juez de paz de Stratford. Al ser descubierto, no tiene más remedio que poner pies en polvorosa y buscar mejores lugares donde intentar conseguir dinero para su familia.

Hasta entonces se había interesado muy poco por el teatro y la literatura, porque como ya hemos dicho, su prioridad era conseguir alimentos para su familia, pero en ese año de 1588 su vida va a dar un giro total. Empezó a fijarse en las representaciones teatrales que llegaban a los pueblos, y aprovechó la visita de una compañía teatral para buscar refugio y unirse a ellos camino de Londres. La capital del Támesis vivía un momento de euforia social, porque tengamos en cuenta que en ese año se derrotó a la Armada Invencible española. Londres, por entonces, contaba ya con 200.000 habitantes, y William queda deslumbrado por la luminosidad de la urbe. Por entonces había un teatro, que se llamaba El Teatro, y allí va a ofrecer sus primeras interpretaciones, aunque todo apunta a que no dejaba de ser un actor mediocre, aunque apuntaba buenas maneras.

Y empieza a interesarse por escribir obras teatrales, y empieza a “beber” de clásicos como Plutarco, Ovidio, Séneca… En 1590 escribe su primera obra, , que por fin podrá ver en los escenarios 2 años más tarde, y mientras tanto se deja ver en los círculos artísticos y culturales de Londres, y empieza a ser más reconocido. El escribía sus obras y también las interpretaba, participaba en los montajes escénicos… y comienza a ganar buenos dineros con los que empieza a paliar la endeble situación de su familia. En 1596 (año en que murió su hijo Hamnet) ya era un autor consagrado, e incluso la Reina se entrevistaba con él. Además consiguió de la Reina un Escudo de Armas para su padre. Los Shakespeare ya están en el rango aristocrático.

Comenzó a ser considerado como uno de los hombres privilegiados del Reino Unido, y era un hombre que sabía invertir muy bien el dinero que iba ganando. Compraba casas, terrenos, y la mejor mansión de Stratford. Pero poco a poco se fue apagando en su creatividad, también en su salud. En 1613 escribió su última obra, Enrique VIII, y se retiró a su pueblo natal para vivir sus últimos años. Unos achacan su muerte a los excesos en las juergas en compañía de amigos, otros a una infección ocular que se extendió, aunque lo cierto es que murió un 23 de abril de 1616.
Una proyección asombrosa sobre la vida de su obra y más allá, y una vida llena de encanto. Sobre los plagios, no faltan críticos que aseguran que dada la escasa formación cultural de Shakespeare, no podría haber sido capaz de escribir tales obras, y que sin duda habría que atribuírselas a otros autores. Lo que si sabemos es que es el autor más universal del Reino Unido, y vidas como la suya nos reconcilian con esta sociedad tan necesitada de genios…

31 COMENTARIOS

  1. Hola Felix!! Venía a leer el post anterior y no me diste tiempo. Pero igualmente lo leí y me pareció interesantísimo. En cuanto a la vida de Shakespeare, me fascina conocer todos estos detalles de la vida de los grandes escritores de la historia. Además no te olvides que soy, lamentabnlemente en el mundo en que vivimos, romántica y sus obras tenían mucho romanticismo.
    Besosssss

  2. Cuanto envidioso. El talento genuino suple muchas veces lo que otros solo podrian conseguir a base de solida formacion. Se dice a veces que tenia a otros que escribian por el. Bueno, si Shakespeare hubiera sido un noble importante, sería normal suponer que otros mejores aceptaran trabajar para el en el anonimato, renunciando a toda gloria, a toda fama. Pero dadas las circunstancias me parece absurdo. Cuando empezó era un hombre que, como usted nos cuenta, pasaba hasta hambre, y no sabía cómo mantener a su familia. Por qué nadie iba a hacerle ese favor, renunciando a si mismo, y ademas no con una obra, sino con 37? En cuanto a los plagios, seguramente se basó en historias ya existentes muchas veces, sí. Pero es que resulta que cuando sale a la luz una de esas historias en las que supuestamente se basó, la de Shakespeare siempre la supera.
    No hay nada que hacer. No podrán nunca con él.
    Supongo que a estas alturas del comentario ya se habra dado cuenta usted de que yo adoro a Shakespeare.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

  3. Hola querido Felix, hoy las estrellas brillan en el horizonte azul. Recuerdos me trae esta entrade de mi estacia en Trinidad, dónde estudié las obras de este inmenso Autor que es Shakespeare.El Lehar, Otelo una maravilla que además vi en el cine y teatro. Una vida normal de luchas amores y desencuentros familiares. Pero no obstante siempre pienso que antes era más facil rodear de fantasias y leyendas a los personajes. Ahora con los paparazzi y medios de comunicación ya no caben historias. Lo importante de los autores y artistas en realidad son
    sus obras y no sus vidas privadas.
    Un beso

  4. La Dame Masquée…

    Cuanto envidioso, Madame. Parece un hecho que en algunas de sus obras cogió “ideas” prestadas de otras personas, pero el hecho irrefutable es que él le dió forma y las inmortalizó. Como vd. dice, nadie le superó, y además coincido con vd. en su exquisito gusto.

    Bisous

  5. Querida Katy…

    Hoy brillan las estrellas en el horizonte azul, sí. Yo a veces me preguntó ¿donde no ha estado Katy?, cada día nos sorprendes gratamente…
    Estoy de acuerdo contigo en el asunto de las vidas privadas de este y otros personajes. Sabes que por aquí han pasado ilustres con vidas extrañas e incluso disolutas, pero ¿que más nos tiene que dar?, lo importante para nosotros es su obra y su legado.

    Yo voy progresando favorablemente, como se suele decir, espero que tú también…

    Muchos besos

  6. anda que… Te imaginas que a alguien le diera por estudiar en plan dañino su obra y descubrieran que se la realizaba un negro…?.
    Si las dudas fueran con un escritor español, da por hecho, que conociendo el carácter español, estarían a ello.
    besos

  7. Félix querido, cómo estás?

    Que interesante la entrada de hoy y merecidísima como tributo a un genio literario como Shakespeare. De sus obras mi favorita es Hamlet. Me fascina la cantidad de téçnicas narrativas que es posible identificar en la obra, especialmente cuando dialogan Gertrudis, Hamlet y el Rey Claudio (tío de Hamlet), donde el uso del “yo” adopta varias formas, especialmente en labios de Gertrudis.

    Un beso y gracias por desenpolvar mis momorias sobre este autor.

  8. Tani…

    La batalla contra el virus la estoy ganando de momento, asi que estoy mejor, gracias.
    Esas técnicas narrativas que citas son únicas. Como hablan los personajes y como utiliza la primera persona en las conversaciones. ¿que podemos decir de Hamlet?… pues que es sencillamente deliciosa…

    Muchos besos

  9. Querido Felix, otro genio que nos muestras. Sus tragedias son magistrales, aunque yo prefiero las comedias. Y qué decir de las frases que nos han quedado para la posteridad con sus obras… cuántas veces habré dicho que daba “mi reino por un caballo”…o que estando encerrada en una cáscara de nuez me sentía reina de un espacio infinito..
    Muchos besos

  10. Hola Félix, qué interesante entrada, me has dado en la yema del gusto y sobre todo querido amigo me has ilustrado de muchos detalles de su vida familiar, como por ejemplo de esa diferencia de amor que profesaba el autor entre sus hijas.
    ¡Qué habrá pasado por la vida de este genio para que las circunstancias se hayan dado de esa manera!
    Lo voy a compartir con mis jóvenes alumnos.
    Un beso a la distancia para ti.

  11. Orianna…

    Desde que nació la pequeña Susan, fué la niña de sus ojos, solo vivía para ella. Sin embargo, desde que vinó al mundo Judith, nada más nacer, no tuvo nunca el cariño de su padre, que siempre se volcó en la primeriza. La pequeña ya vino en desgracia, porque lo es el no tener el cariño y el amor de un padre.
    Me alegra mucho que compartas con tus alumnos un pedacito de Historia..

    Muchos besos¡¡

  12. Marian…

    Menudo halago, marian, pero sinceramente no creo que sea así, ni tampoco es mi deseo. Lo que intento es hablar de pequeñas Historias que cambiaron el curso de la Humanidad. Y además disfruto con ello. Muchas gracias por tus palabras.

    Un beso

  13. Reconozco que no pude con “Hamlet” (su lectura), pero cuando leí (porque lo busqué): «- Ser o no ser, esa es (he ahí) la cuestión…», me satisfice plenamente y devolví el libro (de bolsillo) a la biblioteca.
    Luego estudié a Parménides y su frase «El ser es y el no ser, no es», de ser lo más absurdo y simple que había escuchado, pasó a ser mi frase favorita.
    P.D.: ‘Othello’ era representado por blancos pintados de negro y hombres vestidos de mujer, pero no se trataba de un carnaval.

  14. Me encanta leerte porque nos traes a personajes que conocemos generalmente por sus grandes obras, pero de los que raramente hemos leído sobre sus biografías… Al menos yo. Y resulta muy curioso, por ejemplo, conocer la faceta humana estos genios; y más chocante, si cabe, el hecho de haber enterrado a la melliza que sobrevivió lejos de la sepultura familiar.

    Siempre un placer, Felix. Veo que estás mejorando de aquella gripe fastidiosa.

  15. Onminayas…

    Detrás de cada genio hay una vida plagada de alegrías y tristezas como las nuestras, y es bueno saber un poco más de ellos.
    Ya vamos mejorando, gracias. Por cierto, no dejes de plantearte lo del concurso de relatos de RNE, que a buen seguro tienes éxito…

    Un abrazo

  16. @Mer
    Jajaja, pareces andaluza por las expresiones que utilizas.
    Noooo, no quiero envenenarte pa que te mueras, mujer, es una figura literaria. Yo te perdono en el nombre del Padre, del …. amén. Tira la escalinata, baby, que voy parriba que me las pelo 🙂

    Besos de azahar

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)