Inicio NOTICIAS Encontrados restos de vino más antiguos de la Historia

Encontrados restos de vino más antiguos de la Historia

Compartir

Este hallazgo merece un brindis: los seres humanos ya estábamos fermentando uvas hace unos 8,000 años en lo que ahora es la República de , según los científicos que encontraron lo que ahora se considera el lugar vinícola conocido más de la historia.

Los arqueólogos encontraron tarros de cerámica que mostraban evidencias de la elaboración del durante una excavación de dos centros neolíticos llamados Gadachrili Gora y Shulaveris Gora, que se encuentran en el sur del Cáucaso, a unos 50 kilómetros al sur de Tbilisi, la capital de Georgia.

Anteriormente, la evidencia más antigua de vinificación se encontraba en los montes Zagros de Irán, y databa entre 5500 el a.C. y el 5000 a.C. El nuevo descubrimiento, fechado en el 6000 a.C., demuestra que las personas disfrutaban de la bebida alcohólica entre 600 y 1,000 años antes de lo que pensábamos, afirmaron los investigadores.

Jarra neolítica de 8.000 años de aniguedad

Durante la excavación en Georgia, los arqueólogos descubrieron fragmentos de jarras de cerámica. Al analizar los residuos químicos de ocho de ellas, encontraron ácido tartárico, un compuesto orgánico polifuncional procedente de la uva.

“Creemos que este es el ejemplo más antiguo de cultivo de la vid eurasiática de crecimiento salvaje únicamente para la producción de vino”, afirmó el co-investigador del estudio Stephen Batiuk, investigador asociado del Departamento de Civilizaciones del Cercano y Medio Oriente en la Universidad de Toronto.

Durante el período neolítico, la gente comenzó a establecerse en aldeas permanentes, comenzando los cultivos agrícolas, la domesticación de animales, fabricación de herramientas de piedra pulida y desarrollo de artesanías, como cerámica y tejidos. Según los investigadores, estas “nuevas tecnologías” probablemente ayudaron a nuestros antecesores a elaborar vino.

Los investigadores analizaron los residuos en la base de este recipiente neolítico

“La cerámica, que era ideal para procesar, servir y almacenar bebidas fermentadas, se inventó en este período junto con muchos avances en arte, tecnología y cocina”, dijo Batiuk.

Varios análisis, incluidos arqueológicos, químicos, botánicos, climáticos y de radiocarbono, indican que la uva euroasiática conocida como Vitis vinifera era abundante en estos dos sitios neolíticos. Esta uva probablemente tenía condiciones ideales de cultivo en estas aldeas neolíticas, que tenían condiciones climáticas parecidas a las de las modernas regiones productoras de vino de Italia, España y Francia, dijeron los investigadores.

No es de extrañar que una vez que los antiguos agricultores dominaron el manejo de la uva, la cultura del vino no paró de crecer. El vino comenzó a inundar todo, e impregnó casi todos los aspectos de la vida, incluidos los tratamientos médicos, celebraciones especiales y comidas diarias. El vino se convirtió en el foco de cultos religiosos, farmacopeas, cocinas, economía y sociedad en todo el antiguo Cercano Oriente.

La vinicultura es compleja; incluye la domesticación, propagación, selección de rasgos deseables, prensas de vino, contenedores adecuados y cierres adecuados (como los tapones modernos), escribieron los investigadores en el estudio, que se ha publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

La vid eurasiática representa el 99.9 por ciento del vino mundial hoy en día

Referencias: artículo publicado en LiveScience 13 noviembre 2017 con referencias de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences Imágenes: LiveScience

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)