Senado vs Julio César en las Galias

6

Cuando Julio César intervino por vez primera en la Galia en el 58 a.C., la mayoría de las tribus lo acogieron como amigo y libertador. La organización territorial de aquel pueblo era caótica y estaba plagada de tribus independientes y hostiles entre ellas. Sin embargo, en el invierno del 52 casi todos los líderes y las tribus se unieron para expulsar a los romanos de sus tierras. Se convertiría en el mayor problema militar al que César se enfrentaría.
El resultado fue una guerra salvaje a escala masiva, la guerra que pondría a prueba los límites tanto del general romano como de su ejército. A menudo se dice que César era más un político que un militar aunque el éxito en el segundo aspecto fue fundamental para conseguir sus fines, no llegó a donde llegó de la nada…
César no fue diferente a sus contemporáneos en cuanto a sus ambiciones, salvo que tenía el talento y la determinación para llegar a lo más alto. La íntima conexión entre la guerra y la política en Roma tuvo otra consecuencia muy impotante: los gobernadores romanos tenían el poder Civil y Militar supremo dentro de sus provincias. Y algo más importante; tenían completa libertad de acción, ya que la lentitud de las comunicaciones provocaba que el Senado no pudiera controlar en tiempo real las disposiciones de sus gobernadores, para bien… y para mal. Así pues, esta lentitud provocaba conflictos de intereses.

Siempre es tentador ver paralelismos entre el mundo moderno, como Irak o Afganistán, y los tiempos antiguos. Sin embargo, las circunstancias no son iguales. César no entró en la Galia para crear una “democracia estable”, sino como un conquistador, buscando la gloria para sí mismo y la República. Y, por supuesto, no tenía que hacer frente a las confusas estructuras de mando actuales, ya que el Senado no podía entrar en contacto para ordenarle directrices inmediatas. De haber sido así, de no haber tenido autonomía, quizás Roma no hubiese conquistado las Galias
Según Plutarco, el resultado de la guerra fue 800 ciudades conquistadas, 300 tribus sometidas, un tributo de más de 40 millones de sextercios para César, un millón de prisioneros vendidos como esclavos y otros tres millones muertos en batalla. Aunque los historiadores antiguos son dados a exageraciones, ciertamente la conquista de la Galia por parte de Julio César fue la mayor gesta militar desde las campañas del gran Alejandro Magno.

Comentarios6 comentarios

  1. Ni César entró en la Galia “para crear una democracia estable”, ni los americanos se planteaban eso mismo en Irak o Afganistán como objetivo real a conseguir. Ambos perseguían otros beneficios menos altruístas.
    Un saludo.

  2. “La Historia de la Humanidad” Conquistas, reconquistas, avasallamientos, todo en base a l¡dos palabras “Libertad y Paz” Conquistadores y conquistados de una forma u otra cruenta la más de veces e incruenta otras. Pero ni hay paz ni hay libertad para ninguna de las partes. Los conquistados pugnaran por liberarse y y los conquistadores cuidando que no les muevan la silla.
    Odio las guerras.
    Bss

  3. Katy,
    Me tildan de pesimista cuando digo que “ni hay paz ni la habrá”. Ya son demasiados milenios y el ser humano sigue erre que erre. Sólo una catársis a nivel colectivo puede cambiar esto, una evolución a otro nivel.
    Bss

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)