Inicio Edad Moderna ¿Qué fue la Ilustración?

¿Qué fue la Ilustración?

Compartir

La Ilustración fue un movimiento cultural e intelectual europeo

La Ilustración, también conocida como la , fue un movimiento filosófico que tuvo lugar principalmente en y, más tarde, en América del Norte, a finales del siglo XVII y durante el siglo XVIII. Sus participantes pensaron que estaban iluminando el intelecto humano y la cultura después de la “oscura” Edad Media. Las características de la Ilustración incluyen el surgimiento de conceptos como la razón, la libertad y el método científico. La filosofía de la ilustración era escéptica respecto a la religión -especialmente de la poderosa Iglesia Católica- de las monarquías y de la aristocracia hereditaria. Fue el caldo de cultivo de las revoluciones y constituciones francesas y americanas.

Los historiadores no están de acuerdo exactamente cuando comenzó la Ilustración, aunque la mayoría está de acuerdo en que los orígenes de la Ilustración están vinculados a la Revolución Científica del siglo XVII. La Ilustración culminó en la (1789-1799) y fue seguida por el período romántico.

Las principales figuras de la Ilustración fueron , , , , , Adam Smith, , y entre otros.

Conceptos de la Ilustración

Durante la Ilustración, hubo más énfasis en los métodos científicos, la secularización del aprendizaje, la tolerancia religiosa, la educación universal, la libertad individual, la razón, el progreso y la separación de la iglesia y el estado. Algunos conceptos claves de la Ilustración son:

La razón. Los ilustrados creían que el pensamiento racional podía conducir al mejoramiento humano y era el modo de pensar más legítimo. Vieron la capacidad de razonar como la capacidad humana más significativa y valiosa. La razón podría ayudar a los seres humanos a liberarse de la ignorancia y la irracionalidad, y aprender a pensar razonablemente podría enseñar a las personas. Los filósofos de la Ilustración consideraban que la razón tenía un efecto igualador sobre la humanidad, porque los pensamientos y el comportamiento de cada uno serían guiados por el sentido común.

Escepticismo. En lugar de contentarse con la fe ciega, los pensadores de la Ilustración querían la prueba de que algo era cierto. Abogaron por los experimentos controlados científicamente y las experiencias personales. Los intelectuales ilustrados eran escépticos del derecho divino de reyes y monarquías en general, afirmaciones científicas sobre el mundo natural, la naturaleza de la realidad y la doctrina religiosa. Los teólogos buscaron reformar su fe durante la Ilustración, manteniendo una verdadera fe en Dios. El movimiento deísta se hizo popular durante la Ilustración.

Tolerancia religiosa. A pesar de ser escépticos con respecto a las instituciones religiosas, muchos pensadores de la Ilustración creían que las personas debían ser libres para adorar a quién quisieran. Los intelectuales de la Ilustración buscaron vigorosamente restringir el poder político de la religión organizada en un esfuerzo por reducir el estallido de guerras religiosas intolerantes.

Libertad. La tolerancia de la religión de la Ilustración está relacionada con el énfasis del movimiento en la libertad personal. Este concepto sostiene que Dios y/o la naturaleza dio a todos los seres humanos derechos básicos y que los humanos deberían ser libres para actuar sin restricción opresiva. Estos filósofos enfatizaron que el gobierno no tenía autoridad sobre la conciencia de un individuo. Los individuos tenían derechos, todos los hombres eran iguales y el poder político legítimo se basa en el consentimiento del pueblo y está obligado a ser representativo de la voluntad del pueblo.

Progreso. Los siglos anteriores a la Ilustración se caracterizaron por rápidos cambios, desde los descubrimientos de la Revolución Científica hasta la exploración del mundo y el avance en la técnica del arte durante el Renacimiento. Debido a esto, los pensadores de la Ilustración creían que la condición humana estaba mejorando con el paso de los años.

2 COMENTARIOS

  1. Sin Ilustración no puede haber modernidad, porque es un planteamiento nuevo de lo que somos y a dónde vamos. Como en España la hubo solo a medias (época de Carlos III y poco más. Luego ya se encargó Fernandito de borrar todo vestigio de racionalidad y modernidad) arrastramos tareas pendientes desde entonces.
    Un saludo, Félix.

    • Ciertamente Carlos III nos trajo algo de luz a un país lleno de suciedad y falto de urbanidad. El nefasto Fernando VII se encargó él solito de parar el tren hacia la modernidad. Sin razón, sin pensamiento, no hay avance.
      Un saludo, Cayetano!

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)