¿Por qué Suiza es un país neutral?

Durante siglos, la pequeña nación alpina de Suiza ha mantenido una política de neutralidad en los conflictos mundiales. Suiza no es el único país neutral del mundo. Irlanda, Austria y Costa Rica toman posturas no intervencionistas similares, pero sigue siendo la más antigua y respetada. ¿Cómo ganó su lugar único en la política mundial?

Los primeros movimientos hacia la neutralidad suiza datan de 1515, cuando la Confederación suiza sufrió una devastadora derrota contra los franceses en la batalla de Marignano. Después de aquello, la Confederación abandonó sus políticas expansionistas y buscó evitar conflictos futuros en interés de la auto-preservación.

Sin embargo, fueron las Guerras Napoleónicas las que determinaron el status de Suiza como nación neutral. Fue invadida por Francia en 1798, pero después de la derrota de Napoleón en Waterloo, las principales potencias europeas concluyeron que una Suiza neutral serviría como valiosa zona de “amortiguación” entre Francia y Austria y contribuiría a la estabilidad en la región. Durante el Congreso de Viena de 1815, firmaron una declaración afirmando la “neutralidad perpetua” de Suiza dentro de la comunidad internacional.

Congreso de Viena, 1815

Suiza mantuvo su postura imparcial durante la Primera Guerra Mundial, aunque movilizó su ejército y aceptó refugiados, pero se negó a tomar partido militarmente. En 1920, la recién formada Liga de las Naciones reconoció oficialmente la neutralidad suiza y estableció su sede en Ginebra. Un desafío más significativo a la neutralidad suiza vino durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el país se encontró rodeado por las fuerzas del Eje. Aunque mantuvo su independencia prometiendo represalias en caso de una invasión, siguió comerciando con la Alemania nazi, una decisión que resultó polémica después de que terminara la guerra.

Desde la Segunda Guerra Mundial, Suiza ha asumido un papel más activo en los asuntos internacionales ayudando con iniciativas humanitarias, pero sigue siendo férreamente neutral con respecto a los asuntos militares. Nunca se ha unido a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o a la Unión Europea, y sólo se unió a las Naciones Unidas en 2002. A pesar de su larga neutralidad, el país todavía mantiene un ejército con fines de defensa y obliga al servicio militar a tiempo parcial de todos los hombres entre los 18 y los 34 años.

Imágenes: Flickr Fuentes: history.com

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)

    • Vino bien en su momento porque tenían que tener un lugar neutral como marco para el dialogo de besugos. Hoy les viene de perlas a los evasores.
      Saludos, Cayetano

  1. Pingback: Bitacoras.com