Inicio Curiosidades Origen SOS como señal de socorro internacional

Origen SOS como señal de socorro internacional

Compartir

Tres puntos, tres rayas, tres puntos

“SOS” es un término fácilmente reconocible ahora, pero no siempre hubo una llamada de socorro reconocida internacionalmente. Fue en una Conferencia Radiotelegráfica celebrada en Berlín en 1906 donde se reconoció la necesidad de establecer una. Sin embargo, no fue hasta dos años después, el 1 de julio de 1908, cuando la señal del Código Morse Internacional “SOS” (tres puntos, tres rayas y luego tres puntos) se convirtió en la llamada oficial de socorro en todo el mundo.

Código Morse

Durante siglos, los barcos quedaban aislados tan pronto como desaparecían del alcance visual de la costa y de otros barcos. Esto significaba que si un barco tenía algún problema mientras estaba en el mar, podría hundirse sin que nadie supiera su destino. Este aislamiento terminó con la invención del  y del código Morse.

RMS Slavonia, el primer barco en usar SOS

El código Morse, inventado en 1830 en los Estados Unidos por , asignó una serie de guiones y puntos a cada letra del alfabeto. Éstos podrían entonces ser transmitidos con un telégrafo y ser descifrados por el receptor.

Pero no podía utilizarse internacionalmente de manera fiable, ya que no contaba con marcas diacríticas. Para corregir este problema, se celebró una conferencia en Europa en 1851, que creó el Código Morse Internacional.

Ahora que había un código universal que todos los marineros podían conocer y aprender, era el momento de crear una llamada de socorro universal.

– La primera llamada de socorro

En 1904, muchas naves transatlánticas tenían telégrafos sin hilos a bordo. Al darse cuenta de la necesidad de una llamada de socorro ampliamente reconocida, las letras “CQD” se convirtieron en la primera llamada de socorro. En ese momento, tanto en tierra como en el mar, las letras “CQ” precedían a cualquier mensaje general destinado a todas las estaciones.

“CQD” se interpretaba como «Come Quickly, Distress» («Vengan Rápido, Problemas»), aunque su auténtico significado era: CQ («Copy Quality», código de llamada general) y D («Distress», «Problema»).

En la Conferencia radiotelegráfica celebrada en Berlín en 1906, se señaló que era necesario que se adoptara una señal internacionalmente aceptada y reconocida de peligro. Gran Bretaña usaba “CQD” mientras que Alemania usaba “SOE”, por ejemplo. Se necesitaba una sola llamada de socorro.

LLamada de Socorro

Después de mucha discusión, se llegó a un consenso con las letras “SOS”. Aunque muchos les han dado diferentes significados como “Salvad nuestras almas”, ninguno es cierto. Las letras fueron elegidas por la facilidad y inconfundibilidad de los tres puntos, tres guiones y tres puntos y no por el significado de “SOS”.

Después de ser acordado en la conferencia de 1906, la señal del código Morse de tres puntos, tres guiones y tres puntos (enviados juntos, sin espacios) entró en efecto como la señal internacional de auxilio el 1 de julio de 1908.

El primer barco en apuros en radiar un SOS fue el Slavonia cuando naufragó cerca de las islas Azores el 10 de junio de 1909.

El

Aunque ya teníamos oficialmente la señal internacional de socorro, muchas personas todavía utilizaban la antigua señal de “CQD”. Incluso en 1912, cuando el Titanic comenzó a hundirse, su operador de radio envió la señal de socorro “CQD” hasta que otro operador le sugirió enviar también la nueva señal “SOS”. Se tardó varios años para que “SOS” reemplazara la vieja señal definitivamente.

Cuando las radios comenzaron a reemplazar el telégrafo, un término diferente se hizo necesario para la llamada de socorro. Tenía que ser una palabra que fuese fácilmente comprensible a través de la radio, pero que no se usara con regularidad en el día a día.

El término “Mayday” derivada del francés m’aider (‘ayudadme’, de la expresión completa venez m’aider, ‘vengan a ayudarme’) fue seleccionado en 1923 por el alto oficial de radio de Londres Frederick Stanley Mockford. Cuatro años más tarde, “Mayday” se convirtió en la llamada oficial de socorro de voz. Para asegurarse de que el mensaje está claro, es costumbre decir la palabra tres veces seguidas cuando se está en apuros.

Referencias: Historia y Cultura, ThoughtCo

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)