Inicio Edad Contemporánea Memorias de Gerónimo

Memorias de Gerónimo

Compartir

EFEEn el centenario de la muerte del último gran jefe apache, , sus han sido traducidas al español por la editorial Mono Azul bajo el título Soy apache. De ellas, se extrae que el gran jefe indio se comunicaba en español con el hombre blanco y fue su intérprete, S.M Barrett, quién vertió de ese idioma al inglés sus declaraciones en las .
Otra de las curiosidades que animaron a la editorial a publicar las memorias traducidas es que sus grandes enemigos no fueron los casacas azules del norte, sino las tropas mexicanas, que masacraron a mujeres y niños en una acción en la que la madre, la esposa y los tres hijos pequeños de Gerónimo perdieron la vida.
Esa pérdida lo llevó a convertirse en guerrero a los dieciséis años, organizando, al frente de tres tribus apaches, ataques contra el norte de México. Precisamente el gran jefe debe su nombre a una victoria sobre el ejército mexicano que se produjo el día de San Gerónimo.
Detenido en 1884, se fugó y resistió varios años hasta que, agotado y sin recursos, se entregó voluntariamente al general Miles, quien, según las memorias, le prometió que si firmaba un tratado podría volver a Arizona.
El trato no se cumplió y Gerónimo siguió siendo considerado un criminal, pasó varios años de trabajos forzados y, finalmente, en 1894 se instaló en Oklahoma como agricultor. Allí posó para los fotógrafos a cambio de dinero y se convirtió en una especie de atracción de feria.
Durante los últimos años de su vida dictó estas memorias, que Javier Lucini ha traducido ahora al español a raíz de su viaje a las reservas indias de Estados Unidos. Allí adquirió un ejemplar del libro. Al ser San Gerónimo el patrón de los traductores, se animó a ponerse manos a la obra.
Lucini ha declarado a Efe que entre sus proyectos se encuentra publicar en otoño un diario del viaje dedicado al pueblo apache “símbolo de la resistencia”, al que titulará Apacherías.

1 COMENTARIO

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)